Roams Logo
×
Préstamos
roams logo
×
Roams Logo
Imagen de cabecera

Dónde y cómo conseguir un préstamo para estudiantes

roams logo
Llama gratis e Infórmate
Beatriz Gallinas

Beatriz Gallinas Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

Comenzar la universidad, un máster o realizar un intercambio en el extranjero pueden conllevar grandes gastos, pero si solicitas un préstamo para estudiantes, te puedes salvar la vida. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de préstamos para que no te quedes sin pedirlo.

¿A quién se dirigen los préstamos para estudiantes?

Los préstamos para estudiantes van dirigidos, como su propio nombre indica, a aquellos estudiantes que quieran financiar sus estudios ya sea para cursar una carrera universitaria, un máster, posgrado, sus estudios en el extranjero o cursos de idiomas, entre otros.

Por su período de edad, no deben confundirse con el préstamo joven, ya que, en este caso, puedes financiar todo aquello que quieras siempre que estés entre ese rango de edad. Sin embargo, si solicitas un préstamo para estudiantes, debes saber que el fin de este tipo de producto no es otro que pagar aquellos gastos relacionados con los estudios.


Requisitos para solicitar un préstamo estudiante

Si quieres que el banco te conceda un préstamo para ti como estudiante, debes cumplir una serie de requisitos:

  • Mayoría de edad. Es necesario ser mayor de 18 años y en caso de que no sea así, serán tus padres quien deban solicitar el préstamo.
  • Residencia en España. Resulta imprescindible vivir en España además de disponer de DNI con el que lo puedas demostrar.
  • Ingresos. Habitualmente nos exigirán unos ingresos con los que podamos hacer frente a las cuotas de devolución del préstamo, pero con ciertas excepciones. Cuando pides un préstamo para estudiantes sin ingreso alguno, serán los padres o tutores del estudiante quien se harán cargo; aunque si bien es cierto, en ocasiones se conceden estos préstamos también sin tener ingresos. En estos casos, se aplica un período de carencia, es decir, un plazo en el que el préstamo no se paga hasta que el estudiante desempeñe un trabajo en un futuro y obtenga, por tanto, beneficio económico que le permita devolver el préstamo. Cuando los ingresos no sean constantes y más bien mínimos, existirá la opción de que alguien lo avale. Y si pides un adelanto de la beca que te han concedido, tampoco será necesario que ingreses dinero ya que la financiación recibida a través de la beca será suficiente para hacer frente al préstamo.
  • No estar en ficheros de morosidad. Es fundamental que no estés incluido en ficheros de morosos como ASNEF por algún impago con alguna compañía telefónica.
  • Presentación de justificante, que acredite que vas a cursar unos determinados estudios. Se puede hacer a través de la matrícula o de la beca que te hayan concedido.

Tipos de préstamos para estudiantes

  • Carrera universitaria. Incluye los gastos derivados del grado universitario que vayamos a cursar. Pero pueden ser únicamente aquellos que proceden del importe de la matrícula, o que comprendan también aquellos relacionados con el curso en sí como el alojamiento, transporte o material necesario para desarrollar los estudios.
  • Máster, Postgrado o Doctorado. Y sucede igual que en el anterior caso citado.
  • Estudios en el extranjero como cursos de idiomas o intercambios en el extranjero.
  • Anticipo de beca. Te adelantan la cuantía de la beca que nos vayan a conceder desde un organismo público.
  • Otro tipo de cursos como ciclos formativos.

¿Cuánto puedes conseguir con un préstamo estudiante?

La variedad de préstamos para estudiantes universitarios es amplia. Puedes solicitar, dependiendo de cada entidad y de si lo haces presencialmente o vía online, desde una cantidad tan mínima como 500€ hasta cifras que alcanzan los 120.000€. Siempre dependerá de la finalidad con la que lo pidas. A continuación, te mostramos algunos de los préstamos

Préstamo para estudiantes BBVA Préstamo Máster Erasmus+ La Caixa Préstamo Exprés Estudios La Caixa Préstamo Total Carrera Santander Préstamo Postgrado y Doctorado Santander Préstamo Estudios y Máster Banco Sabadell Préstamo Matrícula Universidad Ibercaja
Financiación 3.000€-75.000€ Financiación máx. 12.000€ Financiación mín. 500€ Financiación máx. 80.000€ Financiación máx. 60.000€ Financiación máx. 120.000€ Financiación máx. 15.000€
Plazo de devolución 12-96 meses Plazo de devolución hasta 60 meses Plazo de devolución 3-12 meses Plazo de devolución 12-120 meses Plazo de devolución máx.60 meses Plazo de devolución hasta 120 meses Plazo de devolución hasta 12 meses
TIN 4,5% TIN 5,50%   TIN 5,66% TIN 5,21% TIN 6,75% Tipo fijo
      TAE 7,05% (con comisión apertura 3%) TAE 6,67% (con comisión apertura 3%) TAE 7,37% (con comisión apertura 2,25%)  

Por ejemplo, pides un préstamo bancario para estudiantes de 10.000€ para financiar tu máster universitario, con un plazo de amortización de 8 años y un tipo de interés del 6%. En este caso, tendrás que abonar una cuota mensual de 131,41€ y el importe total que tienes que adeudar será de 12.615,77€.


¿Qué entidades conceden préstamos a estudiantes?

Este tipo de préstamos son ofrecidos tanto por bancos como por cajas de ahorro. Por tanto, puedes solicitar un préstamo para estudiantes en La Caixa, BBVA, Santander, Banco Sabadell, Ibercaja... y tendrás diversas opciones en función del fin con el que lo pidas. En el caso de Bankia, por ejemplo, no dispone como tal de un préstamo dirigido a estudiantes universitarios, pero puedes optar por un préstamo joven y destinar el dinero a financiar tus estudios.

Igualmente, puedes requerir un préstamo de este tipo en todos aquellos centros universitarios que tengan acuerdos con entidades financieras, cajas de ahorros y bancos.


Ventajas de los préstamos para estudiantes

Cuando eres estudiante, pueden darse multitud de circunstancias. Aquellas en las que trabajas para sacarte un dinero y poder pagarte tus estudios, aquellas en que los ingresos que percibes por el trabajo son mínimos y no puedes hacer frente al pago de tus estudios o aquellas en las que por un determinado motivo no tienes posibilidad de trabajar. Independientemente del tipo de contexto en el que te encuentres, debes saber que los préstamos para estudiantes cuentan con una serie de ventajas con las que te puedes beneficiar:

  • Tipo de interés más bajo. Aunque depende de las condiciones que ofrece cada entidad financiera, suelen tener un tipo de interés más bajo que el de los préstamos personales.
  • Plazo amortización más extenso. El plazo para devolver el dinero prestado suele ser mayor, llegando incluso hasta los 10 años.

¿Cómo y cuándo se devuelve un préstamo para estudiantes?

A la hora de devolver el dinero prestado con el préstamo para estudiantes que acabas de solicitar, debes saber que cuentas con un período de carencia. Es decir, podrás aplazar los pagos en el período que marque la entidad financiera, teniendo así la posibilidad de abonar las cuotas una vez ya te encuentres trabajando y generando ingresos y no mientras estás estudiando.

En este período de carencia, hay dos vías posibles:

  • Carencia total. Al ser total, en este caso, no abonarás absolutamente nada, ni intereses ni capital, a lo largo del período que estipule el banco.
  • Carencia parcial. Aquí pagarás parcialmente, pero no el dinero que tienes que devolver sino los intereses.

Aunque a priori puede resultarte positivo no abonar el dinero que te han prestado hasta que salgas al mercado laboral y tengas capacidad suficiente para hacer frente a ello, debes tener en cuenta que este período de carencia nunca te va a salir gratis. De hecho, será más caro al tener que pagar más cantidad de dinero en intereses, generados sobre la cuantía que la entidad te ha financiado.


¿Hay edad límite para pedir un préstamo de estudiantes?

Sí hay una edad límite para pedir un préstamo de estudiantes. Y es que estos van dirigidos a aquellos jóvenes cuya edad esté comprendida entre los 18 y 30 años, aunque si bien es cierto este rango puede variar en función de la tipología de préstamo que vayas a solicitar.


Garantías para pedir un préstamo estudiante

Al tratarse de préstamos dirigidos a un tipo de público que, por lo general, no suele obtener ingresos al encontrarse en período estudiantil, será necesario la presencia de un avalista que garantice la devolución del préstamo.

Sólo será posible conceder un préstamo para estudiantes sin nómina o sin ingresos en el caso de que se aplique un período de carencia, por lo que el prestatario tendrá que devolver el dinero cuando comience a obtener ingresos que le permitan hacerlo.

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles