Roams Logo
×
Depósitos
roams logo
×
Roams Logo
Depósito en divisas: qué es y cómo funciona

Depósito en divisas: qué es y cómo funciona

Beatriz Gallinas

Beatriz Gallinas Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

Depósitos logo

El depósito en divisas está pensado para aquellos inversores que cuenten con un gran conocimiento del mundo financiero. ¿Sabes los riesgos que conlleva si decides contratar uno? ¡Te lo contamos!

¿Qué es un depósito en divisas?

Un depósito en divisas es un producto de ahorro muy parecido a un depósito a plazo fijo. La diferencia está en que con un depósito en divisas, la inversión se realiza, como su propio nombre indica, en otra divisa. Las monedas más habituales son la libra esterlina, el dólar norteamericano y canadiense, el yen japonés, el franco suizo y el yuan chino.

Por tanto, el dinero depositado será en una moneda extranjera, ya sea porque el cliente dispone de esa moneda concreta o porque la compra. En consecuencia, este tipo de productos financieros se ven afectados por la variación en el tipo de cambio entre la moneda del país del que es el consumidor y la divisa del depósito.


Cómo funciona un depósito de divisas

El funcionamiento de los depósitos en divisas es el mismo que el de un depósito normal, de tal forma que el cliente invierte la cuantía económica que quiera, eso sí, en este caso, en otra divisa, durante un plazo de tiempo concreto y a cambio recibirá, periódicamente o al vencimiento, una rentabilidad en concepto de intereses. Pero debes tener en cuenta que la rentabilidad dependerá tanto del mercado como del tipo de interés de cada país. Para ello, es necesario tener en cuenta aspectos como:

  • Plazo. Suele ser muy similar a la contratación de depósitos con moneda naciona. Pueden ir desde plazos más reducidos de meses a otros más alargados de años.
  • Tipo de interés. Este tipo de depósitos toman como referencia generalmente el índice del libor y no el euríbor como ocurre con los depósitos en divisa nacional.
  • Rentabilidad. Viene determinado por dos factores como son el tipo de interés marcado en el contrato además de la fluctuación en los tipos de cambio. Por tanto, la rentabilidad estará sujeta a la evolución de la divisa en los mercados internacionales.
  • Costes. Las entidades pueden imponer penalizaciones en caso de que el cliente necesitara retirar el dinero antes del plazo acordado. O lo que es lo mismo, una comisión por cancelación anticipada, la cual podría ser más elevada por el cambio de divisa. E incluso pueden asignar también una comisión por cambio de divisa, aunque suele ser negociable.

¿Por qué tienen riesgo los depósitos en divisas?

Los depósitos en divisas están dirigidos a un tipo de público muy concreto, sobre todo, para aquellos ahorradores con un perfil conservador pero que cuentan con grandes conocimientos financieros. Por ello, te vamos a explicar por qué tienen riesgo los depósitos en divisas:

  • Atención a la evolución de la divisa, puesto que si esta evolución es negativa, nuestros intereses pueden verse perjudicados al perder valor nuestra moneda frente a la otra.
  • Fluctuación en el tipo de cambio, ya que, dependiendo de este factor, nos puede rentar más o menos el depósito.
  • Comisiones que nos pueden llegar a cobrar, de forma que no obtuviésemos la rentabilidad esperada.

Ventajas de los depósitos en divisas

Si contratar un depósito en divisas, cuentas con las siguientes ventajas:

  • Beneficiarse de la evolución positiva de la divisa.
  • Alta rentabilidad. Es cierto que a mayor rentabilidad, implica mayor riesgo. Pero, en este caso, nos podemos beneficiar de la apreciación de la moneda, obteniendo, por tanto, una mayor remuneración económica.
  • Doble rentabilidad, es decir, la que ganamos con los intereses generados del depósito como la que ofrece el cambio de moneda. Así, si, por ejemplo, al principio nos daban 1 dólar por cada euro y ahora, sin embargo, nos dan por cada dólar, 2€, saldremos ganando.
  • Seguridad, ya que los depósitos en divisas están asegurados por el Fondo de Garantía de Depósitos en Establecimientos Bancarios (FGDEB) hasta 100.000€ por persona y entidad, siempre que estén constituidos en España o en otro país de la UE.
  • Seguro de cambio ofrecido por la gran mayoría de entidades financieras a la hora de contratar el depósito. Como consecuencia, el cliente no está expuesta a pérdidas económicas.
  • Amplia oferta, desde el dólar americano hasta la libra esterlina, el franco suizo o el yen japonés, entre otros.

Inconvenientes de los depósitos en divisas

Las desventajas de los depósitos en divisas son:

  • Atención a gastos y comisiones que nos pueden cobrar, como la comisión en el tipo de cambio aplicada por la entidad financiera.
  • Variación en el tipo de cambio, lo que supone un mayor riesgo al existir la posibilidad de que el cliente pierda dinero.
  • Evolución negativa de la divisa.

¿Cuáles son los mejores depósitos en divisas?

Los mejores depósitos en divisas y, por tanto, los más comunes suelen ser en libra esterlina y en dólar estadounidense. Esto supone que el cliente puede obtener mayor rentabilidad de su depósito. Con el euro, sin embargo, la rentabilidad suele ser inferior en nuestro país. Y, por su parte, el dólar canadiense o australiano, el yen japonés o el franco suizo son otras de las divisas utilizadas pero de forma menos habitual al ser más complicado invertir con estas divisas.

Por ello, es imprescindible contar con amplios conocimientos financieros para saber cómo puede evolucionar el mercado de las divisas, aunque pueda resultar impredecible, sobre todo, a largo plazo. Y en función de esto, la moneda se depreciará o, por contra, apreciará, lo que supondrá pérdidas o ganancias, respectivamente.


¿Dónde contratar un depósito en divisas?

La oferta de depósitos en divisas se ha ido reduciendo paulatinamente en los últimos años en el mercado. Pero podrás encontrar este tipo producto financiero en entidades extranjeras que operen en España como Deutsche Bank y en entidades de nuestro propio país, entre las que se encuentran Bankinter o Ibercaja.

También existe la posibilidad de que la entidad financiera negocie con aquellos clientes que puedan tener intención de contratarlo.

Y una vez tengas claro dónde contratar tu depósito en divisas, deberás prestar atención a otros elementos como son el tipo de divisa, las comisiones, el tipo de interés y plazo que tendremos depositado nuestro dinero además de la cantidad que queramos invertir.


¿Son recomendables los depósitos en divisas?

Los depósitos en divisas son un producto financiero de mayor riesgo que cualquier depósito habitual. Y es que hay que estar muy pendiente de la fluctuación en el tipo de cambio.

A partir de aquí, y de los conocimientos financieros de cada uno, entra en juego la decisión de depositar tus ahorros, la cual nos puede beneficiar o perjudicar en función de la evolución del mercado de divisas. A ello, se une que no podrás retirar el dinero antes de que finalice el plazo marcado o, de lo contrario, tendrás que pagar una comisión por cancelación anticipada. Por tanto, poniendo encima de la mesa todos estos elementos, la decisión queda en manos de uno mismo: saber si realmente nos conviene o no contratar un depósito en divisas.

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles