Roams Logo
×
Santander
santander logo
×
Imagen de cabecera

Depósitos del Banco Santander: Ventajas y condiciones

Llama gratis e Infórmate
Roams

Roams Entrada actualizada el viernes, 2 de octubre de 2020

Los depósitos del Banco Santander siguen la tendencia general del mercado de depósitos en España. Los depósitos a plazo fijo quedan configurados como productos prácticamente de ahorro, en un entorno de bajos tipos de interés. Eso sí, la inversión y rentabilidad está totalmente asegurada.

En los depósitos variables nos vamos a modalidades mixtas, como los depósitos estructurados. El riesgo es mayor y la inversión no está totalmente garantizada. Pero la rentabilidad es mucho más interesante, ya que la entidad jugará con valores variables, como acciones o índices, para configurar un producto más atractivo.

Depósitos a plazo fijo Santander

En un entorno de tipos de interés bajos, los depósitos a plazo fijo se han convertido en una opción de ahorro, más que de rentabilidad. Los depósitos a plazo fijo del Santander tienen una operativa muy sencilla, pero también una rentabilidad muy limitada, con lo que es recomendable compatibilizarlo con otras opciones de inversión.

Por lo tanto, se posicionan como una buena elección para el inversor que no quiere complicaciones. El interesado deposita una cantidad, conociendo perfectamente de antemano cuándo podrá recuperar su dinero y con qué rentabilidad. La operación, además, está completamente garantizada, ya que se encuentra reforzada por los Fondos de Garantía de Depósitos, que aseguran hasta 100.000 euros.

Al ser un producto sencillo y de bajo riesgo, también es muy fácil de gestionar y contratar. Pero otorgan muy poca rentabilidad. Y conllevan penalización, en el caso de que el interesado quiera retirar antes de tiempo el depósito.

Por lo tanto, esta modalidad de depósito del Banco Santander es recomendable como colchón ante otras acciones de inversión con un mayor riesgo. O con otro tipo de ingresos, por ejemplo, provenientes de una renta de una propiedad en alquiler o un plan de pensiones.


Depósitos variables

La gran diferencia en esta modalidad es la combinación de los depósitos a plazo fijo tradicionales con inversiones en renta variable, que conllevan un riesgo mayor. ¿Qué implicaciones tiene para ti como inversor? En primer lugar, su rentabilidad no está cubierta por los mencionados Fondos de Garantía. En segundo lugar, dependerás de la revalorización de los índices o acciones ligadas a la parte variable del depósito.

Este tipo de depósitos bancarios en el Santander pueden gestionarse mediante el servicio de Banca Privada de la entidad, también conocido como Private Banking. Se trata de una modalidad exclusiva para clientes, en donde se analiza detalladamente las cantidades exactas y el tiempo del depósito, para otorgar una recomendación personalizada. En cualquier caso, nunca hablamos de plazos superiores a los tres años. Bajo esta modalidad tendremos acceso a depósitos estructurados y otras variables similares.


Contratar depósitos en Banco Santander

Dada la cambiante oferta bancaria en depósitos, así como las condiciones que determinarán la inversión, lo recomendable es que te sientes con un asesor. Te aconsejará en función de la cantidad, el riesgo que estás dispuesto a asumir y el tiempo que tienes previsto mantener el depósito.

Una vez se tiene claro el producto, sí se puede realizar la contratación de algunos tipos de depósitos del Santander vía online. Y, por supuesto, en su mencionada red de oficinas.

Al ser un producto relativamente sencillo, se puede operar con él desde diferentes vías. Por ejemplo, desde la aplicación oficial del Banco Santander es posible consultar las limitaciones para una renovación, la fecha de vencimiento o la capitalización de intereses. Operación que también puede realizarse en la zona de clientes de la web, sin acudir a oficinas físicamente.

Desde aquí, también es posible modificar la cuenta asociada al depósito en cuestión. O cancelar el propio producto, en el caso de que sus condiciones lo permitan. Una operación que también puede ejecutarse mediante el servicio telefónico de Superlínea de la entidad. Si conlleva penalización o cuenta con alguna restricción, los depósitos del Banco Santander exigirán la cancelación en oficinas.

En este sentido, Santander ha conseguido ligar sus depósitos (que son una operación sencilla para el inversor) con una operativa también de fácil acceso y gestión. Es por eso que es recomendable para pequeños ahorradores, público joven e inversiones de bajo riesgo que buscan mantener a salvo una pequeña parte de sus ahorros.