Roams Logo
×
Academia Finanzas
academia logo
×
Roams Logo
Datos bursátiles de las acciones

Fiscalidad acciones: cuándo y cómo tributan

685 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el miércoles, 20 de abril de 2022

Academia Finanzas logo

La fiscalidad de las acciones sólo tiene lugar cuando se venden o se reciben dividendos por ellas. Para que cumplas con la obligatoriedad de declarar las acciones en el IRPF, te contamos cómo hacerlo y qué porcentajes se aplican en los casos mencionados: venta y dividendos.

¿Las acciones hay que declararlas?

Las acciones hay que declararlas solo en dos casos concretos: cuando las vendamos y cuando recibamos dividendos por ellas. A la hora de realizar la declaración de la renta la venta de acciones tributa como ganancia o pérdida patrimonial, mientras que la obtención de dividendos lo hace como rendimiento de capital mobiliario.


Distintos tratamientos fiscales para las acciones

Solo hay dos maneras de obtener beneficios con las acciones (o su venta o los dividendos por su posesión) y en ambos casos se tributará dentro de la base del ahorro, pero cada uno de estos ingresos lo hará de una manera diferente.

Cuando vendes acciones se tributa en la base del ahorro como una ganancia o pérdida patrimonial y, como tal, se aplican los siguientes porcentajes:

  • 19%: los primeros 6.000€.
  • 21%: desde 6.000€ hasta 50.000€.
  • 23%: desde 50.000€ hasta 200.000€.
  • 26%: a partir de 200.000€.

El importe que tienes que incluir en la declaración de la renta en este caso se calcula restando el precio de compra de las acciones (y los gastos derivados) al precio por el que las has vendido.

Por su parte, recibir dividendos también tributa dentro de la base del ahorro, pero como rendimiento de capital mobiliario con estos porcentajes y tramos:

  • Los primeros 6.000€ aplican el 19%.
  • Los siguientes 44.000€, hasta 50.000€, el 21%.
  • Desde los 50.000€ hasta los 200.000€ se aplica el 23%.
  • A partir de los 200.000€ aplica el 26%.

En este caso, el importe que tienes que incluir en la declaración del IRPF corresponde a la diferencia obtenida entre el importe del dividendo y los gastos de administración y mantenimiento de las acciones. La cuota recibida por el dividendo está sujeta a una retención del 19% sobre la plusvalía, es decir, sobre el incremento de valor de la acción.

Algunas empresas también reparten dividendos en forma de scrip dividend (o dividendo en acciones), que consiste en la retribución al accionista mediante acciones de la propia compañía. De este modo la tributación se aplazará hasta el momento en el que esas acciones sean vendidas, y no será diferente de la de las acciones adquiridas por medios habituales.

Fiscalidad por la venta de acciones antiguas

La antigüedad de las acciones no tiene influencia en su fiscalidad. Es decir, no va a estar más o menos gravada una acción por más tiempo que haya pasado desde su adquisición, pero sí puede recibir un tratamiento especial si lo fue antes de 1995. Has de tener en cuenta dos cosas:

  1. Su precio de compra No siempre es fácil saberlo, sobre todo si ha pasado mucho tiempo desde su adquisición, o si fue una donación. Si las acciones las ha estado gestionando todo este tiempo un mismo broker, este (un banco, por ejemplo) debería disponer de toda la información. Si no, habrá que recurrir a la hemeroteca o a la compañía.
  2. La fecha de compra La disposición transitoria novena de la ley del IRPF (1) contempla un tratamiento fiscal especial a la hora de vender bienes adquiridos antes del 31 de diciembre de 1994, como pueden ser acciones. Se calcularán por separado las ganancias generadas antes del 20 de enero de 2006 y las generadas posteriormente. Y sobre las generadas antes de esa fecha se aplicarán coeficientes de abatimiento

Compensación de pérdidas y ganancias de acciones

Todos los productos financieros están sometidos a sufrir pérdidas y ganancias, y las acciones son un producto financiero. De tal manera, cuando se hayan generado pérdidas por la venta de acciones se pueden compensar con cualquier tipo de ganancia patrimonial, siempre y cuando se produzcan en el mismo ejercicio.

En muchas ocasiones, a pesar de hacer la compensación, el resultado sigue siendo negativo. En estos casos existe la posibilidad de hacer otra compensación, esta vez con los rendimientos de capital mobiliario. Se establece un límite del 25%, y si sigue siendo negativo tienes la oportunidad de compensarlo en los siguientes cuatro ejercicios fiscales.

La regla de los dos meses

Para evitar que los inversores hicieran trampas a la hora de compensar pérdidas y ganancias de acciones se implantó la conocida como 'regla de los dos meses'. Exige que pasen dos meses desde la venta de un activo para poder volver a comprarlo.

De ese modo se impide, por ejemplo, vender acciones un día y comprarlas de nuevo al siguiente para compensar pérdidas y ganancias. Se puede hacer, pero el resultado de esa operación no servirá para compensar otras.


Método FIFO para declarar varias acciones de un mismo valor

El método FIFO, cuyas siglas corresponden a "First In, First Out", es el método que utiliza la Agencia Tributaria para determinar el orden de venta de acciones de un mismo valor.

Este cálculo se establece para casos en donde un inversor obtiene acciones de una empresa en diferentes momentos, adquiriendo un número de acciones diferente en cada uno de ellos.

Pongamos el ejemplo de un particular que compra 100 acciones un año. Al siguiente compra otras 200. Y vende 150 en el tercer año. Para calcular el dinero ganado con esta venta, se tomará el orden de compra.

Es decir, el dividendo de las primeras 100 se calculará en base al precio de compra de las 100 primeras acciones. En las 50 restantes se tendrá en cuenta el valor de cuando adquirió el paquete de 200 (el segundo año).

Este es el método FIFO: las acciones compradas primero son las primeras que se consideran para la venta.

Fuentes del artículo

  1. BOE. (s. f.). BOE.es - Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Recuperado 22 de febrero de 2022, de https://www.boe.es/biblioteca_juridica/codigos/codigo.php?modo=2&id=064_Impuesto_sobre_la_Renta_de_las_Personas_Fisicas

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 3 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.