Roams Logo
×
roams logo
×
Roams Logo
Persona protege con sus manos las siluetas de papel de una familia su hogar y su coche, representando los seguros vinculados a hipoteca

Cancelar seguros vinculados a hipoteca: ¿se puede? ¿Cómo hacerlo?

44 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Juan Ribón

Juan Ribón Entrada actualizada el miércoles, 22 de junio de 2022

Finanzas logo

Los bancos acostumbran a ofrecer la contratación de algunos servicios, como seguros de vida u hogar, a cambio de mejorar las condiciones de sus hipotecas. Si es tu caso, y quieres librarte de ellos, estás de enhorabuena. Es posible cancelar estos seguros vinculados a la hipoteca, siempre que cumplas ciertos requisitos.

¿Se puede cancelar un seguro vinculado a una hipoteca?

Si te estás preguntando si puedes cancelar un seguro que contrataste al firmar tu hipoteca, la respuesta es que sí. Gracias a la nueva Ley Hipotecaria de 2019, el banco ya no puede obligarte a la contratación de ningún tipo de seguro para ofrecerte otro servicio, aunque los siguen ofreciendo a cambio de mejores condiciones en el préstamo hipotecario.

Aunque tu banco no puede obligarte a contratar el seguro que te ofrezca (los más habituales son los de vida y hogar), sí puede exigirte tener uno en vigor para concederte el crédito hipotecario. Ahora bien, este puede ser el seguro que mejor se adapte a tus circunstancias.

Estos seguros contratados a la vez que una hipoteca se pueden dar de baja como cualquier otro tipo de seguro, siempre que el tomador, en este caso, tú, lo desee. No importa si has encontrado una aseguradora que te ofrezca mejores condiciones, o que directamente no quieras ese seguro, de vida, hogar o lo que sea. La Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, te ampara (1) .

Hay algo que tienes que tener muy presente si quieres cancelar un seguro de estas características, y es que bajo ningún concepto debes dejar de pagarlo hasta que no esté dado de baja. Además de reclamarte la deuda, tu banco podría denunciarte e incluso incluirte en las infames listas de morosos.

Ten también en cuenta que si en tu contrato hipotecario se te requiere tener un determinado seguro en vigor, tendrás que tenerlo dado de alta cuando canceles el que te vendió tu banco. Y que hacerlo puede que provoque un cambio en las condiciones de tu hipoteca.


¿Cómo dar de baja seguros asociados a hipotecas?

El proceso para dar de baja un seguro asociado a un préstamo hipotecario no difiere del procedimiento para cancelar otros seguros. Debes seguir una serie de pasos para hacerlo de la manera correcta.

Lo primero que debes saber es que es posible cancelar un seguro sin coste o consecuencias en los primeros 30 días tras su firma, de acuerdo a la Ley de Contrato de Seguro. Pasado ese tiempo también podrá anularse, pero solo tras el vencimiento del contrato, generalmente de un año de duración. En ese caso, para cancelarlo deberás solicitarlo un mes antes de la fecha de renovación automática.

Es decir, que si no solicitas la baja en esos primeros 30 días tendrás que pagar un año entero de seguro. Y lo mismo si no reclamas su cancelación antes de la renovación automática.

Además, hay un tercer momento para dar de baja un seguro, y es si la compañía decide modificar el precio de la prima, lo que te dará una ventana temporal para aceptar o rechazar la propuesta y, en consecuencia, tener la posibilidad de cancelarlo sin penalización.

Sea como fuere, el proceso es el siguiente:

  1. Notifica tu intención a tu banco Tu banco, o la aseguradora con la que te hiciera contratar el seguro, deben tener, por escrito, tu intención de cancelar la póliza.
  2. Incluye la documentación necesaria Esto es: tus datos personales (nombre, apellidos y DNI), los datos de la póliza y la fecha de envío del documento.
  3. Asegúrate de que tu solicitud llega a su destino Puede parecer obvio, pero si no tienes garantía de que tu petición de baja ha sido recibida, te puedes encontrar con una desagradable sorpresa. Para evitarlo, envíala por correo certificado, burofax o llévala en persona.

Si tuviste que contratar, por ejemplo, un seguro de vida donde tu banco fuera el beneficiario del importe pendiente de la hipoteca en caso de defunción, al solicitar su cancelación deberás tener otro listo para ser dado de alta, ya que forma parte de las condiciones impuestas por tu entidad para aceptar tu hipoteca.

Es decir, si contrataste un seguro de hogar con tu banco al firmar tu hipoteca porque estaba especificado por una cláusula del contrato, aunque puedas darte de baja de él tendrás que tener contratado otro, para no incumplir con el citado contrato hipotecario.

Cancelar un seguro de vida vinculado a la hipoteca

El proceso para cancelar un seguro de vida vinculado a tu hipoteca es simple:

  1. Solicita la baja al banco. Deberás aportar la siguiente documentación:
    • Datos personales: nombre, apellidos, DNI.
    • Datos de la póliza.
    • Fecha de envío de la solicitud de baja
  2. Envía la solicitud por un canal que garantice su recepción: en persona, por burofax o mediante correo certificado.

Si lo haces en los primeros 30 días tras la firma del seguro, la anulación será inmediata y no tendrás que dar explicaciones de ningún tipo. Si lo haces fuera de ese plazo, tu banco te cobrará todo el tiempo que esté estipulado por contrato hasta su renovación automática, habitualmente un año.

Asegúrate de enviar la solicitud de baja al menos un mes antes de la renovación automática, porque al estar la póliza en vigor es posible que recibas contraofertas para tratar de retenerte.

Y si en el contrato del préstamo hipotecario está estipulado que tienes que tener en vigor un seguro de vida con el banco como beneficiario del importe restante de satisfacer, tendrás que contratarlo y tenerlo en vigor en el momento en el que des de baja el otro, para no incurrir en un incumplimiento de contrato.

Cancelar un seguro de hogar vinculado a la hipoteca

Para cancelar un seguro de hogar vinculado a tu hipoteca debes seguir estos pasos:

  • Solicita la baja al banco, aportando esta documentación:
    1. Tus datos personales (nombre, apellidos, DNI).
    2. Los datos de la póliza, en concreto su número.
    3. Incluye la fecha de envío de la solicitud de baja
  • Para evitar sorpresas, envía la solicitud por un medio que garantice su recepción. Esto puede ser por correo certificado, burofax e incluso en persona.

Hay dos momentos para solicitar la baja. El primero es en los primeros 30 días naturales tras la firma del seguro. El segundo, al menos un mes antes de la fecha de renovación automática (habitualmente, un año después de la citada firma). Si lo haces fuera del primer plazo de un mes tendrás que abonar un año entero de cuotas del seguro.

Para evitar la renovación automática, asegúrate de enviar la solicitud de baja al menos un mes antes de su fecha, ya que es posible que recibas contraofertas para tratar de retenerte.

Descubre cuál es la mejor hipoteca del mercado

Curso de formación en hipotecas

¿Quieres saber más sobre los requisitos para pedir una hipoteca? En este curso aprenderás el funcionamiento de las hipotecas, sus comisiones y gastos asociados.

Fuentes del artículo

  1. Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, n.o Ley 50/1980, 23126 (1980). https://www.boe.es/eli/es/l/1980/10/08/50

Juan Ribón Juan Ribón Juan es licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Valladolid. Cuenta con más de seis años de experiencia escribiendo en medios online. Apasionado de los temas de actualidad, sus conocimientos y saber hacer dan respuesta a las preocupaciones sobre cuestiones financieras en Roams.