Roams Logo
×
Joven desesperada por sus facturas las lanza al aire, puede que acabe reunificando su deuda para salir del descubierto

¿Quieres reunificar las deudas? Te contamos cómo hacerlo

136 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el lunes, 26 de septiembre de 2022

Finanzas logo

Una reunificación de deudas consiste en agrupar todos los préstamos que tienes activos en uno solo, ampliando su importe. Lo ideal es hacerlo en torno al que menor tipo de interés tiene, pero las entidades prefieren cancelar todos y abrir uno nuevo, con sus propias condiciones.

Mejores préstamos para deudas
EntidadProductoImportePlazoTINTAEComisión de aperturaDetallesContacto
Deutsche BankPrestamo cambia DB Desde 3.000 € hasta 75.000 € Hasta 8 añosDesde 6,25%Desde 6,43%0%Si traes tu préstamo desde otra entidad y domicilias la nómina
Deutsche BankPréstamo mejora DB Desde 3.000 € hasta 40.000 € Hasta 8 añosDesde 6,50%Desde 6,7%0%Puedes rebajar el TIN un 1,51% contratando productos de la entidad
CajamarAgrupación de créditos y préstamos Desde 3.000 € hasta 60.000 € Hasta 10 añosDesde 7,95%Desde 8,25%0%Unifica las deudas en un sólo préstamo
CetelemPréstamo reunificación deuda Desde 4.000 € hasta 60.000 € Hasta 10 añosDesde 10,99%Desde 11,56%0%Unifica las deudas en un sólo préstamo
Fuente: Roams, empleando su comparativa de precios a partir de la información oficial que le proporcionan y/o publicitan las marcas. Se muestran los mejores Mejores préstamos para deudas. Ordenadas por mejor producto. Actualizado a lunes, 5 de diciembre de 2022.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Aunque por su nombre es fácil hacerse una idea de lo que significa la reunificación de deudas, siempre viene bien saber al 100% en lo que consiste.

La reunificación de deudas es una operación financiera con la que una persona toma la decisión de unir todas sus deudas o una parte en un solo préstamo. Es importante para aquellas personas que tienen dificultades a la hora de hacer frente a sus deudas.

La reunificación de deudas se puede llevar a cabo a través de las denominadas como mediadoras, o hacerlo tú mismo, a través de un préstamo que solicites para este fin. Estas entidades te permiten agrupar todas las deudas que tengas con diferentes bancos y aunque tengan diferentes tipos de interés.

También es posible que si todos tus préstamos fueron concedidos por la misma entidad, sea esta la que se encargue de las gestiones de la unificación de deudas si se lo solicitas, ahorrándote los quebraderos de cabeza que puede suponer el tener que cancelar una a una todas tus deudas.

Nuestra opinión experta
roams logo

Se trata de una opción recomendable si no puedes asumir tus deudas a corto plazo. Ten en cuenta que al hacer una reunificación de deudas alargando los plazos, acabarás pagando más intereses. Recuerda que cuanto más se tarde en devolver un préstamo, más caro es.

foto del autor
Isbelt MartínExperto en finanzas personales

¿Qué ventajas tiene reunificar la deuda en un solo préstamo?

La ventaja principal de reunificar la deuda, y la que seguramente más te va a gustar, es que te vas a ahorrar una cantidad de dinero importante en tus pagos mensuales. Esto es posible no solo porque pasarás a pagar una única cuota, sino porque la reunificación te permite alargar el plazo de devolución, lo que supone una rebaja de la cuota mensual. A cambio, probablemente pagues algo más en intereses.

Sin embargo, como el nuevo préstamo desahogará notablemente tu capacidad de endeudamiento, es posible que logres ahorrar lo suficiente para ejecutar amortizaciones anticipadas del préstamo, lo que se transformará en un cierto ahorro.

Eso sí, no todo son ventajas, y es que la reunificación de deuda va a alargar la duración de tu préstamo y además, en la mayoría de casos, esta operación tiene algunos costes asociados. Por eso es importante que te informes bien si estás pensando llevar a cabo esta acción.


Requisitos de un préstamo para reunificar deudas

La reunificación de deudas en torno a un préstamo es menos exigente en cuanto a requisitos que si se hiciera en torno a una hipoteca. Esto es debido a que, por lo general, la suma de todas las deudas a combinar no acostumbra a ser muy elevada. Estas reunificaciones de deudas se llevan a cabo principalmente para reducir la cuota mensual, no porque el importe a devolver sea muy elevado.

Por tanto, lo normal es enfrentarse a los habituales requisitos para solicitar un préstamo:

  • Ser mayor de edad (o de 21 o 25 años, en según qué casos), y menor de 75 en el momento del vencimiento del préstamo.
  • Tener la residencia habitual en España.
  • Disponer de una buena salud financiera (o, en este caso, aspirar a mejorarla hasta niveles óptimos una vez se haga la reunificación).
  • Poder aportar garantías, como un avalista, en caso de que fuera solicitado.

Y del mismo modo, deberás presentar la documentación habitual. Como mínimo:

  • Un DNI válido (o NIE, para extranjeros).
  • Una copia de las últimas nóminas (o su equivalente para autónomos y pensionistas).
  • Una copia de la última declaración de la renta.

¿Cómo pedir un préstamo para reunificar la deuda?

Para llevar a cabo la reunificación de deudas tienes dos opciones. En primer lugar, puedes contratar a una empresa mediadora para que lleve a cabo todos los trámites con la entidad financiera y firme un contrato por ti. Eso sí, ten en cuenta que te van a cobrar una comisión por ello.

En segundo lugar, puedes ser tú el que solicite el préstamo para saldar todas las deudas que tengas pendientes. Es decir, tendrás que investigar tú cuál es el banco que mejores condiciones te ofrece para reunificar tus deudas. Te explicamos el proceso que tendrías que llevar a cabo para que te quede más claro.

Supongamos que solicitaste un préstamo de 20.000€ al 7% durante 8 años para comprar un coche, otro de 10.000€ al 5% durante 5 años para reformar la cocina de tu vivienda y, por último, tuviste que pedir un préstamo de 3.000€ al 8% por 2 años para cubrir un imprevisto. Con los tres activos, pagas en total 597,06€ al mes, te faltan por pagar 11.000€ en total y buscas una reunificación de deudas para rebajar esa cuota.

  1. Repasa tus deudas Lo primero es saber cuáles son tus deudas pendientes, su cuantía y lo que te cobran cada mes por ellos.
  2. Negocia con diversas entidades las mejores condiciones de reunificación Si todos tus préstamos han sido contratados con la misma entidad lo tienes fácil: lo más seguro es que sea ella quien se ofrezca a juntar todas tus deudas en una sola. Pero aún así, lo más conveniente es que indagues a ver quién te ofrece el mejor préstamo de reunificación de deudas.
  3. Firma tu préstamo de reunificación de deudas Una vez que te decantes por un préstamo de reunificación solo tendrás que firmarlo. Aunque en principio esta nueva cuota mensual dinamite tu capacidad de endeudamiento, como se contrata para liquidar los otros la entidad a la que se lo has pedido hará una excepción. Recuerda que el importe de este nuevo préstamo debe ser la suma de todas las cuotas que te quedaban por devolver de los anteriores préstamos, y la cuota mensual del nuevo debería ser inferior a la suma de los anteriores.
  4. Cancela tus otros préstamos Si no lo hace por ti la entidad que te ha concedido el préstamo de reunificación de deudas, deberás ser tú quien salde una a una todas las deudas que tenías pendientes con sus respectivos prestamistas.

Siguiendo con nuestro ejemplo, encontraste una entidad que te ofreció reunificar tus deudas: te ofreció un préstamo de 11.000€, a devolver en tres años, a un atractivo 4,5% de interés. De ese modo, la cuota mensual se reduce a prácticamente la mitad (354,94€), lo que supone un gran alivio a tu capacidad de endeudamiento.

Al cabo de los tres años pagarás 779,77€ en intereses, un poco más que si no hubieras reunificado tus deudas, pues de los 11.000€ que faltaban por pagar, 600€ eran intereses.

Lo ideal en estos casos no es pedir un préstamo nuevo bajo el que reunificar los existentes, sino modificar las condiciones de uno, normalmente el de menor interés, para ampliar la cuantía del préstamo y absorber, por así decirlo, los demás. Sin embargo, no es lo habitual, porque abrir un nuevo préstamo y cerrar todos los demás es más sencillo para las entidades, salvo que se vaya a reunificar las deudas en torno a una hipoteca. En ese caso, tu banco te ofrecerá una novación hipotecaria para ampliar su cuantía; en caso contrario, deberás hacer una subrogación de hipoteca y llevártela a otra entidad para poder reunir tus deudas en ella.


Cuánto tengo que pagar si reunifico mi deuda

La reunificación de deudas tiene asociado una serie de costes que es importante conocer, ya que tendrás que comprobar si te compensa llevar a cabo esta operación. Aunque no todas las entidades los cobran, los gastos más comunes son:

  • Comisiones por pago anticipado de tus deudas.
  • comisiones de apertura del nuevo préstamo.
  • Comisiones de estudio, derivadas de la evaluación de tu perfil para concederte el préstamo

En el caso de que lo lleves a cabo a través de a una empresa mediadora, tendrás que pagar también la tarifa por sus servicios.


Qué opciones hay para reunificar la deuda en un único préstamo

Existen diferentes opciones para reunificar tus deudas. En este sentido, podemos hablar de:

  • Reunificación no hipotecaria
  • Reunificación hipotecaria
  • Reunificación sin aval
  • Reunificación con ASNEF

Reunificar deuda con hipoteca y sin hipoteca

Uno de los factores más habituales a tener en cuenta a la hora de reunificar las deudas va a ser la hipoteca. De este modo, es posible reunificar la deuda con hipoteca o reunificar la deuda sin hipoteca. Te contamos los dos casos para que estés totalmente informado.

La reunificación hipotecaria es una de las opciones más comunes y más útiles. Se lleva a cabo mediante una novación hipotecaria (renegociación de las condiciones del préstamo). De ese modo, amplías tu deuda hipotecaria para incluir tus otras deudas, pero a cambio te permite beneficiarte de los bajos tipos de interés de esta clase de préstamos, con el inmueble como garantía de pago.

Si no tienes una hipoteca, la solución pasa por hacer una reunificación de deudas en torno a uno de los préstamos que tienes activos, aunque por lo general se suele suscribir uno nuevo por el importe total de lo adeudado, y cancelar el resto.

Reunificación de deuda sin aval

Es posible que a la hora de solicitar una reunificación de las deudas te pidan un aval o un avalista. Un aval es una garantía de pago y un avalista es una persona que proporciona sus bienes e ingresos como garantía de pago del préstamo que ha solicitado el prestatario.

Por ejemplo, tú puedes avalar un préstamo con tu coche, con tu casa, con tu cuenta... Pero también puede avalarte una tercera persona y poner sus bienes e ingresos a disposición del prestamista, para que, en el caso de que no puedas hacer frente a las cuotas, su patrimonio sea garantía de pago.

Una reunificación de deudas sin aval es posible siempre y cuando cumplas con ciertas condiciones. Básicamente, el prestamista tiene que estar convencido de que podrás devolver el préstamo con el que has reunificado tus deudas.

¿Puedo reunificar mi deuda si estoy en ASNEF?

ASNEF es un archivo de morosidad. Si la persona que quiere reunificar las deudas se encuentra en uno de estos ficheros, es muy complicado que pueda llevarlo a cabo.

Si es tu caso, quizá tengas que acudir a una empresa de capital privado, y es que los bancos son reacios a ofrecerte la posibilidad de reunificar las deudas si estás en una de estas listas.

Estas empresas es posible que te pidan un aval para concederte la reunificación de las deudas. Además, como puedes suponer, las condiciones serán más estrictas y el tipo de interés, más elevado.

Será más sencillo que te aprueben la reunificación de las deudas si tienes una propiedad a tu nombre. Si no es el caso, es necesario que al menos tengas unos ingresos regulares y cuentes con ahorros.

Estar en ASNEF no descalifica automáticamente para pedir un préstamo, especialmente si este es para reunificar deudas. Depende principalmente de dos factores: la cuantía de la deuda por la que has acabado en el registro, y con quién hayas contraído esa deuda. Si la deuda que te hizo acabar en ASNEF fue con una entidad financiera, tendrás muy difícil, por no decir imposible, acceder a cualquier tipo de financiación hasta que no la saldes y salgas del registro.


Preguntas frecuentes sobre los préstamos para reunificar deudas

¿Aumentan las cuotas si reunifico mis deudas?

Depende, pero lo normal es que resulte menor, ya que esta herramienta está pensada para rebajar la cuantía de la deuda mensual, a cambio de alargar el plazo, con el consiguiente pago extra de intereses.

¿Hay algún simulador de reunificación de deudas?

, hay algunas páginas que ofrecen calculadoras en las que introducir los datos de los préstamos a reunificar para calcular cuánto pagas por ellos y cuánto pagarías, aproximadamente, si se reunificasen en uno solo. Otra posibilidad es recurrir a una calculadora de préstamos tradicional y echar cuentas a mano. Nuestro consejo es que si optas por esta segunda opción, lo hagas con la que tiene el Banco de España, ya que es simple pero eficiente, y permite comparar varios préstamos a la vez, con sus respectivas tablas de amortización, para que tus cálculos sean lo más precisos posibles.

¿Se puede reunificar la deuda de préstamos al consumo?

Sí, puedes reunificar las deudas de un préstamo al consumo. Es más, puedes hacerlo con cualquier préstamo. Lo que tienes que tener en cuenta es que tienes que reunificar las deudas con el préstamo que tenga el tipo de interés más bajo.

¿Qué banco es mejor para reunificar deudas?

No hay un banco mejor o peor. El mejor será el que te ofrezca las mejores condiciones para tu préstamo de reunificación. Esto es, un tipo de interés razonable y un plazo óptimo para que no se te multipliquen en exceso los intereses y, a la vez, te permita pagar una cuota que puedas asumir. Si todas tus deudas estaban en una misma entidad, por lo general ese banco será tu mejor opción, porque probablemente te ofrezca las mejores condiciones posibles y, además, te ahorrarás gran cantidad de papeleo.

Consigue tu préstamo con las mejores condiciones

¿Tu banco te pide contratar seguros para tu préstamo?

Es posible que tu banco te ofrezca contratar ciertos seguros, como de vida u hogar, para mejorar las condiciones de tu préstamo de reunificación de deudas. Sin embargo, puede que no te salga rentable. Comprueba si es así antes de firmar.

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 5 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.