Roams Logo
×
Préstamos
roams logo
×
Roams Logo
Imagen de cabecera

Préstamo familiar: no te quedes sin pedirlo

roams logo
Llama gratis e Infórmate
Beatriz Gallinas

Beatriz Gallinas Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

¿Necesitas dinero para afrontar un gasto elevado que tienes pendiente? Con un préstamo familiar, tendrás la solución. Te contamos todos los pasos que debes seguir para solicitarlo. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es un préstamo familiar?

Un préstamo familiar no es más que un préstamo entre algunos miembros de una misma familia. Generalmente, se suele dar entre padres e hijos, pero no tiene que ser siempre así, ya que puede darse de forma inversa o incluso entre hermanos, por ejemplo.

En cualquiera de los casos citados, tendríamos dos partes como es habitual en un préstamo. Por un lado, el que presta dinero para que su familiar pueda hacer frente a gastos de gran valor como la compra de un coche o una casa, entre otros. Y, por otro lado, el que recibe el dinero, quien tendrá la obligación de devolver esa cuantía en cuotas a lo largo de un determinado plazo de tiempo.

¿Qué ventajas tiene un préstamo familiar?

Además de que no tienes que acudir al banco para solicitarlo, normalmente no suele tener intereses.


¿Es lo mismo un préstamo familiar que unan donación?

En ocasiones, cuando oímos hablar de préstamo familiar podemos confundirlo con la acción de donar dinero por parte de un familiar a otro. Pero esto no es así. Y te vamos a explicar por qué.

  • Cuando hablamos de préstamo familiar, la cantidad económica que se presta, debe ser devuelta a quien lo concede en un plazo de tiempo. Y, además, tienes que tener en cuenta que este dinero debe ser declarado a Hacienda, ya que, de lo contrario, nos podríamos ver perjudicados con una sanción económica.
  • Cuando hablamos de donación, es el dinero con que un familiar quiere obsequiar a otro sin intención de recuperarlo. En este caso, es necesario que vayamos a un notario para formalizar el contrato y, por consecuencia, paguemos el denominado impuesto de sucesiones y donaciones. Este impuesto, que está regulado por cada Comunidad Autónoma, lo tiene que pagar la persona que recibe el dinero al tratarse de una donación en vida.

¿Cómo se garantiza un préstamo familiar?

Un préstamo familiar se garantiza a través de un contrato. Y es que si formalizamos por escrito este tipo de cuestiones, evitaremos cualquier problema legal con Hacienda.

Si hacemos todo adecuadamente, siempre será mucho mejor por si surge cualquier situación que nos pueda perjudicar.


¿Qué tengo que hacer si necesito un préstamo de un familiar?

¿Necesitas dinero para afrontar las cuotas de tu hipoteca? ¿O para las de tu coche? ¿O simplemente necesitas dinero para llegar a fin de mes? En estas o en cualquier otra situación, siempre que necesites un préstamo de un familiar, debes hacer lo siguiente:

  • Formalizar un contrato.
  • Cumplimentar todo los aspectos fundamentales del contrato: desde la cuantía del préstamo, tipo de interés (si lo hay), plazo y forma de devolución hasta los datos personales de las partes que efectuarán el préstamo.
  • Acudir al notario o simplemente hacerlo como contrato privado.
  • Generar una copia para cada una de las partes: la persona que presta, la que recibe y Hacienda.
  • Acudir a Hacienda para presentar el modelo 600.

¿A quién tengo que recurrir para formalizar un préstamo familiar?

Lo primero que hay que hacer es formalizar un contrato para el préstamo familiar que se va a realizar. Para ello, tienes la posibilidad tanto de hacer un contrato privado como de acudir a un notario. ¿Y qué debe recoger ese contrato?:

  • Datos personales de ambas partes: prestamista o persona que presta el dinero y prestatario o quien percibe el dinero.
  • Fecha de la firma del contrato.
  • Cuantía del préstamo: cantidad de dinero que se presta.
  • Cuotas: cada uno de los pagos de devolución del préstamo donde quede constancia tanto de la cantidad prestada como de los intereses generados, en caso de que los haya.
  • Tipo de interés del préstamo: si tiene o no intereses, ya que si el que presta el dinero, cobra intereses por dejarlo, tendrá, por tanto, la obligación de declararlo al fisco. Sin embargo, si el modelo de contrato de préstamo familiar va sin intereses, es decir, es un préstamo a título gratuito para hacer un favor a un familiar, nadie deberá pagar nada de ese préstamo familiar a Hacienda.
  • Forma de devolución del préstamo: es recomedable hacerlo a través de transferencias bancarias con su correspondiente comprobante para que se pueda demostrar.
  • Plazo de devolución del préstamo: tiene que ajustarse a la realidad. Es decir, si una persona con edad avanzada (75 años) decide prestar dinero a un familiar suyo y establecen un período de amortización o devolución del préstamo largo (30 años), puede parecer poco creíble y generar sospechas para Hacienda.
  • Posibilidad de cancelación anticipado del préstamo: se puede incluir esta opción en el contrato por si finalmente así sucediera.

¿Qué es el modelo 600 de Hacienda?

Una vez formulado y completado el contrato, el siguiente paso que hay que hacer es presentar el modelo 600 de este préstamo familiar. Si no sabes lo qué es, no te preocupes que aquí te vamos a contar todo lo que debes tener en cuenta para evitar cualquier problema.

El modelo 600 es el documento que sirve para presentar el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Lo que debes tener en cuenta es que un préstamo privado entre particulares, siempre que se realice entre personas físicas, está sujeto a imposición fiscal pero exento de tributación. O en otras palabras, que la autoliquidación de este impuesto está exenta, es decir, está libre de pago, pero si tienes la obligación de presentar el modelo a Hacienda en un plazo de 30 días desde que se firme el contrato.

Aspectos que debemos considerar con el modelo 600

  • ¿Quién debe presentarlo?La persona que recibe el dinero.
  • ¿Dónde hay que presentarlo?En la Delegación de Hacienda donde viva la persona que percibe el dinero.
  • ¿Hay un plazo de tiempo para presentarlo?Sí. El plazo es de 30 días desde que la persona recibe el dinero.
  • ¿Qué es lo que hay que presentar?El contrato del préstamo familiar firmado además del modelo 600 cumplimentado.

¿Y si soy yo el prestamista a otro familiar?

Es habitual que los préstamos familiares se hagan para la adquisición de bienes de gran valor como la compra de una vivienda, un coche, el pago de una hipoteca o simplemente la educación de nuestros hijos. Y aquí suelen ser los padres los que comúnmente entren en acción para ayudar a sus hijos. Pero puede ser que esta situación se dé al revés y sean los hijos quien presten el dinero a sus padres por una determinada circusntancia como, por ejemplo, el pago para acceder a una residencia de la 3ª edad. E, incluso, este préstamo puede llevarse a cabo también entre cónyugues.

Así que si somos nosotros mismos los que prestamos el dinero a otro familiar, deberemos llevar a cabo rigurosamente todos estos pasos para evitar cualquier inconveniente.

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles