Roams Logo
×
ACADEMIA DE FINANZAS
Depósitos
roams logo
×
Roams Logo
Imagen de cabecera

¿Cómo funciona un depósito estructurado?

roams logo
Sofía Villasur

Sofía Villasur Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

¿Estás pensando en invertir sin correr ningún riesgo? Quizás la mejor opción sea abrir un depósito estructurado. Te resolvemos las preguntas más frecuentes que se hacen los clientes antes de contratar el mejor depósito estructurado.

¿Qué son los depósitos estructurados?

Un depósito estructurado es un producto financiero, se trata de una variable de un depósito bancario. Un depósito bancario tiene como finalidad obtener una rentabilidad a cambio de hacer un depósito en una entidad financiera durante un plazo y condiciones estipuladas previamente.

La diferencia es que un depósito estructurado es variable, por lo tanto, su rentabilidad podrá ser mayor o menor dependiendo de cuando lo saques, cuanto tiempo haya pasado y la evolución de los activos.


¿Cómo funcionan los depósitos estructurados?

Para ver más fácil cómo funciona un depósito estructurado hay que saber que la remuneración final será variable y dependerá de los activos subyacentes.

Por ejemplo, si cuando acabe el depósito las acciones tienen un valor superior al inicial ganarás un porcentaje en función de la diferencia. Hay que prestar especial atención a cómo está expresada la rentabilidad: intereses totales, TAE o TIN.

Si por el contrario, las acciones tienen un precio inferior al inicial, la entidad te dará un 1% o incluso un 0%. Si te dan un 0% tu rentabilidad será nula. En caso de beneficios, ten en cuenta que un 19% tendrá que dirigirse a pagar impuestos.


¿En qué situaciones es recomendable abrir un depósito estructurado?

Es recomendable abrir un depósito estructurado cuando dejar tus ahorros durante un tiempo determinado no te suponga un esfuerzo y/o una carga. Normalmente, un depósito estructurado está pensado para aquellas personas que quieren sacar una mayor rentabilidad que cualquier otro depósito a plazo fijo aunque se asuma un mayor riesgo.

A continuación te contamos las características básicas de un depósito estructurado para que te hagas una idea y decidas si te encuentras en una situación positiva para adquirir uno:

  • La rentabilidad es variable: la rentabilidad no se conocerá hasta el final ya que dependen de unos activos subyacentes que pueden crecer, mantenerse o bajar el rendimiento.
  • Están sujetos a activos subyacentes: estos están determinados por el banco.
  • Inversión a medio o largo plazo: el plazo se establece entre el cliente y la entidad financiera. Cabe destacar que la cancelación anticipada no suele estar disponible en este tipo de producto financiero.
  • El capital está garantizado: el capital invertido está asegurado pero no los intereses o rendimientos.

Ventajas de los depósitos estructurados

Los depósitos tienen dos ventajas principales:

  • Se trata de un producto financiero seguro. Te garantizan que te devolverán el dinero de forma integra tengas o no rentabilidad. Lo que significa que nunca perderás tus ahorros aunque deberán de estar en el banco hasta la fecha establecida. De cualquier modo, si el banco entra en quiebra o en crisis no te preocupes porque el Fondo de Garantía de Depósitos cubre hasta 100.000€ por cada titular y entidad financiera.
  • Los depósitos estructurados pueden darte una rentabilidad muy alta. Si los activos subyacentes evolucionan favorablemente se puede obtener una rentabilidad superior a la de otros productos financieros similares.

¿Qué riesgos conllevan los depósitos estructurados?

Antes de aventurarte a contratar un depósito estructurado debes saber que este producto financiero está ligado a unos riesgos:

  • La rentabilidad es variable. Lo que significa que puedas ganar bastante dinero sin tener que hacer nada o por el contrario puedes sacar un beneficio nulo de 0€.
  • No tendrás la opción de retirar el dinero de manera anticipada. Esto significa que solo podrás disponer de tu dinero cuando finalice el plazo del depósito estructurado. Por lo tanto, si tienes algún imprevisto no podrás tocar esos ahorros. Así que, piensa en todo detenidamente antes de abrir un depósito estructurado.

¿Están cubiertos los depósitos estructurados por el Fondo de Garantía?

Sí. Como veíamos antes los depósitos estructurados tienen dos tipos de garantía. El primero es que tanto si los activos subyacentes avanzan bien o mal, tendrás todo el dinero que invertiste de nuevo cuando el plazo acabe.

La segunda garantía viene dada por el Fondo de Garantía de Depósitos, en el cual se establece que si el banco entra en quiebra, este fondo cubrirá hasta 100.000€ de tu ahorros invertidos.


¿Cómo tributan los depósitos estructurados?

Los depósitos estructurados tributan en Hacienda desde el 2016 con un 19%. A partir de 2015 el porcentaje de tributación cambió y ahora va desde el 19% hasta el 23% dependiendo de la retribución.

Estos impuestos se pagan automáticamente, por lo que el cliente recibe los ingresos netos y no debe hacer ningún trámite. En el caso de que tus ganancias superen el primer tramo tienes que meterlo en tu declaración de la renta.

En definitiva, los depósitos estructurados tributan de la siguiente manera:

Base imponible Tipo impositivo
Hasta los 6.000€ 19%
Entre 6.000€ y 50.000€ 21%
De 50.000€ en adelante 23%

¿Cuál es la inversión mínima para abrir un depósito estructurado?

No hay una cantidad mínima para abrir un depósito estructurado. Cada entidad bancaria pondrá sus límites máximos y mínimos, pero normalmente no baja de cientos de euros. Lo más recomendable es que te pongas en contacto con bancos y compares cuáles son sus cantidades mínimas para abrir un depósito estructurado.

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles