Roams Logo
×
Finanzas
roams logo
×
Roams Logo
¿Quieres reunificar las deudas? Te contamos cómo hacerlo

¿Quieres reunificar las deudas? Te contamos cómo hacerlo

70 personas han leído este post
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el viernes, 21 de mayo de 2021

Finanzas logo

¿Quieres reunificar tus deudas? Este proceso puede parecer algo complejo, por eso nosotros te vamos a contar el paso a paso de cómo hacerlo y todos los aspectos clave que tienes que tener en cuenta. No corras riesgos innecesarios.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Aunque por su nombre es fácil que nos hagamos una idea de lo que significa la reunificación de deudas, siempre viene bien que sepamos al 100% en lo que consiste.

La reunificación de deudas es una operación financiera con la que una persona toma la decisión de unir todas sus deudas o una parte en un solo préstamo. Es importante para aquellas personas que tienen dificultades a la hora de hacer frente a sus deudas.

La reunificación de deuda se lleva a cabo a través de las denominadas como mediadoras o a través de un préstamo que solicites tú. Estas entidades te permiten agrupar todas las deudas que tengas con diferentes bancos y aunque tengan diferentes tipos de interés.

¿Qué dice el asesor de Roams?roams logo
Se trata de una opción recomendable si no puedes asumir tus deudas a corto plazo. Ten en cuenta que al hacer una reunificación de deudas alargando los plazos, acabarás pagando más intereses. Recuerda que cuanto más se tarde en devolver un préstamo más caro es.
foto del autorIsbelt Martín

¿Qué ventajas tiene reunificar la deuda en un solo préstamo?

La ventaja principal de reunificar la deuda, y la que seguramente más te va a gustar, es que te vas a ahorrar una cantidad de dinero importante en tus pagos mensuales. Es decir, al pagar una única cuota mensual, la cantidad de dinero desembolsada cada mes, será menor que si no reunificas tus deudas y tienes que pagar diferentes cuotas.

Además de esto, reunificar tus deudas te ofrece ventajas en cuanto a la flexibilidad de devolución del dinero, y es que tú decides cuál es el plazo de devolución máxima, puedes gestionar las amortizaciones y que sean parciales o totales y además no tendrás que hacer nada, la empresa mediadora se hará cargo del proceso.

Otra de las ventajas de reunificar las deudas es que si, por el motivo que sea, tu economía mejora, puedes amortizar por adelantado algunas de las cuotas.

Eso sí, no todo son ventajas, y es que la reunificación de deuda va a alargar la duración de tu préstamo y además, en la mayoría de casos, esta operación tiene algunos costes asociados. Por eso es importante que te informes bien si estás pensando llevar a cabo esta acción.


¿Cómo pedir un préstamo para reunificar la deuda?

Para llevar a cabo la reunificación de deudas tienes dos opciones. En primer lugar puedes contratar a una empresa mediadora para que lleve a cabo todos los trámites con la entidad financiera y firme un contrato por ti. Eso sí, ten en cuenta que te van a cobrar una comisión por ello.

En segundo lugar, puedes ser tú el que solicite el préstamo para saldar todas las deudas que tengas pendientes. Es decir, tendrás que inevestigar tú cuál es el banco que mejores condiciones te ofrece para reunificar tus deudas. Te explicamos el proceso que tendrías que llevar a cabo para que te quede más claro.

Por ejemplo, imagina que tienes una hipoteca, un préstamo para pagar el coche y una tarjeta de crédito. Lo más habitual es acudir a tu banco y novar la hipoteca, es decir, rehacer el contrato. Aumentas tanto la cantidad que pides como el plazo de devolución.

Si tienes que pagar todavía 100.000€ de hipoteca, 10.000€ de deuda por el coche y 5.000€ de deuda por la tarjeta, cuando solicites novar la hipoteca, vas a pedir una cantidad de dinero mayor que la que debes. En este caso, pedirás los 100.000€ de la hipoteca más los 15.000€ del coche y de la tarjeta.

Cuando te concedan ese préstamo y tengas ese dinero, podrás liquidar la deduda del coche y de la tarjeta. Y de este modo reunificarás tus deudas en un solo préstamo y solo pagarás una cuota al mes pero durante más tiempo y más barata de lo que era antes.

Si tu banco no te ofrece esta solución, tendrás que acudir a otro banco y solicitarlo allí subrogando tu hipoteca, es decir, mejorar las condiciones de tu hipoteca mediante el cambio de banco.


Pasos para reunificar tu deuda

Antes de nada, es importante que tengas claro cuáles son tus deudas, y cuánta cantidad de dinero necesitas. Esto es importante tanto si vas a contratar a una empresa externa para realizar la unificación de deudas, como si vas a ser tú quien se encargue del proceso.

En el caso de que quieras reunificar tus deudas mediante una empresa y olvidarte tú de todo el papeleo, lo primero que tendrás que hacer será buscar la agencia mediadora y contactar con ellos.

Esta agencia se pondrá en contacto con una gran cantidad de bancos y firmará el acuerdo por ti. Estudiará tu caso, revisará tus deudas y buscará la mejor solución para tí.

Si decides ser tú el que pida el préstamo, tendrá que acudir tanto a su banco como al resto de bancos hasta encontrar la mejor opción para reunificar sus deudas. Una vez se encuentre la mejor opción, necesitarás la siguiente documentación para reunificar las deudas:

  • El documento de identidad de los titulares de las deudas.
  • Escrituras de la vivienda hipotecada.
  • Recibos de todos los préstamos que tengas pendientes y recibos de las tarjetas de crédito que tengas.
  • Justificante de pago de la hipoteca.
  • La tasación actual de tu vivienda.

Cuánto tengo que pagar si reunifico mi deuda

La reunificación de deudas tiene asociado una serie de costes que es importante que conozcas, ya que tendrás que comprobar si te compensa llevar a cabo esta operación. Aunque no todas las entidades los cobran, los gastos más comunes son:

  • Comisiones por pago anticipado de tus deudas
  • comisiones de apertura por solicitar una reunificación de deudas
  • Comisiones de estudio que derivan de le evaluación de tu perfil para concederte el préstamo
  • Gastos que derivan de la hipoteca
  • Seguros extra que tengas que contratar

En el caso de que contrates a una empresa mediadora, tendrás que pagar también los costes que ellos establezcan por ofrecer sus servicios.


¿Cuánto me quedo pagando si reunifico mi deuda? ¿Aumentan mis cuotas?

Al reunificar tus deudas, lo que vas a hacer es juntar en un solo préstamo la cantidad total de todas tus deudas. Como te hemos comentado, en definitiva vas a pagar menos cada mes, porque solo tienes una cuota y además el tipo de interés bajará notablemente.

El precio de la cuota va a ser menor que la cantidad que pagabas en un primer momento, eso sí, el tiempo que tendrás para devolverlo se verá ampliado y estarás más tiempo porque tienes que devolver un préstamo mayor.

Simulador para reunificar la deuda

Los simuladores de la reunificación de deuda son herramientas que te permiten conocer las cuotas aproximadas que vas a tener que pagar cada mes. Para que te quede más claro, te vamos a mostrar un ejemplo práctico.

Si el préstamo para tus deudas asciende a 10.000€, por ejemplo, tiene un tipo de interés del 3% y el plazo de devolución es de 5 años, el pago mensual será de 180€.

Si quieres utilizar un simulador para calcular cuál es la cuota que vas a tener que pagar cada mes, te aconsejamos que utilices el simulador del Banco de España. Es muy sencillo de utilizar y podrás hacer los cálculos de forma rápida y segura.


Qué opciones hay para reunificar la deuda en un único préstamo

Existen diferentes opciones para reunificar tus deudas. De este modo se pueden encontrar:

  • Reunificación no hipotecaria
  • Reunificación hipotecaria
  • Reunificación sin aval
  • Reunificación con ASNEF

Reunificar deuda con hipoteca y sin hipoteca

Como hemos dicho, uno de los factores más habituales a tener en cuenta a la hora de reunificar las deudas va a ser la hipoteca. De este modo, es posible reunificar la deuda con hipoteca o reunificar la deuda sin hipoteca. Te contamos los dos casos para que estés totalmente informado.

La reunificación hipotecaria es una de las opciones más comunes y más sencillas. Se lleva a cabo mediante la rehipotecación de tu vivienda, es decir, le pides a tu banco o a otro una nueva hipoteca por una cantidad equivalente a la suma de tus deudas. Para realizar la reunificación de las deudas es importante que la vivienda esté libre de cargos o que al menos el 80% de la hipoteca esté pagada.

En este caso el banco garantiza que si no haces frente a los pagos, cuenta con el inmueble como garantía.

Si no tienes una hipoteca, las soluciones para reunificar las deudas son:

  • Pedir un préstamo personal
  • Empeñar bienes de valor y conseguir el dinero necesario por esta vía

Reunificación de deuda sin aval

Es posible que a la hora de solicitar una reunificación de las deudas te pidan un aval o un avalista. Un aval es una garantía de pago y un avalista es una persona que proporciona sus bienes e ingresos como garantía de pago del préstamo que ha solicitado el prestatario.

Por ejemplo, tú puedes avalar un préstamo con tu coche, con tu casa, con tu cuenta... Pero también puede avalarte una tercera persona y poner sus bienes e ingresos a disposición del prestamista, para que, en el caso de que no puedas pagar, su patrimonio sea garantía de pago.

Una reunificación de las deudas sin aval. En estos casos, igual que en los casos de reunificación no hipotecaria, se llevará a cabo un préstamo personal. En este caso la cantidad prestada no puede ser demasiado elevada y el prestatario debe cumplir unos requisitos y demostrar su solvencia.

¿Puedo reunificar mi deuda si estoy en ASNEF?

Por si alguien lo desconoce, ASNEF es un archivo de morosidad. Si la persona que quiere reunificar las deudas y se encuentra en uno de estos ficheros, es muy complicado que pueda llevarlo a cabo.

Si es tu caso, quizá tengas que acudir a una empresa de capital privado, y es que los bancos son reacios a ofrecerte la posibilidad de reunificar las deudas si estás en una de estas listas.

Estas empresas es posible que te pidan un aval para concederte la reunificación de las deudas. Además, como puedes suponer, las condiciones serán más extrictas y el tipo de interés más elevado.

Será más sencillo que te aprueben la reunificación de las deudas si tienes una propiedad a tu nombre. Si no es el caso, es necesario que al menos tengas unos ingresos regulares y cuentes con ahorros. Si cumples estos requisitos y la deuda no es demasiado elevada, existen bastantes posibilidades de conseguir la reunificación de las deudas.


¿Se puede reunificar la deuda de préstamos al consumo?

Sí, puedes reunificar las deudas de un préstamo al consumo, es más, puedes hacerlo con cualquier préstamo. Lo que tienes que tener en cuenta es que tienes que reunificar las deudas con el préstamo que tenga el tipo de interés más bajo.

Por ejemplo, si quieres reunificar tu hipoteca, un préstamo de consumo por la compra de un coche y una tarjeta de crédito. El tipo de interés más bajo lo encontrarás en la hipoteca, así que será con ese préstamo con el que unifiques tus deudas.

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 3 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles