Roams Logo
×
roams logo
×
Imagen de cabecera

Descubre las mejores tarjetas para comprar por internet

Llama gratis e Infórmate
Fernando Carrillo

Fernando Carrillo Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

Si comprar de manera online todavía te da desconfianza, prueba las tarjetas para comprar por internet. Este tipo de tarjetas son perfectas si queremos mantener nuestra seguridad sin renunciar a hacer compras a través de nuestro ordenador. Te contamos todo lo que tienes que saber para que empieces a utilizar este tipo de tarjetas.

¿Hay tarjetas para comprar por internet?

Para comprar por internet sin llevarnos ningún susto, la mejor opción es elegir una tarjeta prepago. Con este tipo de tarjetas podrás seguir haciendo tus compras online igual que hacías antes, pero con un extra de seguridad. Es por esto que muchos bancos deciden ofrecer a sus clientes este tipo de tarjetas como la solución perfecta para hacer tus compras online.

Recuerda que usando una tarjeta prepago, nadie tendrá acceso a los fondos de tu cuenta bancaria, solamente al dinero que hayas cargado en ella. De esta manera, puedes añadir simplemente la cantidad que quieres gastarte y evitar cualquier preocupación.


Ventajas de las tarjetas para comprar por internet

Escoger las tarjetas prepago como medio para pagar por internet ofrece una serie de ventajas en comparación con las tarjetas de crédito convencionales. Todos estos beneficios están relacionados con la forma en la que funcionan este tipo de tarjetas y son los siguientes:

  1. Seguridad: esta es la ventaja más significativa de estas tarjetas para comprar por internet. Al tener un presupuesto limitado y no tener acceso directo a tus ahorros, te permiten comprar de manera más segura y evitarán cualquier preocupación que pudieras tener.
  2. Mejor control de tus gastos: al no tener acceso a una línea de crédito, solo podrás usar el dinero que tengas disponible en tu cuenta. Esto hará que no tengas pagos inesperados a principios de mes como puede pasar con las tarjetas de crédito y te permitirá tener un mayor control de tus ahorros.
  3. Facilidad de uso: las tarjetas para comprar por internet funcionan exactamente igual que las tarjetas de toda la vida. Así, si consigues una, no tendrás que aprender a hacer nada nuevo ni complicado para comprar por internet.
  4. Facilidad en la compra: podrás utilizar tu tarjeta para comprar por internet en casi cualquier comercio online. Este tipo de tarjetas son reconocidas por las principales plataformas de comercio online, por lo que esto no debería ser un problema.

Cuáles son las mejores tarjetas para comprar por internet

Hoy en día casi todas las entidades ofrecen tarjetas prepago a sus clientes para que hagan sus compras online. Estas tarjetas prepago pueden ser físicas o virtuales, pero todas te van a ofrecer la misma seguridad a la hora de hacer tus pagos.

Para elegir la tarjeta prepago que más te conviene para hacer tus compras desde el ordenador, te tendrás que fijar en los costes que conlleva contratar esta tarjeta (emisión, mantenimiento, cuota por recarga...) y las ventajas adicionales que te puede ofrecer en comparación con el resto de tarjetas. Para ello, hemos seleccionado algunas de las mejores tarjetas para hacer tus compras online.

  • Tarjeta e-Cash: esta tarjeta para comprar por internet del Banco Santander no es, ni más ni menos, que una tarjeta prepago virtual. Esto significa que solamente la podrás usar para hacer tus compras online y nada más. Aún así esta tarjeta tiene muchas ventajas, ya que no tiene comisión por emisión y la comisión por mantenimiento será gratuita si hacer un mínimo de 3 compras al año con tu tarjeta (en caso contrario será de 9€). Además, esta tarjeta cuenta con todas las ventajas que tiene ser cliente del Santander, como acceso a su red de cajeros y oficinas para recargar nuestra tarjeta.
  • Cybertarjeta MasterCard Prepago: con esta tarjeta de CaixaBank puedes hacer todas tus compras por internet con toda la seguridad del mundo. Además, no tendrás que pagar absolutamente nada por tenerla, ya que tanto su comisión por emisión como por mantenimiento son gratuitas. El único punto negativo de esta tarjeta es que tendrás que pagar un 1% de comisión cada vez que quieras recargarla, así que úsala con cabeza.
  • Tarjeta e-Shopping: Esta tarjeta del Cajamar te permitirá hacer tus compras online de manera segura y sin tener que pagar comisiones por mantenimiento o emisión. Eso sí, por desgracia tendrás que pagar una comisión cada vez que recargues la tarjeta, esta vez del 1,5%.
  • Tarjeta Virtual de Abanca: la tarjeta prepago virtual de Abanca es una de las mejores soluciones para comprar por internet, ya que esta tarjeta no tiene ninguna comisión, ni siquiera por recargo. Es por esto que es una de nuestras opciones favoritas.

¿Puedes tener una tarjeta para comprar por internet con tu banco?

Por supuesto que sí. Como has podido ver arriba, casi todos los bancos ofrecen ya esta posibilidad a sus clientes. Por lo que, hacerse con una tarjeta para comprar por internet con tu banco, es más sencillo que nunca.

Solamente tendrás que informarte de las tarjetas para compras online que ofrece tu entidad y las condiciones que aplica a cada una de ellas. De esta forma, puedes elegir la que más se adapta al uso que quieres darle.


¿Cómo pedir una tarjeta para comprar por internet?

Para pedir una tarjeta para comprar por internet no tienes que seguir ningún proceso complicado ni laborioso. Normalmente, contratamos estas tarjetas en los bancos de los que ya somos clientes, por lo que nos saltaremos todos esos pasos del proceso en los que hay que aportar nuestra información personal, ya que nuestro banco ya nos conoce.

Por ello, lo más sencillo es que accedas a la aplicación del banco o a su banca virtual. Desde allí, normalmente en el apartado de tarjetas, deberás acceder al proceso para solicitar tu tarjeta. Selecciona la que más te interesa y sigue los pasos que se te describen.

Normalmente, estos pasos suelen consistir en elegir la dirección en la que vas a recibir esa tarjeta y poco más, por lo que no tardarás demasiado en solicitar tu tarjeta para comprar online. Si, por el contrario, has pedido tu nueva tarjeta en una entidad de la que no eres cliente, tendrás que aportar tu información personal.

Si crees que todos estos procesos online se te hacen bola, siempre puedes acudir a las oficinas de tu entidad, donde te tramitarán el proceso también de manera rápida y sencilla.


¿Cómo recargar tu tarjeta para comprar por internet?

Aunque cada tarjeta para comprar por internet tiene un funcionamiento diferente, estos son los métodos más comunes para recargar tu tarjeta. Recuerda que, a lo mejor, tu tarjeta no acepta alguno de estos métodos. Así que infórmate primero siempre.

  1. Recarga en el cajero: muchas tarjetas ofrecen la posibilidad a sus clientes de recargarlas en los cajeros de la entidad. Esta es una manera segura y rápida de hacerlo, ya que tendrás el dinero disponible en tu tarjeta de forma instantá nea.
  2. Recarga de forma online: podremos recargar nuestra tarjeta sin necesidad de salir de casa, ya sea a través de una app o la banca virtual de nuestra entidad. Es también una manera muy rápida de hacerlo, ya que tendremos disponible ese dinero al momento en nuestra tarjeta.
  3. Mediante transferencia bancaria: algunas tarjetas prepago te permiten hacer la recarga mediante transferencia. Este método, aunque es seguro, es poco práctico, ya que tendremos que esperar a que la transferencia se haga efectiva para poder usar este dinero. Por lo general suelen ser de 1 a 3 días.

¿Por qué son más seguras las tarjetas para comprar por internet?

Las tarjetas para comprar por internet son más seguras que las tarjetas de crédito o débito por una simple razón, no tienen acceso directo a los ahorros de tu cuenta bancaria. Estas tarjetas dependen totalmente del dinero que tú decidas cargar en ellas y no en el dinero que tengas en tu cuenta.

De esta forma, cuando vayas comprar algo por internet estarás usando solamente el dinero que tienes en tu tarjeta y, en ningún momento, los ahorros de tu cuenta bancaria se ven comprometidos. Por eso, en el hipotético caso de que nos roben la información de nuestra tarjeta, solo podrán tener acceso al dinero que hayas metido en ella y, una vez se acabe, no podrán comprar absolutamente nada más.