Roams Logo
×
Gráfica económica del euribor

¿Cómo incide el Euríbor en tu hipoteca?

83 personas han leído este post
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el viernes, 12 de noviembre de 2021

Finanzas logo

Hipotecas y euríbor son dos conceptos que están estrechamente relacionados. Así que cuando vayas al banco a pedir tu hipoteca deberás tener la vista puesta en el euríbor (entre otras cuestiones) . Te contamos por qué ¿Te vas a quedar con la duda?

¿Qué es el euríbor?

Si aún no sabes qué es el euríbor, no te preocupes, ¡nosotros te lo contamos! El euríbor es el acrónimo de Europe Interbank Offered Rate, o lo que es lo mismo, el tipo europeo de oferta interbancaria.

En otras palabras, el euríbor (que viene fijado por el Banco Central Europeo) es el tipo de interés al que se prestan dinero entre sí las entidades bancarias europeas. Pero, ¡ojo! debes tener en cuenta que el euríbor no es únicamente un tipo de interés, sino un conjunto, ya que los bancos al prestarse efectivo entre ellos utilizan diversos intereses en función del plazo de amortización al que se lo presten. Por ello, podemos hablar de:

  • euríbor a un mes.
  • euríbor a tres meses.
  • euríbor anual.

Y es que al igual que tú acudes habitualmente a tu entidad financiera cuando necesitas dinero, con los bancos ocurre igual. Así, cuando en algún momento lo requieren, pagan ese porcentaje o tipo de interés denominado euríbor cuando un banco presta dinero a otro.


¿Cómo afecta el euríbor a la hipoteca?

Si quieres comprar un piso y decides ir al banco a pedir una hipoteca, debes tener en cuenta que la evolución del euríbor afectará en gran medida a tu préstamo hipotecario, pero solo si el tipo de interés es variable. Si es fijo, siempre pagarás la misma cuota.

¿Qué elementos intervienen en una hipoteca variable?

  • Por un lado, el diferencial, que es un porcentaje fijo establecido por el banco.
  • Por otro lado, el índice de referencia, siendo el euríbor uno de los más habituales en nuestro país para hacer estas variaciones.

Teniendo en cuenta estos aspectos, siempre que solicitemos una hipoteca con un interés variable, éste se verá alterado por el valor del euríbor.

Así, por ejemplo, si el euríbor está al 0,2% y el diferencial es del 1%, el tipo de interés asignado al préstamo que has pedido será del 1,2%. Pero como sabes, una hipoteca siempre tiene un plazo de amortización elevado, por lo que el tipo de interés se verá alterado a medida que avance el tiempo.

Y si cuando el banco lo examine (generalmente cada 12 meses), el euríbor ha bajado hasta el 0,1%, en este caso, el tipo de interés que se aplicará será del 1,1%.

Por lo tanto, cuanto menor esté este índice de referencia (euríbor) menor cantidad tendrás que abonar en la cuota de tu hipoteca. Por el contrario, si sube, tendrás que pagar una cuota más elevada.


¿Cuál es el euríbor actual?

Actualmente, el euríbor se mantiene en niveles negativos, tendencia que viene dándose en los últimos tiempos. Por ejemplo, en este mes la media provisional es de -0,26%.


Calcular las cuotas de tu hipoteca con euríbor

Para hacer cálculos sobre tu hipoteca, debes tener en cuenta los siguientes factores:

Cuota = Capital / (((1 + Tipo de interés efectivo)^(nº cuotas)-1)/(Tipo de interés efectivo x(1 + Tipo de interés efectivo)^(nº cuotas)))

Intereses = Capital vivo anterior x Tipo de interés efectivo

Amortización = Cuota - Intereses

Capital vivo = Principal - Capital amortizado

Capital amortizado = Suma de la amortización mes a mes

  • Principal o nominal: cantidad de dinero que tú como cliente pides al banco.
  • Período: número total de pagos que tendrás que efectuar.
  • Cuota: cantidad de dinero que tienes que pagar para ir devolviendo el préstamo.
  • Intereses: parte de la cuota del préstamo destinada a amortizar los intereses del mismo.
  • Amortización: parte de la cuota del préstamo destinada a pagar el principal o nominal del préstamo (no los intereses).
  • Capital vivo: es la cantidad que a medida que transcurre el tiempo debemos al banco.
  • Capital amortizado: es lo contrario al capital vivo. Es decir, la parte que ya hemos pagado.

Imaginemos que pedimos al banco un préstamo hipotecario de 20.000€ con un tipo de interés nominal del 3% (equivalente a un 0,25% de tipo de interés efectivo) a devolver en 12 meses.

Al ser una hipoteca con un tipo de interés variable, tendremos que tener en cuenta el valor del euríbor. Por ello, si tenemos que devolver el dinero en un plazo de 12 meses, el banco nos podrá revisar el tipo de interés a los 6 meses (si así se estima en el contrato) y en función de cómo esté en ese momento el euríbor, aplicará el tipo de interés correspondiente para los 6 meses siguientes.

Ejemplo cálculo cuotas de tu hipoteca con euríbor
Período Cuota Intereses Amortización Capital vivo Capital amortizado
0       20.000€  
1 1.693,87€ 50€ 1.643,87€ 18.356,13€ 1.643,87€
2 1.693,87€ 45,89€ 1.647,98€ 16.708,14€ 3.921,86€
3 1.693,87€ 41,77€ 1.652,10€ 15.056,04€ 4.943,96€
4 1.693,87€ 37,64€ 1.656,23€ 13.399,80€ 6.600,20€
5 1.693,87€ 33,50€ 1.660,37€ 11.739,43€ 8.260,57€
6 1.693,87€ 29,35€ 1.664,53€ 10.074,91€ 9.925,09€

A los 6 meses, como decíamos anteriormente, nuestro banco nos revisará el tipo de interés y en función de cómo esté el euríbor así se aplicará. Si antes teníamos un tipo de interés nominal del 3%, ahora este es del 2% (equivalente a un 0,3% de tipo de interés efectivo), lo que se aplicará a las cuotas que nos quedan por devolver hasta finalizar.

Ejemplo cálculo cuotas de tu hipoteca con euríbor
Período Cuota Intereses Amortización Capital vivo Capital amortizado
0       10.074,91€  
7 1.698,80€ 33,58€ 1.665,21€ 8.409,69€ 1.665,21€
8 1.698,80€ 28,03€ 1.670,76€ 6.738,93€ 3.335,98€
9 1.698,80€ 22,46€ 1.676,33€ 5.062,60€ 5.012,31€
10 1.698,80€ 16,88€ 1.681,92€ 3.380,68€ 6.694,23€
11 1.698,80€ 11,27€ 1.687,53€ 1.693,15€ 8.381,75€
12 1.698,80€ 5,64€ 1.693,15€ 0,00€ 10.074,91€

¿Hay hipotecas fijas con euríbor?

No, las hipotecas fijas no están afectadas por el euríbor. Si aún no has contratado una hipoteca y quieres olvidarte del euríbor, siempre tienes la opción de hacerte con una hipoteca con un tipo de interés fijo.

Y si, por un casual, ya cuentas con una hipoteca a tipo variable, y no quieres depender del valor del euríbor, siempre puedes optar a cambiarte a una hipoteca fija. ¿Cómo? Tienes dos vías:

  • Novación: modificación de las condiciones de tu hipoteca.
  • Subrogación hipotecaria: traslado de tu hipoteca a otra entidad financiera.

En cualquier caso, ambas alternativas podrían suponer costes o comisiones, por lo que antes de llevarlo a cabo, comprueba si te compensa hacerlo.


¿En qué más fijarse en los intereses de la hipoteca?

Uno de los elementos clave en tu hipoteca es el tipo de interés. Así cuando vayamos a solicitar la hipoteca, el banco nos fijará el TIN o Tipo de Interés Nominal, que no es más que el porcentaje que fija la entidad como concepto de pago por el dinero que nos prestan. Es decir, es el tipo de interés o coste de un producto financiero.

¿Y cómo se obtiene el TIN mensual en nuestro préstamo hipotecario?

TIN= euríbor mensual + diferencial

Por ejemplo, si el euríbor es de -0,157% y el banco nos aplica un diferencial de un 2%, el TIN será de 1,843%. Pero con este tipo de interés no veremos reflejados el resto de gastos de nuestro préstamo.

Sin embargo, la TAE o Tasa Equivalente Anual es un indicativo más real y completo ya que se incluye:

  • El TIN o Tipo de Interés Nominal
  • Comisiones
  • Importe del préstamo
  • Frecuencia de pagos

Y es que, a pesar de que la TAE no incluye el coste de conceptos como los gastos de notario cuando queramos escriturar la hipoteca, debemos tomar la TAE como referencia.

Por ejemplo, si desde el banco fijan el TIN al 0% en una hipoteca de 120.000€ con un plazo de amortización de 25 años y una comisión de apertura del 2% (2.400€), esto no quiere decir que el coste de nuestra hipoteca vaya a salir gratis, sino que tendremos una TAE de 0,162%.

Descubre cuál es la mejor hipoteca del mercado

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 3 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.