Roams Logo
×
Finanzas
roams logo
×

La subrogación de hipoteca a Pibank, ¿se puede realizar?

Roams

Roams Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

La subrogación de hipoteca de Pibank no es posible como tal. Sin embargo, tienes la opción de cancelar tu hipoteca original y abrir una nueva con Pibank para conseguirla más barata. Un procedimiento que está amparado por la Ley (tu banco no puede negarse a ello) y cuyos pasos son sencillos de ejecutar.

¿Se puede subrogar hipoteca en Pibank?

No, Pibank no permite la subrogación de hipoteca como tal. Si estás interesado en cambiar tu hipoteca a Pibank, tienes que cancelarla en tu entidad original y abrir una nueva con esta otra entidad.


¿Qué alternativas tengo a la subrogación de hipoteca en Pibank?

La alternativa que tienes a la subrogación de hipoteca en Pibank es cancelar la que tienes con la entidad original y abrir un nuevo proceso de cambio de hipoteca. Esta operación es un derecho que tienes y que está amparado por la Ley 5/2019 de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario.

Es por eso que, al tratarse de un proceso amparado por la ley, la entidad de origen en la que tengas la hipoteca no puede negarse a la cancelación. Sin embargo, hay que tener claro que no se trata de una subrogación, sino la apertura de una nueva hipoteca en Pibank. Esta alternativa, en realidad, es más rápida y más sencilla que la subrogación.


¿Cuánto cuesta subrogar la hipoteca en Pibank?

En lugar de hablar de cuánto cuesta subrogar la hipoteca en Pibank, sería más correcto hablar del coste de cambiarnos a esta entidad.

Tendrás que hacer frente a los gastos de la escritura de cancelación de tu hipoteca actual. Además, deberás pagar los gastos de registro y las comisiones de cancelación que tu banco original te cobre. Por último, también es probable que tengas que pagar la tasación del piso.


Pasos para subrogar hipoteca con Pibank

Si quieres realizar la subrogación de hipoteca con Pibank deberás realizar los siguientes pasos:

  1. Pibank realiz una oferta con condiciones vinculantes, siempre que acabes firmando
  2. El nuevo banco comunicará al antiguo, por medio de un notario, que deseas cambiar. El banco original tiene siete días de plazo para certificar el importe
  3. Tras la notificación, el banco original tiene quince días de plazo para presentar una contraoferta ante notario
  4. Si no aceptas esta contraoferta, el notario dará validez a la modificación
  5. Pibank abonará a tu banco original el importe pendiente de la hipoteca más una bonificación basada en los intereses cobrados y los pendientes de cobro, además de una parte proporcional de los gastos de notario, registro y gestoría
  6. Por último, el banco original se hará cargo del resto de costes de notario, registro y gestoría

Tal y como puede verse, no se trata de una subrogación de hipoteca a Pibank al uso. Sino de un cambio de titular de la deuda.