Roams Logo
×
Imagen de cabecera

Descubre cómo funcionan los préstamos rápidos y sus posibles riesgos

roams logo
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el viernes, 12 de febrero de 2021

Los préstamos rápidos se pueden solicitar a través de entidades financieras online realizando una solicitud sin apenas papeleo y así conseguir el dinero en la cuenta en menos de 48 horas. Suena demasiado bien, sin embargo, el tipo de interés de este estos préstamos es más elevado de lo habitual y en caso de no devolver el préstamo en los plazos acordados, los intereses de demora son demasiado elevados. Así que antes de solicitar uno, asegúrate de que podrás devolverlo a tiempo.

Mejores préstamos rápidos

Producto Entidad Características
Préstamo Vivus Vivus
  • Pide hasta 1.000€
  • Plazo de devolución de 30 días
  • TAE: 0% (Solo el primer préstamo)
  • Comisión por mora del 1.1%
Préstamo MoneyMan MoneyMan
  • Pide hasta 1.300€
  • Plazo de devolución de hasta 4 meses
  • TAE: 3112.64%, sin intereses si lo devuelves en menos de 30 días
  • Comisión por impago 30€ + 1% de la cantidad prestada
Préstamo QuéBueno QuéBueno
  • Pide hasta 900€
  • Plazo de devolución de 30 días
  • TAE: 2424.60%
  • Impago: 10€ + 0.99% diario, además, a los 15 y a los 75, habrá que abonar otros 5€

¿Dónde puedes conseguir un préstamo rápido?

Es posible conseguir un préstamo rápido llamando por teléfono o rellenando un formulario a través de la página web de la entidad financiera que lo oferte. Los bancos tradicionales como el Santander o el BBVA no suelen conceder este tipo de préstamos, por lo general, los ofertan entidades financieras online que no disponen de oficinas físicas.


¿Qué entidades ofrecen préstamos rápidos?

Como hemos comentado anteriormente, las entidades que ofrecen préstamos rápidos suelen operar de manera online, y en algunos casos, su domicilio fiscal se encuentra en el extranjero.

Tras el auge de las entidades financieras online de los últimos años, cada vez operan más entidades de este tipo en nuestro país. Estas son algunas donde podemos pedir un préstamo rápido:


¿En cuánto tiempo tengo el dinero con un préstamo rápido?

El período de tiempo en el que recibiremos el dinero en nuestra cuenta es muy corto. Desde que solicitamos el préstamo rápido a la entidad financiera, lo más probable es que el plazo de aprobación sea de 15 minutos, si cumplimos con todos los requisitos.

En el momento de aprobación del préstamo, la entidad financiera enviará una transferencia hacia nuestra cuenta bancaria. La rapidez con la que se haga efectiva la transferencia dependerá en gran medida de las entidades financieras implicadas (prestamista y receptor). Si la entidad financiera tiene un acuerdo con nuestro banco recibiremos el dinero al instante y en caso contrario podría tardar entre 24 y 48 horas.


¿Cuándo es recomendable pedir un préstamo rápido?

En primer lugar, hay que aclarar que este tipo de préstamos tienen un tipo de interés más elevado que otros préstamos. Así que si pedimos un préstamo rápido debemos hacerlo siempre valorando los riesgos y posibles consecuencias. Ya que en caso de impago o demora, sus intereses pueden ser también muy elevados

Por lo tanto, lo primero en lo que debemos fijarnos es si realmente necesitamos el dinero o lo pedimos para un capricho como pueden ser vacaciones o comprar regalos de Navidad.

Por lo general, los préstamos rápidos suelen solicitarlos aquellas personas que deben afrontar un gasto urgente y puntual como puede ser pagar la factura de la luz, gastos puntuales como consultas a especialistas médicos o reparación del vehículo.

En definitiva, en caso de solicitarlo asegúrate de que realmente lo necesitas y valora los riesgos si no eres capaz de devolverlo a tiempo, su solicitud debería ser algo muy puntual y nunca convertirse en algo recurrente. Si no tenemos la certeza de devolverlo a tiempo, los préstamos familiares podrían ser una alternativa.


Requisitos para obtener un préstamo rápido

Este tipo de préstamos se suelen conceder sin realizar apenas papeleo pero aún así debemos de cumplir unos mínimos requisitos para obtener un préstamo rápido:

  • Edad mínima: ser mayor de edad y en algunas entidades nos exigirán que tengamos al menos 21 o incluso 25 años.
  • Edad máxima: también se establece una edad tope, podría ser de 65, 71 o incluso 80 años dependiendo de cada entidad financiera.
  • Residir en España.
  • Dependiendo de la entidad financiera y el importe solicitado podemos encontrarnos con uno de estos dos requisitos:
    • Sin necesidad de acreditar ingresos: comprobarán que no estamos en un listado de morosos.
    • Acreditando ingresos regulares: deberemos tener una nómina, prestación por desempleo, una pensión, renta de alquileres etc.
  • Ser titular de una cuenta bancaria o tarjeta.
  • En algunas entidades financieras se pide que el cliente no esté registrado en ningún fichero de morosos.

Préstamos rápidos para menores de 21 años

Si eres menor de 21 años es posible que no cumplas con el requisito de edad que establecen algunas entidades de crédito. Además, también es comprensible que tampoco dispongas de ingresos regulares en tu cuenta bancaria.

Sin embargo, sigue siendo posible conseguir un préstamo rápido siendo menor de 21 años, en algunas entidades es suficiente con tener más de 18 años. Además, si solicitamos un préstamo de un importe pequeño es posible que tampoco sea obligatorio cumplir con el requisito de ingresos recurrentes. Otra posibilidad es que otra persona te avale con su nómina.

¿Necesito justificar para qué quiero el dinero?

No, prácticamente ninguna entidad financiera nos preguntará para qué solicitamos el préstamo rápido.


Documentación para pedir un préstamo rápido

Una de las ventajas de los préstamos rápidos es precisamente la rapidez con la que pueden llegar a concedérnoslos, en apenas unos minutos podríamos tener la aprobación y el dinero disponible en un plazo de 24 o 48 horas. Pero aún así, hay que aportar un mínimo de información a la entidad financiera:

  • DNI para registrar nuestros datos y comprobar que somos mayores de edad.
  • Extracto de cuenta bancaria: será donde recibamos el dinero y además comprobarán que somos titulares de la cuenta.
  • En algunas entidades financieras es necesario un justificante de ingresos regulares como puede ser una nómina, prestación por desempleo, pensionistas etc.

¿Cómo se devuelve un préstamo rápido?

Los plazos y las condiciones para devolver el préstamo varían en función de cada entidad financiera.

Por lo general, un préstamo rápido se devuelve en un solo plazo, normalmente a los 30 días. Al tratarse de préstamos por cantidades bajas, no tendría mucho sentido devolverlo a plazos. Recuerda que cuanto más se tarde en devolver un préstamo mayor serán sus intereses.

Por otra parte, los préstamos rápidos de cantidades elevadas se devuelven por plazos mensuales. Aunque los préstamos rápidos más comunes son por importes inferiores a los 1.000€ y con un plazo de devolución muy corto.


¿Hay límite de importe para los préstamos rápidos?

Sí, dependiendo de cada entidad financiera podremos solicitar mayor o menor cantidad de dinero, siempre dentro de los propios límites que establezca cada entidad financiera. El límite más común comprende desde los 100€ hasta los 1.000€ aunque hay entidades que pueden llegar a concedernos cantidades mucho más elevadas.

Lo normal en este tipo de préstamos es solicitar cantidades pequeñas para cubrir alguna urgencia puntual. Recuerda que el tipo de interés de los préstamos rápidos es elevado y hay que tenerlo en cuenta si estamos pensando en pedir un préstamo por cantidades elevadas, ya que podríamos llegar a pagar una cantidad elevada en intereses.

Préstamos rápidos de hasta 50.000€

Los préstamos más solicitados no suelen superar la barrera de los 1.000€ pero es posible conseguir cantidades muy superiores. Por ejemplo, hay entidades que ofrecen préstamos rápidos de hasta 50.000€ a devolver en pocos meses o hasta en varios años. Recuerda siempre que cuanto más tardemos en devolverlo, mayor será el tipo de interés.

Es probable que para solicitar un préstamo rápido por cantidades elevadas nos exijan que dispongamos de ingresos regulares y que no figuremos en un listado de morosos. Recuerda que en caso de impago, los intereses de demora pueden llegar a ser verdaderamente costosos para el cliente. Así que analiza bien tu solvencia y los riesgos de pedir un préstamo de este tipo.


¿Puedo pedir un préstamo rápido si estoy en desempleo?

Sí, algunas entidades financieras ofrecen préstamos rápidos sin necesidad de acreditar ingresos aunque no deberemos figurar en ningún listado de morosos. Esta opción se da generalmente para préstamos de cantidades pequeñas.

En otras entidades financieras deberemos justificar que recibimos prestación por desempleo para conseguir el préstamo rápido, ya que se trata de uno de los requisitos a cumplir. Si somos desempleados de larga duración y por tanto ya no disponemos de la prestación, te podría avalar otra persona con su nómina.


Intereses y comisiones de los préstamos rápidos

Dependerá de cada entidad financiera pero por lo habitual, el primer préstamos rápido es gratuito, generalmente 300€ como máximo, y no pagaremos intereses ni comisiones (como por ejemplo un préstamo rápido en VIVUS). Siempre y cuando devolvamos el préstamo en el plazo establecido, en caso contrario, tendríamos que asumir intereses de demora.

Para las siguientes solicitudes dentro de la misma entidad financiera, tendremos como único coste el tipo de interés, o lo que es lo mismo, el precio que pagamos por el préstamo. Este tipo de préstamos no suele tener comisiones de apertura, gestión o de cancelación debido a que se tratan de préstamos a muy corto plazo y no requieren de apenas trámites.

Sin embargo, hay que señalar que el tipo de interés de este tipo de préstamos es más elevado al de un préstamo convencional.


Ventajas de los préstamos rápidos

Las ventajas de los préstamos rápidos son las siguientes:

  • Solicitud rápida y sencilla
  • Los requisitos a cumplir no son muy exigentes
  • Primer préstamo gratis en algunas entidades de crédito
  • Disposición del dinero en menos de 48 horas
  • No es necesario justificar el motivo por el cual solicitamos el préstamo

Desventajas de los préstamos rápidos

Las desventajas de los préstamos rápidos son :

  • Tipo de interés más elevado que otros tipos de préstamos
  • Riesgo de impago: los intereses de demora son también muy elevados y en ocasiones complicados de afrontar

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles