Roams Logo
×
roams logo
×
Roams Logo
Imagen de cabecera

Tarjetas de crédito para empresas, una solución a tu medida

roams logo
Llama gratis e Infórmate
Fernando Carrillo

Fernando Carrillo Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

Las tarjetas de crédito para empresas pueden ayudarte a gestionar los gastos de tu empresa de manera más sencilla. Sus múltiples opciones de personalización y de financiación pueden ser el mejor aliado para tu negocio, por grande o pequeño que sea.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito para empresas?

Las tarjetas de crédito para empresas tienen un funcionamiento idéntico a las tarjetas de crédito convencionales. Te permitirán aplazar las compras de tu negocio o acceder a opciones de financiación como el pago a plazos.

Este producto nos va a permitir también separar nuestros gastos personales y los de la empresa. Facilitando mucho la gestión de los gastos de nuestro negocio.

Además, las tarjetas destinadas a empresas también incluyen servicios especiales que pueden resultar muy útiles para tu negocio, ya sea grande o pequeño. Estas posibilidades adicionales son las que marcan la diferencia con las tarjetas convencionales.

Diferencia entre tarjetas de crédito para empresas y particulares

Como te contábamos, estas tarjetas para empresas incluyen servicios adicionales que no vamos a encontrar en las opciones para particulares. Estos servicios extra añaden un extra de utilidad a nuestra tarjeta y nos permitirán una mejor gestión de nuestro negocio.

Entre las principales diferencias que podemos encontrar entre una tarjeta para particulares y una tarjeta de crédito para empresas podemos encontrar las siguientes:

  • Emisión de múltiples tarjetas: podremos emitir más de una tarjeta de crédito vinculada a la misma cuenta. De esta manera, cada trabajador puede tener su propia tarjeta para los gastos de la empresa. Además, también podremos limitar el nivel de gasto de cada tarjeta de manera individual.
  • Limitación de gasto: además de poder limitar el nivel de gasto que puede hacer cada empleado también podemos limitar los establecimientos en los que está autorizado para utilizar la tarjeta de la empresa. De esta manera nos aseguramos un mejor control de los fondos de la empresa.
  • Acceso a facturas detalladas: cada mes podremos solicitar facturas de los gastos de nuestra tarjeta de crédito. Estas facturas tendrán información detallada de todos los movimientos desglosando el IVA.
  • Agrupación de tarjetas: podremos agrupar diferentes tarjetas individuales según los departamentos de nuestra empresa. De esta manera, podemos configurar las tarjetas del equipo de finanzas con unas determinadas características y las del equipo de recursos humanos con otras totalmente diferentes.
  • Personalización: algunas tarjetas de crédito para empresas permiten incluir el logo de la empresa para una mayor personalización.

Requisitos para tener una tarjeta de crédito para empresa

Para acceder a las tarjetas de crédito para empresas lo más normal es que, primero, necesitemos tener una cuenta para empresas. Por eso, primero tendremos que cumplir los requisitos de la cuenta y, después, los de la tarjeta.

  • Solo podrán solicitarlas aquellas empresas constituidas en España o con domicilio social en España, así como autónomos.
  • Pasar la evaluación de la entidad: a la hora de solicitar la tarjeta para tu negocio, el banco evaluará tu solicitud para garantizar que tu negocio la capacidad suficiente para hacer frente a futuras deudas que la tarjeta pueda ocasionar, así como el pago de los aplazamientos de las compras.

Recomendaciones para elegir la mejor tarjeta de crédito para empresa

Para elegir la tarjeta de crédito que mejor se adapte al ritmo de nuestro negocio y conseguir así más tranquilidad para ti. Algunos de los aspectos en los que nos debemos fijar son:

  • Flexibilidad: no solo a la hora de gestionar tus compras y acceder a opciones de financiación, sino también en cuanto a la configuración de las tarjetas. Una mayor flexibilidad te permitirá adaptar el funcionamiento de las tarjetas al ritmo de tu empresa y al de tus empleados.
  • Coste: cuanto menos te cueste mantener la tarjeta de crédito de tu empresa, mejor. Aunque muchas de las opciones tienen comisiones gratuitas, algunas opciones nos obligarán a cumplir una serie de condiciones, como un gasto anual determinado.
  • Control: la mejor tarjeta de crédito para tu empresa será aquella que te permita llevar un mejor control de los gastos de tu empresa. Deberás buscar tarjetas de crédito que te permitan acceder a información detallada de los movimientos de manera rápida, fácil y sencilla.
  • Ventajas adicionales: muchas tarjetas ofrecen ventajas adicionales como por ejemplo descuentos o bonificaciones si contamos con más de una tarjeta de crédito para empresas. Es importante también sopesar si estas ventajas extra nos convienen realmente.

No obstante, cada entidad puede tener condiciones muy distintas. Por ejemplo, las tarjetas de crédito para empresas de Qonto están incluidas dentro de una tarifa mensual por los servicios globales, las tarjetas en sí mismas no tienen ningún coste por mantenimiento (independientemente de los ingresos de tu negocio).


¿Quién puede usar la tarjeta de crédito de la empresa?

La tarjeta de crédito de la empresa puede ser utilizada tanto por los directivos como por los empleados de la empresa. En el caso de que los empleados necesiten tener acceso a la tarjeta es conveniente emitir una tarjeta para cada uno de ellos.

De esta manera, podrás personalizar los límites y posibilidades de las tarjetas en función de las necesidades de cada empleado. Podrás configurar límites de gasto, limitar las tiendas en las que las pueden usar y muchas opciones más. Además, también podrás comprobar los movimientos de manera individualizada, lo que te permitirá tener una información más completa y detallada del uso que se le da a las tarjetas de tu negocio.


Ventajas de las tarjetas de crédito para empresas

Las tarjetas de crédito para empresas ofrecen un sinfín de posibilidades especialmente diseñadas para negocios pequeños y grandes. Por eso, estas tarjetas ofrecen a tu empresa una serie de ventajas:

  • Mejor control de las finanzas de tu empresa: puedes consultar los movimientos que se han hecho con las tarjetas en cualquier momento y de manera sencilla. Esto, junto con la posibilidad de controlar el gasto de cada tarjeta de manera individualizada, nos permite tener una imagen más completa y detallada de cómo se usa el dinero de tu negocio.
  • Más flexibilidad: todas las opciones de personalización que ofrecen estas tarjetas las convierten en un producto muy versátil y una gran herramienta para tu negocio.
  • Mejores condiciones: estas tarjetas ofrecen mejores condiciones que las tarjetas convencionales. Muchas tienen comisiones gratuitas y te permiten acceder a opciones de financiación específicas para empresas.

Desventajas de las tarjetas de crédito para empresas

Aunque estas tarjetas ofrecen muchas oportunidades para nuestra empresa, también tienen ciertos aspectos negativos que también debemos tener en cuenta:

  • Gastos extra: las posibles comisiones que tengamos que pagar por utilizar estas tarjetas pueden suponer una carga para tu compañía.
  • Demasiada independencia: aunque podemos controlar de manera detallada en qué gastan los empleados el dinero de la empresa, debemos tener cuidado con esto.

Aunque las desventajas de este tipo de producto no son muchas, debemos tenerlas también en cuenta a la hora de gestionar este producto. Solo así conseguirás los mejores resultados.


Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles