Roams Logo
×
Finanzas
roams logo
×
Roams Logo

¿Cómo renegociar una hipoteca?

199 personas han leído este post
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el viernes, 25 de junio de 2021

Finanzas logo

Renegociar una hipoteca nos permite conseguir mejores condiciones. Este tipo de gestión se hará con la entidad bancaria de nuestra hipoteca. Eso sí, habrá que tener en cuenta que este trámite conlleva determinados costes.

¿Se puede renegociar la hipoteca?

Sí, renegociar una hipoteca es posible. Para ello habrá que ponerse en contacto con la entidad bancaria con la que se tiene contratado el préstamo.


Novación y renegociar hipoteca, ¿es lo mismo?

Sí. Aunque de forma coloquial se conoce como renegociar, su nombre técnico es novación de hipoteca. Se trata de una modificación de las condiciones de una hipoteca ya firmada. Estas pueden referirse a:

  • Ampliación del préstamo hipotecario.
  • Reducción del préstamo hipotecario.
  • Variación del tipo de interés de la hipoteca.
  • Modificar el plazo de amortización o el sistema pactado.
  • Cambio en las garantías.
  • Cambio de divisa.

Cómo renegociar las hipotecas

La renegociación de la hipoteca se hará con la entidad con la que se tiene contratado el préstamo. Para ello será necesario ponerse en contacto con la misma y hablar de las modificaciones que se desean hacer. Se podrán cambiar varias condiciones de la hipoteca, o sólo una.

En ocasiones será necesario volver a presentar algunos de los documentos o requerimientos solicitados en la primera firma. Una vez se hayan acordado los cambios con la entidad, se realizará un nuevo contrato. A partir de su firma, se tendrán en cuenta los nuevos aspectos firmados entre cliente y entidad.

En el caso de que la renegociación de la hipoteca con el banco no llegue a buen puerto cabe la posibilidad de hacer una subrogación de hipoteca. Esto significa llevar tu hipoteca a otro banco para mejorar condiciones, algo similar a una portabilidad en telefonía.


Cómo renegociar una hipoteca que no puedo pagar

Existen situaciones en las que puede complicarse el hacer frente a la hipoteca. En caso de no poder pagar de forma temporal, lo mejor será intentar negociar con el banco. Hay que tener en cuenta que la entidad estará también interesada en que esta deuda no aumente, por lo que suelen estar abiertos a dicha negociación. De esta forma será posible:

  • Ampliar el plazo de amortización de la hipoteca, pagando menos en cada cuota.
  • Que permitan una carencia total o parcial de la hipoteca.
    • Total: podrás estar un tiempo determinado sin pagar las cuotas.
    • Parcial: solo pagarás los intereses durante el tiempo estipulado por tanto, la cuota será mucho menor.
  • Reunificar, en caso de que existan, todos las deudas que se tengan con la entidad para pagar una sola cuota y con un importe menor.

Si bien esta es la opción más recomendable, no es la única. También existen tanto la dación en pago, como esperar a que sea la entidad la que reclame la deuda por vía judicial (ejecución hipotecaria).

  • Dación en pago:
    • También implicará una negociación con el banco.
    • La entidad pasa a ser la propietaria de la vivienda.
    • Pagarás una cuota de alquiler para poder seguir viviendo en ella.
  • Ejecución hipotecaria
    • Implica una subasta de la vivienda, por lo que perderás tu condición sobre ella.
    • Puede implicar otros gastos y embargos: si la tasación de la vivienda es menor del dinero adeudado, continuarás debiendo un dinero que tendrás que abonar a la entidad.

¿Cuánto cuesta renegociar la hipoteca?

A la hora de renegociar una hipoteca no existe un coste o precio fijo. Todo dependerá de los distintos porcentajes y cuantías de los pagos estipulados. También de cual sea tu entidad y sus condiciones en ese momento. Por norma general, se afrontarán los siguientes gastos:

  • Comisión de novación: se sitúa entre un 0% y un 0,5%.
  • Gastos de gestoría: pueden alcanzar, incluso, los 400€. Sin embargo no se recomienda que supere los 250€.
  • Gastos de notaría: variará entre un 0,2% y un 0,05% del capital pendiente de amortización. Se tata de un gasto regulado, por lo que nunca podrá superar esos porcentajes.
  • Registro de la propiedad.
  • Tasación: en el caso de la subrogación puede suceder que la nueva entidad quiera realizar una nueva tasación de la vivienda.

En el caso de la subrogación los gastos siempre van a ser mayores que en la novación o renegociación con tu entidad. Entre otros motivos, porque pueden eliminarse algunos de los gastos en función de cuáles sean las condiciones a modificar. Como por ejemplo la escritura pública o los gastos de notaría.


Cada cuántos años renegociar hipoteca

No existe un plazo estipulado para renegociar la hipoteca. Se recomienda esperar, al menos, a los tres años. Si se ha cumplido correctamente con las cuotas, la entidad suele estar abierta a la novación.

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 3 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles