Roams Logo
×
{ "blockStyles": [ "", "", "", "", "", "", "", "", "", "", "", "", "", "" ], "defaultTheme": "white-theme" }

Comparador de tarjetas bancarias

¿Qué tipo de usuario eres?

17 Tarjetas encontradas

¿Cómo comparar tarjetas?

En España tienes una amplia oferta de tarjetas. Las hay de todos los tipos imaginables: ofertadas por bancos, por entidades financieras e incluso por los mismos comercios. Por eso es importante saber en qué fijarse para elegir correctamente la tarjeta que mejor se adapte a tus necesidades.

Roams te ayuda a elegir la mejor tarjeta para ti, de acuerdo a tus necesidades y posibilidades. ¿Qué quieres conseguir con tu nueva tarjeta? ¡Te ayudamos a conseguirla!


¿Cómo usar el comparador de tarjetas de Roams?

Para utilizar este comparador de tarjetas deberás proporcionar algunos datos sobre ti y sobre el uso que le vas a dar a la tarjeta que buscas. Te ofreceremos un listado de resultados en el que únicamente se incluyan las tarjetas que cumplan estas condiciones.

La búsqueda del comparador necesitarás que indiques:

  1. El tipo de usuario que eres: particular, trabajador autónomo o empresa.
  2. Tu fecha de nacimiento, ya que para poder optar a una tarjeta de crédito has de ser mayor de edad.
  3. Las características que buscas en tu tarjeta, si hay condiciones de uso que necesitas cumplir, como poder hacer pagos en el extranjero o que te den bonificaciones en repostaje si viajas a menudo.

¿Qué tipo de tarjeta me conviene?

Tipos de tarjetas hay muchos, y se pueden agrupar en función de distintos factores. Por ejemplo, según su forma de pago:

  • Tarjetas de crédito
  • Tarjetas de débito
  • Tarjetas revolving, un subtipo de crédito
  • Tarjetas prepago, un subtipo de débito

También podemos distinguir las tarjetas en función de su emisor:

  • Bancos
  • Entidades financieras
  • Comercios, por lo general, a través de un banco o entidad financiera externa

Todas estas tarjetas pueden ser físicas o virtuales, aunque estas últimas suelen estar asociadas en el imaginario popular a una tarjeta prepago, pero gracias a los smartphones y las capacidades contactless que ofrecen Google Pay y Apple Pay, cada vez es más habitual virtualizar todo tipo de tarjetas.

Y, por último, hay que distinguir entre las tarjetas que se dirigen a particulares y aquellas pensadas para profesionales, empresas y autónomos.

En función de tus necesidades personales, habrá tarjetas que te vayan mejor y otras que te resulten insuficientes, o que dispongan de capacidades que no vas a utilizar. Por ejemplo, si solo quieres la tarjeta para sacar dinero de cajeros y hacer pequeñas compras, es posible que te baste con una tarjeta de débito, el tipo más sencillo y que acostumbra a no tener ningún tipo de comisión.


¿En qué se diferencia una tarjeta de crédito de una de débito?

La inmensa mayoría de las tarjetas son o bien de crédito, o bien de débito. Es importante saber si se trata de una tarjeta de crédito o de débito, y se diferencian en la forma que tienen de cobrar las compras:

  • Una tarjeta de débito está asociada a una cuenta y solo puedes hacer pagos con ellas mientras haya dinero en dicha cuenta. Si no tienes suficiente dinero para efectuar una compra, esta no se efectuará.
  • Una tarjeta de crédito también está asociada a una cuenta, pero no cobra de inmediato las compras realizadas. Por lo general, estas se acumulan y acabas pagando de una vez todas las que hayas hecho en un mes. Además, algunas tarjetas de crédito te permiten fraccionar y aplazar tus compras a cambio del pago de una determinada cantidad de intereses.

¿En qué se diferencia una tarjeta de crédito de una revolving?

Las tarjetas revolving son un tipo muy concreto de tarjetas de crédito. Son aquellas que te permiten pagar el recibo mensual de manera fraccionada, con intereses. Tú eliges la cuota que pagarás, y de ese modo irás saldando tu deuda con la entidad emisora de la tarjeta, mes tras mes.

La particularidad de las tarjetas revolving es que esa deuda puede ir creciendo, ya que si un mes gastas más que lo que pagas de cuota, el excedente irá a parar a tu crédito pendiente de devolución. Por eso hay que tener cuidado con ellas, y no usarlas sin criterio, ya que te puedes encontrar con una deuda muy elevada prácticamente sin darte cuenta.

Todas las tarjetas revolving son tarjetas de crédito, pero no todas las tarjetas de crédito admiten el pago revolving, aunque es algo relativamente común. Por lo general, una tarjeta que tu banco te ofrece como de tipo revolving no admitirá pagos a fin de mes o aplazados, solo fraccionados.


¿Qué diferencia hay entre aplazar un pago y fraccionarlo?

Una tarjeta de crédito tiene, por lo general, tres formas de pago: a fin de mes (o en un día concreto del mes), aplazado y fraccionado. La primera es la más habitual, y la única que no supone el pago de intereses. Sin embargo, se suelen ofrecer a los clientes los otros dos tipos de pago, los cuales pueden parecer iguales, pero no lo son.

Aplazar un pago supone retrasarlo en el tiempo. Si este mes no te viene bien pagar el extracto de tu tarjeta de crédito, puedes solicitar un aplazamiento, y pagarlo más adelante a cambio de unos intereses.

Fraccionar un pago es dividirlo en cuantías menores, lo que hará que su impacto en tu economía sea menor. Pero, como el pago aplazado, supone el pago de intereses.

Una forma particular del pago fraccionado es el tipo revolving. El pago fraccionado normalmente alude a una factura mensual concreta, mientras que el pago revolving se mantiene en el tiempo. Veámoslo con un ejemplo:

Comparativa pagos de tarjetas de crédito
Extracto mensual Pago a fin de mes Pago aplazado (primer mes) Pago fraccionado (4 cuotas) Pago revolving (50€ de cuota)
Mes 1: 200€ 200€ 0€ 50€ 50€
Mes 2: 150€ 150€ 350€ (deuda cero) 200€ (100€ de deuda) 50€ (250€ de deuda)
Mes 3: 50€ 50€ 50€ 100€ (50€ de deuda) 50€ (250€ de deuda)
Mes 4: 300€ 300€ 300€ 350€ (deuda cero) 50€ (500€ de deuda)

Hay que tener en cuenta que los pagos aplazados, fraccionados y revolving están sujetos al pago de intereses, por lo que las cantidades adeudadas en cada uno de ellos serían mayores que las mostradas en el ejemplo, el cual solo debe ser tenido en cuenta para entender el funcionamiento de dichos pagos.


Preguntas frecuentes sobre comparar tarjetas

¿Qué requisitos debo cumplir para contratar una tarjeta?

Los requisitos a cumplir para contratar una tarjeta dependerán de varios factores, fundamentalmente el tipo de tarjeta solicitada y la entidad emisora. Por eso mismo, para conceder una tarjeta de débito los requisitos serán más laxos que los que te encontrarás a la hora de solicitar una de crédito.

Por lo general, para optar a una tarjeta de crédito se recomienda:

  • Ser mayor de edad
  • Contar con una fuente de ingresos regular
  • Estar libre de deudas (especialmente con entidades financieras)
  • Contar con un buen historial crediticio (sin impagos previos)

¿Tengo que tener una cuenta asociada a mi tarjeta?

Toda tarjeta debe tener una cuenta asociada, la cual proporcionará los fondos para que pueda operar. Lo que no es estrictamente necesario es que la cuenta sea de la misma entidad emisora de la tarjeta: hay tarjetas que se pueden asociar a una cuenta corriente de cualquier banco, y ahí domiciliar sus recibos.

¿Qué comisiones puedo tener que pagar al usar una tarjeta?

Una tarjeta es un producto financiero que suele llevar asociado el pago de comisiones por su uso. Las más habituales son:

  • Comisión de emisión
  • Comisión de mantenimiento
  • Comisión por reintegro en cajeros (por lo general, en aquellos que no sean de tu banco)
  • Intereses (en caso de comprar a crédito)

¿Qué es la comisión de mantenimiento? ¿Puedo evitar pagarla?

La comisión de mantenimiento es aquella que pagas al banco por permitirte usar la tarjeta. Es una comisión que, salvo en los productos premium, rara vez se paga. Algunas tarjetas están exentas de ella (habitualmente, las de débito), y otras permiten al usuario evitar su pago cumpliendo con una serie de condiciones (por lo general, hacer un uso mínimo de la tarjeta).

¿Qué es una tarjeta virtual? ¿Es lo mismo que una tarjeta vinculada al móvil?

Una tarjeta virtual es una tarjeta que no cuenta con un soporte físico. Por lo general se entiende por tarjeta virtual aquella sin equivalente físico, que solo existe en la aplicación de tu banco. Sin embargo, gracias a la tecnología contactless y a los medios de pago Google Pay y Apple Pay, cada vez más tarjetas físicas cuentan con un equivalente virtual, vinculado a tu teléfono móvil. Ya sea una tarjeta virtual o una tarjeta vinculada al móvil, podrás operar con ellas como si de una física se tratara a través de la tecnología NFC de tu smartphone.

¿Qué diferencia hay entre una tarjeta prepago y una tarjeta monedero?

Una tarjeta prepago y una tarjeta monedero necesitan cargarse de dinero para poder operar, y ambas funcionarán con normalidad mientras tengan saldo. Son, por tanto, dos formas de denominar al mismo tipo de tarjeta. Sin embargo, un término y otro se usan en función de determinados matices. Por ejemplo, habrá quien utilice tarjeta monedero para referirse a las tarjetas con las que se hacen pequeños pagos (como las tarjetas estudiantiles para fotocopias, o una tarjeta-bonobús), mientras que otros usan tarjeta prepago al hablar de tarjetas virtuales recargables.

¿Puedo sacar dinero del cajero sin tarjeta?

Es posible sacar dinero del cajero si no llevas la tarjeta encima. Tienes dos posibilidades:

  • Usar tu smartphone o smartwatch si dispone de tecnología NFC y una tarjeta vinculada a él, y se trata de un cajero contactless
  • Algunos bancos permiten, a través de su app, retirar pequeñas cantidades de dinero de un cajero propio. Solo debes indicar el cajero en el que quieres hacer el reintegro y la cantidad a retirar.

¿Puedo sacar dinero de un cajero con una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito puede ser utilizada para sacar dinero de cajeros a débito. Es decir, el importe que retires del cajero se descontará de inmediato de la cuenta corriente asociada a la tarjeta, y no engrosará el recibo mensual de la misma, a diferencia de un pago. Por tanto, no es necesario que tu tarjeta sea de débito para sacar dinero con ella de un cajero.

¿Puedo pagar a débito con una tarjeta de crédito?

Por lo general, las tarjetas de crédito no admiten pagos a débito (es decir, aquellos que se descuentan de inmediato de la cuenta asociada a la tarjeta). Sin embargo, hay tarjetas que te permiten abonar tus compras en un plazo de tiempo menor (por ejemplo, cada semana) en lugar de cada mes, o liquidar el extracto al alcanzar una determinada cuantía. Otra posibilidad que muchos bancos ofrecen con sus tarjetas de crédito es pagar de forma anticipada el recibo, lo que te permitiría, por ejemplo, aliviar tu límite de crédito.

¿Cuáles son las mejores tarjetas para comprar por internet?

Por lo general, toda tarjeta puede ser utilizada para comprar por internet. Sin embargo, hay algunas que son mejores que otras, bien porque ofrecen una capa extra de seguridad, bien porque obtienes beneficios al utilizarlas para ese fin. La tarjeta ideal para compras online sería una de prepago, cargada únicamente con el importe a gastar, y que sea de un solo uso. De ese modo, aunque suceda el peor escenario posible (fraude online y robo de tarjeta), tu pérdida será mínima, ya que esa tarjeta no podría volver a ser usada y, además, no tendría dinero.

¿Puedo utilizar mi tarjeta bancaria en el extranjero?

Es posible utilizar tu tarjeta fuera de España, siempre y cuando esta lo permita. A día de hoy, prácticamente todas las tarjetas bancarias se pueden utilizar en el extranjero para realizar pagos con total normalidad. Con lo que puedes encontrar algún problema es con las retiradas de dinero en cajeros: pocos son los bancos que asumen la comisión del propietario del cajero, y algunos también te cobrarán por usar su tarjeta en un cajero ajeno. Consulta las condiciones de tu tarjeta antes de efectuar reintegros de efectivo en cajeros fuera de España.

¿Puedo retirar dinero con mi tarjeta desde el cajero de cualquier banco?

Cualquier tarjeta con la que puedas sacar dinero en cajeros de tu banco puede ser utilizada en cualquier cajero de cualquier otro banco. Ahora bien, es muy probable que te topes con el cobro de dos comisiones: la que te cobra la entidad propietaria del cajero por utilizarlo sin ser cliente y la que te cobra tu banco por usar su tarjeta en un cajero de la competencia. Ambas pueden evitarse, en determinadas circunstancias: hay bancos que tienen acuerdos con otras entidades, permitiéndote hacer reintegros de efectivo si son de la misma red (EURO6000, Servired o 4B), y otras entidades se comprometen a no cobrarte por usar cajeros ajenos (normalmente, un determinado número de veces al mes o hasta un límite de efectivo), e incluso a devolverte la comisión que el otro banco te cobre.

¿Qué es el pago contactless?

El pago contactless o sin contacto permite utilizar una tarjeta sin necesidad de pasarla por el lector de bandas magnéticas o de chip del datáfono. Esto es posible gracias a la tecnología NFC que tanto la tarjeta como el terminal de cobro disponen, la cual consiste en pequeñas antenas de muy corto alcance (4cm o menos) y alta frecuencia. Esta tecnología está disponible en cada vez más smartphones, por lo que combinada con los sistemas Google Pay o Apple Pay permite pagar con la tarjeta asociada al terminal sin necesidad de llevarla encima. Esto también es posible a la hora de sacar dinero del cajero.

¿Qué son las tarjetas descuento?

Una tarjeta descuento es una tarjeta de fidelización, que te proporciona ciertos beneficios por presentarla o pagar con ella al realizar tus compras en determinados comercios. Un ejemplo son las tarjetas para gasolineras, las cuales ofrecen descuentos en carburante al pagar con ellas en determinadas estaciones de servicio.

¿Qué es el cashback?

Se denomina cashback al retorno que el cliente recibe por parte de un comercio o proveedor de servicios por hacer uso del mismo. Algunas tarjetas devuelven a sus propietarios un pequeño porcentaje de todas la compras realizadas con ellas, en general o en determinados comercios.

¿Cómo pedir una tarjeta bancaria?

Pedir una tarjeta es cada vez más sencillo. Si ya eres cliente del banco, podrás contratarla a través de su aplicación para teléfonos móviles. Y si no lo eres, la mayoría dan enormes facilidades para convertirte en cliente, de manera 100% online y sin tener que pisar una sucursal

¿Cuánto tarda en llegar la tarjeta a mi domicilio?

El tiempo que transcurrirá desde que solicitas una tarjeta hasta que esta llega a tus manos depende de varios factores, siendo el más determinante el medio de envío de la misma por parte del banco o entidad financiera. Por lo general, este periodo de tiempo no debería ser superior a dos semanas. Sin embargo, como cada vez más tarjetas cuentan con una contraparte virtual, vinculable a smartphones, es posible que puedas empezar a operar con tu tarjeta tan pronto como la actives en la aplicación de tu banco, sin necesidad de esperar a recibir su versión física.

¿Cuánto tardan en aprobar una tarjeta de crédito?

El tiempo que le llevará a tu banco decidir si aprueba o no tu solicitud de una tarjeta de crédito no debería llevar mucho tiempo, ya que no se trata de un producto tan arriesgado para la entidad como podría ser un préstamo o una hipoteca. Dependiendo del banco, de sus requisitos y de si necesita que presentes cierta documentación, aprobar tu solicitud de una tarjeta podría llevarle unos minutos o unos pocos días (no más de una semana).

¿Puedo tener más de una tarjeta en el mismo banco?

Es posible tener más de una tarjeta a tu nombre, incluso en el mismo banco. Ten en cuenta que hay tarjetas especializadas, con ventajas por pagar con ellas en determinados comercios, y con las que no te interesa hacer otro tipo de compras, para las que puedes tener otra tarjeta, más generalista. En general, puedes tener tantas tarjetas en el mismo banco como este te permita.

¿Puedo compartir una tarjeta?

Aunque una tarjeta va asociada a un nombre, el aumento de las medidas de seguridad en estas ha hecho que esa información empiece a desaparecer. Tiempo atrás había que mostrar un documento identificativo junto a la tarjeta bancaria para que el comercio aceptara el pago. Ahora mismo nada te impide compartir una tarjeta con otra persona, siempre que haya acuerdo al respecto de su uso. Lo que no podréis tener es cada uno una copia de la tarjeta, ya que el duplicado supone la anulación de la tarjeta original.

¿Puede haber más de un titular en una tarjeta?

No es habitual, pero es posible que una tarjeta tenga varios titulares. Esto puede ocurrir en las tarjeta asociadas a cuentas con más de un titular, como una cuenta para parejas, pero lo normal es que la entidad ofrezca una tarjeta, única e independiente, para cada uno de los titulares.

¿Puedo tener una tarjeta de crédito si estoy en ASNEF?

Estar en listas de morosos, como ASNEF, acostumbra a ser un impedimento a la hora de solicitar una tarjeta de crédito, pero no tiene por qué ser un impedimento infranqueable. Dependiendo de la entidad a la que solicites la tarjeta, de tu historial crediticio y, sobre todo, la cuantía de la deuda por la que fuiste inscrito en el registro de morosidad y el tipo de entidad que te la reclama, es posible que te sea aprobada una tarjeta de crédito estando en ASNEF.

¿Cuál es el límite de una tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito tienen un límite que no puedes superar, el cual se puede ajustar a tu voluntad dentro de los límites que el banco imponga. Si alcanzas el límite de crédito de tu tarjeta no podrás seguir operando con ella, como si te hubieras quedado sin dinero en tu cuenta al pagar con una tarjeta de débito, aunque hay entidades que sí te permiten superarlo, pero gravarán con intereses la cuantía de más de que dispongas.

¿Se puede gastar más del límite de una tarjeta de crédito?

Por lo general, si superas tu límite de crédito tu banco o entidad financiera te impondrá una penalización en forma de un tipo de interés más alto. También es posible que no admita nuevos pagos, una vez alcanzado dicho límite, como si te hubieras quedado sin saldo. Depende de tu tarjeta. Comprueba estas condiciones particulares en el contrato.

¿Cuándo se renueva el límite de la tarjeta de crédito?

El límite de tu tarjeta de crédito se reiniciará cuando tu banco te pase el cobro de la factura de la misma. Sin embargo, esto puede tener algunas particularidades. Por ejemplo, tu periodo de facturación puede ir del primero del mes hasta el primero del mes siguiente, y tu banco cobrarte el día 5. En ese caso, tu límite de crédito se renovará el día de cobro, pero solo pagarás por los días facturados; los cinco días entre el cierre de factura y el cobro se abonarán en la factura del mes siguiente.

¿Qué pasa si no puedo pagar la cuota de mi tarjeta de crédito?

Si no puedes pagar la cuota de tu tarjeta de crédito te expones a una penalización por parte del banco o entidad financiera con quien hayas contraído la deuda. Se te aplicarán intereses de demora al importe pendiente de pago, y si la situación persiste es posible que la entidad emprenda acciones legales para que sea saldada.

¿Es mejor tirar de la tarjeta de crédito o pedir un préstamo?

Dependiendo de la cantidad que necesites, es posible que te venga mejor pedir un préstamo que usar tu tarjeta de crédito. Esto es debido, de acuerdo a las estadísticas del Banco de España (1) , a que el tipo de interés de las tarjetas de crédito está situado, de media, en torno al 20%, mientras que el de un préstamo personal no acostumbra a llegar al 10%. Sin embargo, si no necesitas las cantidades que, como mínimo, te ofrecen los bancos, es posible que tu alternativa sea un minipréstamo, cuyo tipo de interés puede ser muy superior al de una tarjeta de crédito.

¿Tengo que solicitar una nueva tarjeta cuando esté a punto de caducar?

Por lo general, tu banco te enviará una nueva tarjeta cuando la tuya esté próxima a su fecha de caducidad, o, como mínimo, te avisará de que eso puede suceder, en el caso de que esta tarjeta tenga algún tipo de coste de emisión.

¿Cómo hacer compras online con una tarjeta sin números impresos?

Una tarjeta sin números impresos puede utilizarse para comprar por internet con total normalidad, porque aunque físicamente esos números no estén visibles, los tienes disponibles en la aplicación de tu banco en tu smartphone. De ese modo, una tarjeta sin números solo puede ser utilizada por su dueño para comprar por internet, aunque si la pierdes sigue siendo altamente recomendable anularla de inmediato.

Fuentes del artículo

  1. Banco de España. (s.f.). Tipos de interés - Estadísticas - Boletín Estadístico. Recuperado 5 de julio de 2022, de https://www.bde.es/webbde/es/estadis/infoest/bolest19.html