Roams Logo
×
Banquero da más dinero a un cliente de su banco porque le han ampliado el préstamo

Ampliar un préstamo: ¿cómo y cuándo se puede hacer?

172 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Juan Ribón

Juan Ribón Entrada actualizada el lunes, 26 de septiembre de 2022

Finanzas logo

Ampliar un préstamo que estás pagando es una forma de obtener una mayor financiación. Sin embargo, has de saber que esto no siempre es posible, y por lo general la entidad prestamista te hará una nueva evaluación antes de tomar una decisión. Por eso, lo más normal en estos casos no es ampliar un préstamo, sino pedir otro de mayor cuantía con el que pagar el primero y disponer de financiación extra.

¿Se puede ampliar un préstamo personal?

Un préstamo personal, en principio, puede ampliarse. Habría que negociar las condiciones de dicha ampliación con la entidad que lo concedió, pero nada impide que se lleve a cabo.

Puede ser que ya estés pagando un préstamo y que necesites un extra de financiación, porque te ha surgido un gasto imprevisto, por ejemplo. Es el caso más habitual que puede llevar a alguien a seguir atado a una entidad a causa de un préstamo.

La ampliación del préstamo puede ir asociada a una renegociación de las condiciones del mismo (principalmente, su tipo de interés y plazo de devolución). Como aumentar tu deuda incrementará tu riesgo a ojos de la entidad que te presta el dinero, no esperes que las nuevas condiciones sean más amables, aunque esto es algo que dependerá de cada caso concreto.


Alternativas a ampliar un préstamo

Aunque exista la posibilidad de ampliar un préstamo, esta no siempre estará disponible. Puede suceder que, tras la reevaluación por parte de la entidad, esta considere que no cumples con los requisitos para ampliar tu préstamo.

En ese caso, poco puedes hacer. A lo sumo, acudir a otra entidad, bancaria o de crédito, y probar suerte, solicitando un préstamo que te permita saldar el anterior y, a la vez, disponer de ese extra de dinero que te llevó a pedir la ampliación.

Ten presente que en este caso, aunque declares que el nuevo préstamo se destinará en su mayoría a pagar uno existente, la entidad que te prestará el dinero te evaluará como si fuera un préstamo normal, por lo que su cuota se sumará a la del viejo préstamo, aumentando tu deuda con respecto a tus ingresos y poniendo al límite tu capacidad de endeudamiento, lo que podría suponer que no te sea aprobado.

La forma de actuar de los bancos al pedirles una ampliación de préstamo pasa por concederte ellos mismos uno nuevo, por la cuantía que necesitas y lo que te falta por pagar del que quería aumentar. Técnicamente no es una ampliación, pero se entiende como tal.

De hecho, se asemeja en cierto modo a una reunificación de deudas, con la salvedad de que no se juntan varios préstamos en uno, sino uno en otro de mayor importe.

También debes tener en cuenta que, aunque puedas pedir una ampliación, puede no ser lo más beneficioso para ti. Y no solo porque es posible que el nuevo préstamo tenga peores condiciones que el anterior, sino porque, dependiendo de para qué necesites el dinero, quizá sea mejor solicitar un nuevo préstamo.

El caso más claro es un préstamo para poner en marcha un negocio. Si ya tienes un préstamo en vigor, puedes estar tentado de pedir una ampliación para que tu negocio eche a rodar, pero los bancos ofrecen financiación para autónomos o los conocidos como préstamos negocio, con los que quizá obtengas mejores condiciones que con una ampliación. Lo más recomendable es que consultes a tu entidad y compares entre las distintas opciones que te ofrecerá.

Consigue tu préstamo con las mejores condiciones

Juan Ribón Juan Ribón Juan es licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Valladolid. Cuenta con más de seis años de experiencia escribiendo en medios online. Apasionado de los temas de actualidad, sus conocimientos y saber hacer dan respuesta a las preocupaciones sobre cuestiones financieras en Roams.