Roams Logo

¿Cómo hay que calcular los intereses a plazo fijo?

logo Roams
Última actualización: 21 de febrero de 2024
Isbelt Martín
3.515 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

¿Necesitas saber qué depósito te saldrá más rentable? No tienes más que calcular los intereses a plazo fijo para saber con qué opción te tienes que quedar. Te explicamos cómo usar una calculadora de depósitos para que puedas conocer de antemano la rentabilidad que puedes llegar a obtener por tu dinero.

Mejores depósitos a plazo fijo
Producto Rentabilidad TAE Plazo Importe mínimo Importe máximo Abono de los intereses Disponibilidad del capital Nivel de riesgo Contacto
Depósito MIX a 6 meses Mediolanum
5 %
6 meses
2.000€
500.000€
A vencimiento
Total (con penalización de intereses)
1/6
Gran Depósito 6 meses BiG
4,10 %
6 meses
10.000€
75.000€
A vencimiento
Total (con penalización de intereses)
1/6
Depósito en dólares 12 meses Bankinter
4 %
12 meses
15000$
1400000$
A vencimiento
Total (con penalización de intereses)
6/6
Depósito Novum Bank
3,90 %
12 meses
10.000€
100.000€
A vencimiento
A vencimiento
1/6
Depósito 3 meses Facto
3,80 %
3 meses
5.000€
3.000.000€
Trimestral
A vencimiento
1/6
Depósito tú+ Renault Bank
3,44 %
24 meses
500€
1.000.000€
Trimestral
A vencimiento
1/6
Depósito pibank Pibank
3,14 %
12 meses
Cualquiera
Cualquiera
Trimestral
Total (con penalización de intereses)
1/6
Fuente: Roams, empleando su comparativa de precios a partir de la información oficial que le proporcionan y/o publicitan las marcas. Se muestran los mejores depósitos. Ordenados por mejor producto. Actualizado a 21 de febrero de 2024.

Datos necesarios para calcular los intereses a plazo fijo

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado cómo calcular los intereses a plazo fijo de un depósito. Pues bien, lo primero que debes tener en cuenta para calcularlo son los siguientes conceptos:

  • Tipo de interés: por lo general, en los depósitos el tipo de interés es fijo, pero puedes encontrar depósitos con un tipo de interés variable. Se indica como un tanto por ciento, y representa cuánto recibirás de vuelta junto al capital invertido.
  • Capital invertido: también conocido como imposición, es la cantidad de dinero que has inmovilizado.
  • Plazo de amortización: el tiempo durante el cual te has comprometido a mantener el depósito.
  • Periodicidad en el pago de intereses: cada cuánto te pagará el banco los intereses que tu depósito ha generado (cada mes, cada trimestre, cada semestre, cada año o a vencimiento).
  • Gastos: si la contratación de este producto conlleva algún coste para ti, como el mantenimiento de una cuenta.
  • Disponibilidad del capital: si podrás o no recuperar de manera anticipada tu imposición, y si hacerlo tendrá algún tipo de penalización a los intereses (1) .

Por tanto, cuando ya está más o menos claro el tipo de depósito que se va a contratar, el cliente lo que hace es ceder parte de sus ahorros (la cantidad que estime oportuna) a una entidad financiera durante un período de tiempo acordado con la entidad, y sin posibilidad de acortarlo o extenderlo.

Esto es lo que se conoce como un depósito a plazo fijo. Y una vez pasado este plazo, la entidad le devolverá al cliente la cuantía invertida más los intereses a plazo fijo generados.

¿Qué diferencia hay entre el TIN y la TAE?

Seguro que cada vez que te has puesto a echar un vistazo a la cartera de productos de cualquier banco, te has encontrado con conceptos como el TIN y la TAE, y quizá no sepas qué son ni cuál es su diferencia. ¡No te preocupes! Te lo explicamos.

El TIN, o Tipo de Interés Nominal, es, en este caso, el porcentaje fijo que se pacta como concepto de pago por la cuantía económica depositada, es decir, cuánto te pagará la entidad financiera por el dinero invertido durante un período de tiempo.

Mientras que la TAE ( Tasa Anual Equivalente (2) ) es el tipo de interés que indica el rendimiento efectivo de un producto financiero a un año. Ofrece una información más completa al incluir otros datos como comisiones, plazos y el propio TIN. De esta forma, podremos saber cuánto aporta una inversión, por lo que la TAE es perfecta para realizar comparaciones entre entidades financieras.


¿Cómo calcular los intereses a plazo fijo?

A la hora de calcular los intereses de un depósito a plazo fijo hay que tener en cuenta una serie de elementos, entre los que se encuentran el tipo de interés, la cantidad a depositar y el plazo de la inversión.

A partir de aquí, no tienes más que introducir estos datos en una calculadora a plazo fijo y, con los resultados que obtengas, podrás comparar los distintos depósitos a plazo fijo del mercado para comprobar cuál es el que más rentabilidad te puede llegar a dar. También puedes hacer los cálculos a mano, o valerte de una hoja de cálculo (como Excel) para calcular los intereses de un depósito.

Además de estos factores, tienes que tener presentes también los gastos derivados de los cargos por comisiones que te pueden cobrar, ya sea por apertura, mantenimiento o administración. Y también el periodo de liquidación de intereses, que puede ser mensual, trimestral, semestral, anual o a vencimiento.

Esencialmente, deberás multiplicar el capital inmovilizado por el tipo de interés, dividir el resultado entre 12 y multiplicarlo por el número de meses del depósito. Para un resultado más próximo a lo que recibirás en realidad, deberás descontarle los impuestos, algo que tu banco hará por ti antes de abonártelos.

Ejemplo práctico del cálculo de intereses de un depósito

Veamos un caso práctico con el que poder calcular la rentabilidad de un depósito. Por ejemplo, supongamos que quieres invertir en un depósito a plazo fijo un montante de 15.000€ a 24 meses con un tipo de interés fijo del 2,5%. ¿Qué rentabilidad te puede dar?

1. Calcula los intereses brutos que genera este depósito en esas condiciones, multiplicando el capital invertido por el tipo de interés (TAE), dividiendo el resultado entre 12 meses, y multiplicando lo que te dé por el periodo de tiempo elegido, en meses. En este caso: (15.000€ x 2,5% / 12 meses) * 24 meses = 750€.

Muchos depósitos a plazo son a 12 meses, pero es posible encontrarlos por periodos de tiempo inferiores, y también superiores. Es por eso que el cálculo en depósitos a un año es más sencillo (basta con multiplicar el capital por la TAE). También es posible hacerlo por días, necesario en caso de que tengas que calcular los intereses de una cancelación anticipada.

2. Descuenta las retenciones pertinentes, en este caso, un 19%: 0,19 x 750€ = 142,5€ ; 750€ - 142,5€ = 607,5€ de intereses netos.

Hay que tener en cuenta que los depósitos están sujetos al pago de impuestos sobre los beneficios obtenidos con la operación, y tributarán por tramos en función de su cuantía:

  • Hasta 6.000€ se aplica un 19% de retención.
  • De 6.000 a 50.000€ se aplica un 21% de retención.
  • Lo que supere de 50.000€ tendrá un 23% de retención.

Por eso, en nuestro ejemplo se aplicó la tributación simple al 19%, ya que no alcanza el siguiente tramo. Si un depósito diera unos intereses de 60.000€ (algo prácticamente imposible para el común de los mortales, dada la desorbitada inversión que requeriría), pagaría 12.680€ (1.140€ por los 6.000 primeros euros, 9.240€ por los 44.000 siguientes y 2.300€ por los 10.000 últimos).

Los intereses de un depósito se reciben casi siempre netos, es decir, después de impuestos. Es el banco quien tributa por ti al abonarte dichos intereses, por lo que no tendrás que volver a tributar por ellos en tu declaración de la renta. Por eso debes tener en cuenta este segundo paso del cálculo de rentabilidad a plazo fijo, para que no te extrañe si cobras menos dinero de lo que esperabas.

3. Para un cálculo más preciso, sobre todo si es a largo (o muy largo) plazo, puedes incluir los efectos de la inflación, tomando como referencia el IPC. Comprueba cuánto ha variado el IPC desde que inmovilizaste tu dinero y réstalo a la TAE antes de hacer los cálculos. Si el IPC ha subido un 0,5%, la TAE que deberías aplicar en este ejemplo sería del 2% en lugar del 2,5%. Es decir, habrás ganado 750€ (antes de impuestos), pero "valen" como 600€ en el momento de firmar el depósito.

¿Qué ocurre si se aplican gastos en el depósito a plazo fijo que hayas contratado?

En este caso, deberás aplicar a la totalidad de intereses los gastos derivados del contrato del depósito a plazo fijo. El concepto puede variar en función de si la comisión es por apertura, mantenimiento o administración, entre otros. Así, si en el ejemplo anterior, te cobran unos gastos totales de 150€, la rentabilidad del depósito sería de 457,5€ (607,5€ - 150€). Pero, por lo general, estos cálculos no suelen ser necesarios, ya que para conocer los intereses brutos se utiliza la TAE, la cual ya incluye estos gastos.


¿Cómo utilizar la calculadora de depósitos a plazo fijo?

Si vas a utilizar una calculadora a plazo fijo, tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Introducir la cuantía que quieras invertir
  2. Seleccionar el tipo de interés del depósito a plazo fijo
  3. Marcar el plazo de la inversión

Puedes calcular los intereses de un depósito a plazo fijo a mano, pero en internet puedes encontrar muchas calculadoras de depósitos, para conocer la rentabilidad que obtendrías de ellos. Una de las más sencillas y a la vez completas es la calculadora del Banco de España, ya que te permite incluso saber cuánto cobrarás en cada pago de intereses (si es que es periódico y no se hace al vencimiento).

A partir de esta simulación real, podrás comparar entre varias opciones para saber cuál puede ser la más rentable y que más se ajusta a tus necesidades. Y todo de una forma totalmente anónima, sin tener que dar ningún tipo de información al banco o entidad financiera cuyo depósito valoras contratar.

Veámoslo con un ejemplo

Supongamos que quieres invertir 25.000€, pero no sabes si hacerlo a 3 o 4 años, con pago de intereses al vencimiento. Con la calculadora de intereses a plazo fijo del Banco de España puedes hacerte tu propia comparativa en función del tipo de interés de cada depósito.

  1. Invertir 25.000€ a 3 años con un tipo de interés del 2%. En este caso, los intereses generados son 1.500€.
  2. Invertir 25.000€ a 4 años con un tipo de interés del 2,5%. Aquí son 2.500€.

Por tanto, a partir estos resultados, podrías elegir cuál te compensa más, dependiendo de factores como la disponibilidad de efectivo en un plazo de tiempo más corto o la obtención de mayores intereses a largo plazo, descontando en ambos casos los impuestos que deberás pagar a Hacienda.

¿Están descontados los impuestos que debo pagar en los resultados de la calculadora de plazo fijo?

Estás en ese punto en el que quieres saber con qué depósito quedarte en función de la rentabilidad que vayas a sacar de uno u otro. Pues bien, una vez hagas tus cálculos con la calculadora a plazo fijo, introduciendo los datos pertinentes obtendrás un resultado. Y este no es otro que los intereses que se van a generar durante el plazo acordado.

Estos intereses son brutos, ya que son el resultado de aplicar el tipo de interés marcado por la entidad a la cantidad que se vaya a invertir. Y a esta cuantía le tendrás que descontar los impuestos correspondientes, en concreto, las retenciones por IRPF. Una vez hecho, obtendrás los intereses netos, es decir, la cuantía una vez se hayan descontado los impuestos y, por tanto, lo que vas a percibir realmente.

Las ganancias del depósito tributarán ante Hacienda de la siguiente forma:

  • 19% sobre ganancias hasta 6.000€
  • 21% sobre ganancias hasta 50.000€
  • 23% sobre ganancias a partir de 50.000€

Esta tributación es por tramos y solo se aplica al rendimiento obtenido. Es decir, que si generas 6.500€ (por ejemplo, con un depósito de 325.000€ al 2% a un año), solo tributarán esos 6.500€ (y no los 331.500€ que recuperarás), y lo harán de la siguiente manera: los primeros 6.000€ al 19% y los siguientes 500€ al 21%.


Consejos para identificar un buen depósito a plazo fijo

Elegir entre los mejores depósitos a plazo fijo no es tarea fácil. Además de utilizar la calculadora de intereses a plazo fijo para comparar, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Presta atención a la TAE. Es lo que más te interesa realmente para comparar los distintos depósitos del mercado. La TAE (Tasa Anual Equivalente) es el indicador más completo posible ya que incluye el TIN (Tipo de Interés Nominal), los gastos o comisiones aplicadas, los plazos de devolución... Por tanto, es la mejor referencia para saber cuánto te puede aportar una inversión.
  • Invierte aquello que no necesites. Es decir, deposita aquellos ahorros que no te vayan a hacer falta a corto plazo, ten en cuenta que no podrás retirar tu inversión antes de que finalice el plazo acordado (no sin sufrir algún tipo de penalización, al menos). Además, no tienes que temer por tu dinero ya que está protegido por el Fondo de Garantías de Depósitos hasta 100.000€ por titular y entidad.
  • Sé prudente con el plazo de amortización. La elección de un plazo u otro es importante, en línea a lo anterior, porque no podrás disponer del dinero que deposites durante el plazo de inversión. Y si lo haces, estarás obligado a pagar una comisión de cancelación o te expondrás a una penalización al rendimiento esperado.

Por lo general, cuanto más largo sea el plazo, mayor será el tipo de interés que te dará la entidad bancaria de turno. Es la forma que tienen los bancos de convencerte para que dejes tu dinero inmovilizado todo el tiempo posible.

También es recomendable que no te dejes embelesar por altas rentabilidades a corto plazo. Un depósito de 10.000€ al 4% a 4 meses apenas te dará 133,34€, que no está mal, pero puede resultar decepcionante si no hiciste bien los cálculos y obviaste el plazo. Ganarás casi lo mismo inmovilizando solo 3.500€ al 4% durante un año: 140€.


Preguntas frecuentes sobre cómo calcular los intereses a plazo fijo

¿Qué es mejor para calcular los intereses, el TIN o la TAE?

Técnicamente, deberías utilizar el TIN para realizar el cálculo de los intereses brutos, pero para conocer la rentabilidad neta es mejor usar la TAE, ya que te ahorrarás tener que calcular las comisiones que puedes tener que pagar al banco. Recuerda, eso sí, que la TAE no incluye la retención fiscal a la que están sometidos los intereses de los depósitos, por lo que eso lo tendrás que calcular siempre a posteriori.

¿Cuánto podría ganar por 10.000€ a plazo fijo?

Si quieres conocer la rentabilidad potencial de un depósito a plazo de 10.000€, debes saber el tipo de interés que aplicará el banco y el plazo que tendrás inmovilizado ese dinero. Veámoslo a través de tres depósitos diferentes, cada uno con un tipo de interés y un plazo distintos:

  • Depósito a 6 meses al 4% TAE: 200€ (162€ después de impuestos)
  • Depósito a 12 meses al 3,90% TAE: 390€ (315,9€ después de impuestos)
  • Depósito a 18 meses al 3,50% TAE: 525€ (425,25€ después de impuestos)

¿Cómo calcular lo que recibiré en cada liquidación de intereses si esta es periódica?

Muchos depósitos pagan intereses al vencimiento, pero otros estipulan una liquidación periódica de los mismos (cada mes, cada trimestre, cada semestre o cada año). La calculadora del Banco de España contempla esta posibilidad, pero si la que estás utilizando no lo hace, no tendrás más que dividir los intereses brutos por el número de pagos en los que los recibirás. Recuerda que cada pago de intereses está sujeto a tributación.

¿Cómo calcular los intereses de un depósito a plazo fijo con interés variable?

Los depósitos a plazo fijo pueden tener estar sometidos a un tipo de interés variable, aunque no son habituales, ya que lo atractivo de los depósitos es que prometen rentabilidad con un riesgo que tiende a cero. Pero, si encontrases un depósito con intereses variables, deberías conocer un dato a mayores: la periodicidad de la revisión del índice de referencia.

Fuentes del artículo
Nuestra metodología
Roams ofrece un servicio informativo y de comparativa gratuito, que trata de ayudar a cualquier persona a encontrar el producto que mejor se adapte a sus necesidades. Para asegurarnos de que los datos presentados sean correctos, se realizan investigaciones de mercado y análisis exhaustivos de productos. Nuestra base de datos de hipotecas, préstamos, cuentas, tarjetas y depósitos se actualiza todos los días. El contenido lo revisa de manera frecuente un equipo de redactores con experiencia previa y/o formación específica en finanzas.

Personas que han participado en este post:

Isbelt MartínRoams
Actualizado por Isbelt Martín

Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 5 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.

Laura Burón
Editado y revisado por Laura Burón
 Pablo Vega
Productos verificados por Pablo Vega