Roams Logo
×
Préstamos
roams logo
×
Imagen de cabecera

Cómo conseguir los mejores préstamos de 30.000 euros

Fernando Carrillo

Fernando Carrillo Entrada actualizada el viernes, 2 de octubre de 2020

En algunos momentos necesitamos una ayuda extra, con un préstamo de 30.000 euros podremos llevar a cabo esos proyectos que tenías pensados de la manera más rápida posible. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre estos préstamos.

¿Dónde pedir un préstamo de 30.000€?

Si necesitamos pedir un préstamo de 30.000€ lo más sencillo y seguro es que acudamos a nuestro banco o a alguna entidad financiera de confianza. Al no ser una cantidad muy elevada podremos solicitarlo en casi cualquier entidad.

Para estas cantidades, la mayor parte de los préstamos los ofrecen entidades tradicionales, como los bancos.


Préstamo 30.000 euros online

Si no te apetece esperar en la oficina de tu banco, también puedes solicitar tu préstamo de 30.000 euros de manera online, ya que cada vez más entidades ofrecen la opción de contratarlos a través de internet.

Por ejemplo, en CaixaBank podrás solicitar tu préstamo de 30.000 euros de manera completamente online, ya que puedes solicitar uno de sus préstamos personales por hasta 60.000€ a través de internet.

En el Banco Santander también encontrarás el Préstamo personal sin seguro, con el que puedes solicitar hasta 60.000€ de manera completamente online.

Podrás encontrar estos préstamos online en la mayoría de los bancos. Consulta en su página web para comprobar su disponibilidad.


Préstamo 30.000 euros sin aval

A la hora de pedir cualquier préstamo, lo más normal es que necesitemos asegurar a nuestro banco que vamos a devolver esa cantidad que nos ha prestado. El aval cumple esa función.

Sin embargo, si elegimos un préstamo personal de 30.000€, puede ser que nuestra entidad no nos exija un aval. Aun así, responderemos al impago con nuestros bienes presentes y futuros.

Por ejemplo, en BBVA ponen a tu disposición el Préstamo Personal Online, donde puedes solicitar hasta 75.000€ con papeleo mínimo.


Requisitos para conseguir un préstamo de 30.000 euros

A la hora de solicitar tu préstamo de 30.000 euros vas a tener que cumplir una serie de condiciones. Aunque estas pueden ser diferentes según la entidad, lo más normal es que tengas que cumplir los siguientes requisitos.

  • Ser mayor de 18 años
  • Tener un documento de identidad vigente.
  • Demostrar solvencia: esto suele hacerse presentando tu nómina o un justificante de ingresos.
  • No aparecer en cualquier lista de morosos: que tu nombre aparezca en alguna de estas listas, como ASNEF, va a impedir que consigas tu préstamo.

¿Cuánto pagaría por un préstamo de 30.000 euros?

Aunque lo que pagues por tu préstamo de 30.000 euros dependerá de las comisiones e intereses que imponga tu entidad, vamos a enseñarte cómo sería un préstamo de 30.0000€ a devolver en 10 años.

Para este ejemplo vamos a usar un préstamo de 30.000€ a devolver en 10 años con una TIN del 7,20%.

Con este préstamo acabarías pagando una cuota mensual de 351.42€, que se mantendría fija hasta que devuelvas la cantidad adeudada. Ten en cuenta que a esta cantidad también habría que añadirle los gastos de gestión u otras comisiones que añada el banco. P


¿En cuánto tiempo tengo que devolver un préstamo de 30.000 euros?

El plazo en el que tengas que devolver tu préstamo de 30.000 euros va a depender de las condiciones que te ofrezca la entidad bancaria. La mayoría suelen poner un tiempo máximo de devolución, aunque es diferente según el préstamo y la entidad.

Normalmente, para estos préstamos personales, el máximo suele estar generalmente en los 8-10 años. Aunque también hay entidades que ofrecen mayores plazos.


¿Qué ocurren en caso de impago de un préstamo de 30.000 euros?

No debes olvidar que, a la hora de contratar tu préstamo de 30.000€, tenemos la obligación de devolver ese dinero prestado. En el caso de no tener liquidez suficiente haremos frente a esas deudas con nuestros bienes, tanto presentes como futuros.

Esto significa que, en el caso de que no seamos capaces de devolver la deuda, el banco puede embargar nuestros bienes hasta que se cubra la deuda. En el caso de que tengamos un aval, el avalista se hará cargo de la deuda.


Ventajas de un préstamo de 30.000 euros

Los préstamos de 30.000 euros tienen una serie de importantes ventajas. Algunos de sus puntos más fuertes son los siguientes:

  • Fáciles de solicitar: al no ser cantidades demasiado elevadas, aunque tampoco pequeñas, son más fáciles de conseguir. Además, muchos de ellos se podrán solicitar de manera online.
  • Nos permite satisfacer nuestras necesidades de liquidez o financiación de manera rápida y segura.

Desventajas de un préstamo de 30.000 euros

Aunque un préstamo de 30.000 euros nos puede ayudar mucho en determinados momentos, también tiene una serie de desventajas que debemos tener muy en cuenta.

  • Pueden suponer un riesgo: en caso de impago tendremos que hacer frente a la deuda con todos nuestros bienes presentes y futuros hasta que se cubra la deuda.
  • Intereses elevados: al ser una cantidad de dinero elevada, si elegimos devolverla en un plazo de tiempo muy amplio, acabaremos pagando una gran cantidad de intereses en cada plazo.

Alternativas a un préstamo de 30.000 euros

Si no queremos asumir el riesgo que conlleva pedir un préstamo de 30.000€, existen en el mercado otras opciones que nos van a permitir conseguir esta financiación que necesitamos.

En el caso de que necesitemos el préstamo para pagar una deuda que hemos contraído anteriormente, puede que sea mejor renegociar esta deuda en vez de pedir el préstamo. De esta manera eliminamos el riesgo que supone este producto financiero.

También tenemos la opción de solicitar una línea de crédito a nuestro banco. De esta manera solo tendremos que pagar por aquella cantidad de dinero que utilicemos. Por lo que, si al final usamos menos de 30.000€ pagaremos menos a nuestro banco.