Roams Logo
×
Depósitos
roams logo
×
Imagen de cabecera

Depósitos a un año: características, ventajas y desventajas

Llama gratis e Infórmate
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el viernes, 2 de octubre de 2020

Los depósitos a un año es uno de los productos financieros preferidos por los ahorradores ya que les permite generar una rentabilidad en poco tiempo. Y además, se trata de un producto sin apenas riesgo ya que se encuentran protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Características de los depósitos a un año

Los depósitos a un año tienen una duración de 12 meses, aunque en algunas entidades financieras existe la posibilidad de renovación año a año. Este tipo de depósitos se caracteriza por lo siguiente:

  • La rentabilidad y por tanto tipo de interés para depósitos a un año es fijo y no puede variarse. El cliente sabrá en todo momento cuáles serán los rendimientos de su inversión
  • La liquidación de los intereses puede variar en función de cada entidad financiera. Pudiendo ser mensual, trimestral o tras el vencimiento del depósito
  • Límites: tanto la inversión mínima como la máxima dependerá de cada entidad financiera
  • Disponibilidad: el cliente no podrá retirar fondos del depósito durante la vigencia del mismo. En algunas entidades es posible la cancelación anticipada aunque puede conllevar un coste

¿Cómo elijo el mejor depósito a un año?

Lo sencillo sería buscar los depósitos a un año más rentables pero no es el único factor a tener en cuenta a la hora de encontrar el mejor depósito. También deberíamos seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Compara diferentes entidades financieras para encontrar las más interesantes
  2. Asegúrate de que la entidad financiera elegida está adherida al Fondo de Garantía de Depósitos
  3. Fíjate si se permite la cancelación del depósito de manera anticipada. Y en tal caso de cuánto sería la comisión de cancelación, cuanto más baja mejor para nosotros claro está
  4. Evita en la medida de lo posible las entidades que exigen como condición que contrates otro producto adicional con ellos, como podría ser tarjetas, seguros etc

¿Qué impuestos debo pagar ante Hacienda por los depósitos a un año?

Los intereses que obtendremos por un depósito a un año son considerados por Hacienda como un rendimiento del capital inmobiliario. Por lo tanto, se aplicará a nuestros beneficios el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) establecido en las siguientes franjas:

  • Ganancias de hasta 6.000€: 19%
  • Ganancias de hasta 50.000€: 21%
  • Ganancias a partir de 50.000€: 23%

¿Cómo calcular la rentabilidad de un depósito a un año?

Calcular la rentabilidad de un depósito a un año es de lo más sencillo ya que se trata de un producto muy simple. La rentabilidad de un depósito está marcada por la Tasa Anual Equivalente (TAE), este dato indica el porcentaje de interés que ganaremos en un año con el depósito y es el dato que utilizaremos para comparar los depósitos entre las distintas entidades financieras.

A la hora de calcular la rentabilidad tan solo deberemos conocer los siguientes datos y aplicar unas sencillas operaciones:

  • TIN (Tipo de Interés Nominal)
  • Inversión
  • Plazos del depósito
  • Porcentaje de retención aplicable

Ejemplo práctico: inversión de 12.000€ en un depósito a 12 meses con una rentabilidad TIN del 1%

  1. Cálculo de intereses brutos obtenidos: 12.000 x 0,01 = 120€
  2. Cálculo de intereses netos: 120 - (19% sobre 120) = 97,20€

Como podemos comprobar es bastante sencillo, en el caso del ejemplo, obtendríamos una rentabilidad de 97,20 € después de invertir un total de 12.000€ a un año.


¿Los depósitos a un año están protegidos por el FGD?

Sí, los depósitos bancarios a un año son uno de los productos que están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos. Este fondo nos garantiza hasta un máximo de 100.000€ por cada titular y entidad financiera, en el supuesto de que una entidad financiera entre en concurso de acreedores. Eso sí, tenemos asegurada nuestra inversión inicial y no los rendimientos de esa inversión.

Por lo tanto, tan solo deberemos comprobar que la entidad financiera en la cual vamos a contratar el depósito a un año esté adherida al FGD. También es aconsejable diversificar nuestras inversiones y no disponer de más de 100.000€ en una misma entidad financiera.


Ventajas de los depósitos a un año

Las ventajas de los depósitos a un año son las siguientes:

  • Obtención de beneficios en tan solo un año. De esta forma no se depende tanto de otros factores como la inflación, como sí puede ocurrir en otros depósitos a más largo plazo
  • Posibilidad de renovación en algunas entidades financieras
  • Sencillez: fáciles de entender y sabremos de antemano cuánto dinero ganaremos
  • Seguridad: están asegurados hasta 100.000€, por lo que no perderemos nuestra inversión inicial
  • Contratación rápida sin apenas trámites

Desventajas de los depósitos a un año

Ya hemos visto las ventajas, pero como cualquier otro producto, siempre existe la otra cara de la moneda. Estas son las desventajas de los depósitos a un año:

  • La rentabilidad no es la mejor. También es cierto que no asumimos apenas riesgo, así que es comprensible
  • No hay ventajas fiscales. Tendremos que declarar los beneficios que hayamos obtenido
  • Disponibilidad limitada. Al contratar un depósito a un año nos comprometemos a no tocar ese dinero mientras dure el depósito. En algunas entidades hay opción de cancelación pero conlleva una comisión
  • Algunas entidades financieras exigen algún tipo de vinculación

¿Es posible cancelar un depósito a un año?

La posibilidad de cancelación dependerá de cada entidad financiera. Por eso es importante revisar este dato antes de realizar la contratación y cubrirnos ante la posibilidad de que nos surja una emergencia y necesitemos disponer de capital.

No obstante, las entidades que permiten cancelar el depósito suelen establecer una comisión. Aunque por Ley, esta comisión no puede ser mayor a los intereses devengados hasta la fecha de vencimiento del depósito.

¿Hay posibilidad de cancelación parcial?

Igualmente, dependerá de cada entidad financiera. Algunas entidades permiten la cancelación parcial del depósito, esta retirada parcial también dispone de comisión de cancelación aunque puede haber alguna entidad financiera que permita retirar parte del depósito de forma gratuita.