Roams Logo
×

Depósito en divisas: qué es y cómo funciona | Febrero 2024

logo Roams
Última actualización: 1 de febrero de 2024
Isbelt Martín
726 personas han leído este post en los últimos 12 meses
En pocas palabras

Los depósitos en divisas son productos financieros complejos, en los que tu inversión asume un cierto riesgo, ya que su revalorización depende de cómo evolucione el tipo de cambio entre tu moneda y la del depósito.

Mejores depósitos en divisas
Producto Rentabilidad TAE Plazo Importe mínimo Importe máximo Abono de los intereses Disponibilidad del capital Nivel de riesgo Contacto
Depósito en dólares 12 meses Bankinter
4 %
12 meses
15.000$
1.400.000$
A vencimiento
Total (con penalización de intereses)
6/6
Depósito en dólares 6 meses Bankinter
3,84 %
6 meses
15.000$
1.400.000$
A vencimiento
Total (con penalización de intereses)
6/6
Fuente: Roams, empleando su comparativa de precios a partir de la información oficial que le proporcionan y/o publicitan las marcas. Se muestran los mejores depósitos. Ordenados por mejor producto. Actualizado a 1 de febrero de 2024.

¿Qué es un depósito en divisas?

Un depósito en divisas es un producto de ahorro muy parecido a un depósito a plazo fijo. Ambos ofrecen una cierta rentabilidad por los ahorros, con la diferencia de que con un depósito en divisas, la inversión se realiza en moneda extranjera. Las monedas más habituales son la libra esterlina, el dólar norteamericano y canadiense, el yen japonés, el franco suizo y el yuan chino.

Por tanto, el dinero depositado será en otra divisa, ya sea porque el cliente dispone de ella o porque la compra. En consecuencia, este tipo de productos financieros se ven afectados por la variación en el tipo de cambio entre la moneda del país del que es el consumidor y la divisa del depósito.

Depósito
Depósito
Plazo 6 meses
3,84 %Rentabilidad TAE
15.000$ Importe mínimo
1.400.000$ Importe máximo
A vencimiento Abono de los intereses
Total (con penalización de intereses) Disponibilidad del capital
Depósito
Depósito
Plazo 12 meses
4 %Rentabilidad TAE
15.000$ Importe mínimo
1.400.000$ Importe máximo
A vencimiento Abono de los intereses
Total (con penalización de intereses) Disponibilidad del capital

Cómo funciona un depósito de divisas

El funcionamiento de los depósitos en divisas es el mismo que el de un depósito a plazo normal, de tal forma que el cliente invierte la cuantía económica que quiera, eso sí, en este caso, en otra divisa, durante un plazo de tiempo concreto y a cambio recibirá, periódicamente o al vencimiento, una rentabilidad en concepto de intereses.

Pero debes tener en cuenta que la rentabilidad dependerá de cómo evolucione el tipo de cambio. Para ello, es necesario tener en cuenta aspectos como:

  • Plazo. Suele ser muy similar a la contratación de depósitos con moneda nacional. Puede ir desde unos pocos meses a plazos más alargados de años.
  • Tipo de interés. Será fijo, pero tomará como referencia un índice, como pueden ser el euríbor o el líbor.
  • Rentabilidad. Viene determinada por dos factores como son el tipo de interés marcado en el contrato, además de la fluctuación en los tipos de cambio. Por tanto, la rentabilidad estará sujeta a la evolución de la divisa en los mercados internacionales.
  • Costes. Las entidades pueden imponer penalizaciones en caso de que el cliente necesitara retirar el dinero antes del plazo acordado. O lo que es lo mismo, una comisión por cancelación anticipada, la cual podría ser más elevada por el cambio de divisa. E incluso pueden asignar también una comisión por cambio de divisa, aunque suele ser negociable.

¿Por qué tienen riesgo los depósitos en divisas?

Los depósitos en divisas están dirigidos a un tipo de público muy concreto: ahorradores con un perfil conservador, pero que cuentan con grandes conocimientos financieros. Por ello, te vamos a explicar por qué tienen riesgo los depósitos en divisas:

  • Atención a la evolución de la divisa, puesto que si esta evolución es negativa, los intereses pueden verse perjudicados al perder valor tu moneda frente a la otra.
  • Fluctuación en el tipo de cambio, ya que, dependiendo de este factor, puede rentar más o menos el depósito.
  • Comisiones que pueden llegar a cobrar, de forma que no obtengas la rentabilidad esperada.
Veámoslo con un ejemplo

Supongamos que contratas un depósito a un año en dólares, remunerado al 4%. Depositas 15.000$, los cuales compras por 14.250€, ya que el tipo de cambio está a 0,95 euros por dólar.

Al cabo del año acordado, la entidad te devuelve los 15.000$ a tu cuenta, acompañados de 600$ más en concepto de intereses (al tipo de cambio original, 14.820€, es decir, que los intereses serían de 570€). Sin embargo, durante ese tiempo puede haber ocurrido una de estas dos cosas:

  • Que el dólar se haya revalorizado. Es lo mejor que te pudiera pasar, salvo que sea porque el euro se ha depreciado, pero eso sería otro problema diferente. Si ahora te dan 1,1€ por cada dólar, tus 15.600$ valen 17.160€, con lo que habrías ganado 2.340€ con el depósito.
  • Que el dólar se haya depreciado. Si te dieran 0,85€ por dólar, al cambio tus 15.600$ valdrían 13.260€, con lo que habrías perdido 1.560€ con el depósito.

Opiniones sobre los depósitos en divisas

Los depósitos en divisas son productos financieros complejos, por lo que tienen una serie de ventajas y desventajas que es muy importante conocer, dado que entrañan un riesgo que no se encuentra en los depósitos a plazo tradicionales.

Ventajas de los depósitos en divisas

Los depósitos en divisas tienen las siguientes ventajas:

  • Alta rentabilidad. Suelen tener un tipo de interés más alto que el de los depósitos a plazo normales.
  • Doble rentabilidad, porque puedes ganar dinero con los intereses generados y con el tipo de cambio.
  • Seguridad, ya que los depósitos en divisas están asegurados por el Fondo de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios (FGDEB) hasta 100.000€ por persona y entidad, siempre que estén constituidos en España o en otro país de la UE.
  • Seguro de cambio ofrecido por la gran mayoría de entidades financieras a la hora de contratar el depósito. Como consecuencia, el cliente no está expuesto a pérdidas económicas en este sentido.
  • Amplia oferta, desde el dólar americano hasta la libra esterlina, el franco suizo o el yen japonés, entre otros.

Inconvenientes de los depósitos en divisas

Las desventajas de los depósitos en divisas son:

  • Atención a gastos y comisiones que te pudieran cobrar, como la comisión en el tipo de cambio aplicada por la entidad financiera.
  • Riesgo de pérdida de parte del capital inmovilizado, si la moneda del depósito se depreciase con respecto a la tuya.

¿Son recomendables los depósitos en divisas?

Los depósitos en divisas son un producto financiero de mayor riesgo que cualquier depósito habitual. Y es que la fluctuación del tipo de cambio entre tu moneda y la depositada puede absorber la rentabilidad garantizada, incluso darle la vuelta y hacerla negativa.

A partir de aquí, y de los conocimientos financieros de cada uno, entra en juego la decisión de depositar tus ahorros, la cual te puede beneficiar o perjudicar en función de la evolución del mercado de divisas. A ello, se une que no podrás retirar el dinero antes de que finalice el plazo marcado o, de lo contrario, tendrás que pagar una comisión por cancelación anticipada. Por tanto, poniendo encima de la mesa todos estos elementos, la decisión queda tus manos: saber si realmente te conviene o no contratar un depósito en divisas.


¿Cuáles son los mejores depósitos en divisas?

Los mejores depósitos en divisas y, por tanto, los más comunes suelen ser en libras esterlinas y en dólares estadounidenses. Son monedas fuertes y relativamente estables, por lo que es posible obtener rentabilidad con ellas sin asumir grandes riesgos.

Contratar depósitos en dólares canadienses o australianos, yenes japoneses o en francos suizos es también posible, pero puedes encontrar más dificultades a la hora de comprar estas divisas.

Por tanto, no es fácil determinar cuál es el mejor depósito en divisas del mercado (ya que, para empezar, no es un producto que abunde en estos momentos). Es algo que depende de muchos factores, siendo quizá el más importante la situación económica actual, ya que invertir en divisas en tiempos de inestabilidad añade un componente de incertidumbre que te puede jugar una muy mala pasada.

Por ello, es imprescindible contar con amplios conocimientos financieros para saber cómo puede evolucionar el mercado de las divisas, aunque pueda resultar impredecible, sobre todo a largo plazo. Y en función de esto, la moneda se depreciará o, por contra, apreciará, lo que supondrá pérdidas o ganancias, respectivamente.


¿Dónde contratar un depósito en divisas?

La oferta de depósitos en divisas se ha ido reduciendo paulatinamente en los últimos años en el mercado. Es posible que lo ofrezcan entidades extranjeras que operen en España (como pueden ser Deutsche Bank, ING o Mediolanum), así como en otras del propio país, como los depósitos en dólares de Bankinter.

También existe la posibilidad de que la entidad financiera negocie con aquellos clientes que puedan tener intención de contratarlo. Esto dependerá en gran medida de tu perfil como cliente, por supuesto.

Y una vez tengas claro dónde contratar tu depósito en divisas, deberás prestar atención a otros elementos como son el tipo de divisa, las comisiones, el tipo de interés y el plazo que tendrás inmovilizado tu dinero, además de la cantidad que quieras invertir.


Preguntas frecuentes sobre los depósitos en divisas

¿Si contrato un depósito en dólares, recibiré dólares?

Si tu moneda es, por ejemplo, el euro, y contratas un depósito en dólares, la entidad te devolverá tanto el capital como los intereses generados en dólares, salvo que el depósito incluya el cambio de divisa al vencimiento.

¿Los depósitos en divisas están garantizados?

Los depósitos en divisas contratados en España están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos, el cual te cubre hasta 100.000€, tipo de cambio incluido, en caso de que la entidad en la que lo tuvieras quebrara.

¿Tengo que declarar las ganancias de un depósito en divisas?

Los depósitos en divisas están sujetos a la misma fiscalidad de cualquier otro depósito a plazo. Es decir, que los beneficios que obtengas, una vez aplicado el tipo de cambio de vuelta a euros, deberán tributar en función de su cuantía: al 19% los primeros 6.000€, al 21% lo que esté entre esa cifra y 50.000€, y al 23% todo lo que supere los 50.000€.

Nuestra metodología
Roams ofrece un servicio informativo y de comparativa gratuito, que trata de ayudar a cualquier persona a encontrar el producto que mejor se adapte a sus necesidades. Para asegurarnos de que los datos presentados sean correctos, se realizan investigaciones de mercado y análisis exhaustivos de productos. Nuestra base de datos de hipotecas, préstamos, cuentas, tarjetas y depósitos se actualiza todos los días. El contenido lo revisa de manera frecuente un equipo de redactores con experiencia previa y/o formación específica en finanzas.

Personas que han participado en este post:

Isbelt MartínRoams
Actualizado por Isbelt Martín

Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 5 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.

Nadia Pérez
Editado y revisado por Nadia Pérez
 Pablo Vega
Productos verificados por Pablo Vega