Roams Logo
×
roams logo
×
Imagen de cabecera

Las mejores cuentas bancarias para parejas

Llama gratis e Infórmate
Fernando Carrillo

Fernando Carrillo Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

Si te acabas de mudar con tu pareja, abrir una cuenta para parejas o compartida puede ser la solución para no volveros locos controlando vuestros gastos comunes.

¿Qué es una cuenta para parejas o compartida?

Una cuenta para parejas o compartida es un tipo de cuenta que vamos a poder compartir con otra persona, así de simple.

De esta manera ambas personas van a poder hacer uso del dinero que tengáis depositado, ingresar dinero, hacer transferencias... Es decir, que las dos personas van a poder hacer las mismas operaciones con ella.


Características de una cuenta para parejas

La principal característica que tiene que tener una cuenta para parejas es la cotitularidad. Esta es la característica que hace que ambas personas puedan usar la cuenta al mismo tiempo.

Esto quiere decir que ambos tendréis los mismos derechos sobre el dinero que haya en la cuenta, pero también las mismas obligaciones. Es decir, que en caso de deuda ambos seréis igualmente responsables.

Además de esto, estas cuentas permiten asociar dos tarjetas de crédito o débito a la misma cuenta para que podáis hacer compras de manera independiente.

Como puedes ver, es prácticamente lo mismo que una cuenta de toda la vida, pero que pueden usar dos personas al mismo tiempo. Es por eso que es ideal para parejas.

Cuenta corriente compartida

Una cuenta corriente compartida te va a permitir a ti y a tu pareja depositar vuetros ahorros en el banco.

La principal diferencia de este producto con otros similares es que, no obtendréis intereses por ese dinero que hayas depositado. De esta manera, funciona de manera similar a una hucha.

Además, podréis disponer de ese dinero en cualquier momento, ya que está siempre disponible y listo para ser usado. De esta manera podréis ingresar vuestros ahorros para hacer compras o domiciliar facturas conjuntas.

Cuenta de ahorro compartida

Una cuenta de ahorro compartida os va a permitir ingresar vuestro dinero y recibir intereses por él. Es decir, el dinero que metáis generará intereses que irán aumentando poco a poco vuetros ahorros.

De esta forma, podréis sacar y usar vuestro dinero para lo que necesiteis mientras va creciendo poco a poco.

Aun así, algunas de estas cuentas ponen limitaciones a la cantidad de dinero que se puede retirar en un determinado plazo de tiempo, así que tendréis que tener ojo con eso.


Requisitos para abrir una cuenta con tu pareja

Para abrir una cuenta con nuestra pareja no es necesario cumplir una gran cantidad de requisitos. Normalmente, suelen ser los mismos que para abrir una cuenta tradicional.

  • Ser mayor de 18 años.
  • Para algunas de estas cuentas tendremos que domiciliar nuestra nómina, aunque no siempre es necesario.

Como puedes ver los requisitos son casi mínimos, por lo que es muy sencillo abrir nuestra cuenta para parejas. Una particularidad la podemos encontrar por ejemplo en la cuenta inteligente EVO dos titulares, en la que un requisito es que la segunda persona añadida no puede tener otra cuenta independiente en la entidad.

Lo único que tenemos que dejar muy claro a la hora de abrir la cuenta es que vamos a compartir la titularidad de la cuenta con otra persona o, como alternativa, designarla como autorizada para que pueda acceder a los fondos.


Ventajas de las cuentas compartidas

El poder compartir la cuenta con nuestra pareja y poder gestionar los ahorros conjuntamente nos va a ofrecer una gran cantidad de ventajas con respecto a una cuenta tradicional.

  • Gestión más cómoda: al poder hacer todas las operaciones conjuntamente y sin necesitar de ninguna autorización las gestiones se pueden hacer más fácilmente.
  • Facilita el ahorro común: al tener una cuenta conjunta ambos podréis aportar vuestro granito de arena para ahorrar de manera conjunta.
  • Mejor control presupuestario: al poder ver de una sola vez todos los movimientos que habéis hecho, podéis ver a qué habéis destinado vuestro presupuesto y cómo controlarlo mejor.

Desventajas o inconvenientes de las cuentas compartidas

Compartir una cuenta bancaria con otra persona, aunque sea nuestra pareja, es un tema delicado. Es por eso que también tiene una serie de inconvenientes añadidos.

  • Dificultad para dar de baja: si la relación no va bien, cerrar la cuenta compartida es algo más complejo que con una cue ta tradicional.
  • Desventajas fiscales: al tener una cuenta compartida, Hacienda designará los fondos a partes iguales para ambos titulares.

¿En qué situaciones me puede venir bien tener una cuenta compartida con mi pareja?

Una cuenta compartida te puede venir muy bien cuando tu pareja y tú hayáis empezado a vivir juntos. De esta manera ambos podréis contribuir para pagar las facturas y otros gastos de manera conjunta.

De esta forma evitaréis tener que hacer molestas transferencias o cuentas para cuadrar cuánto tiene que pagar cada uno.

Además, de esta manera ambos podéis empezar proyectos de ahorro de manera conjunta y aportar de manera equitativa a esos proyectos.


¿Cómo cancelar una cuenta conjunta?

Para cancelar la cuenta compartida, ambos titulares deben presentarse en la oficina donde abrieron la cuenta conjunta.

Al ser algo complejo cuadrar los horarios para acudir al mismo tiempo, algunas entidades permiten que los titulares se presenten por separado para firmar los documentos y continuar con el proceso.

De todas formas, hay algunas entidades que permiten a sus clientes cancelar la cuenta de forma online.

Para cancelar una cuenta conjunta ambos titulares deben de estar de acuerdo. Si no, no se podrá cancelar la cuenta.

¿Se puede dar de baja un único titular?

En caso de que solo queramos dar de baja a un único titular y no eliminar la cuenta de forma completa, también podremos hacerlo.

Para ello tendremos que acudir al banco para darnos de baja como cotitular. Aunque, para ello, también necesitaremos que la otra persona tenga conocimiento de esto.

Sin embargo, si en la cuenta existen descubiertos u otras deudas, el banco no nos va a permitir darnos de baja.