Roams Logo
×
Pareja viendo los requisitos para solicitar un préstamo

Requisitos para pedir un préstamo personal: qué necesito

35 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el jueves, 28 de julio de 2022

Finanzas logo

Los requisitos para pedir un préstamo personal son las condiciones que la entidad que ofrece la financiación va a exigir a sus clientes para aprobar dicho préstamo. El requisito imprescindible para pedir un préstamo es demostrar a la entidad que vas a poder devolverlo, pero no es el único.

Mejores préstamos personales
EntidadProductoImportePlazoTINTAEComisión de aperturaDetallesContacto
Younited creditPréstamo personal Desde 1.000 € hasta 50.000 € Hasta 7 añosDesde 2,11%Desde 2,99%a consultarPara cualquier finalidad, incluso reunificación de deudas
FintonicPréstamo Desde 3.000 € hasta 50.000 € Hasta 7 añosDesde 3,95%Desde 4,02%a consultar100 % Online. Sin papeleos y en menos de 24 horas. Para cualquier finalidad
SabadellPréstamo expansión Desde 2.500 € hasta 60.000 € Hasta 8 añosDesde 3,25%Desde 4,05%2,50%Comisión de estudio 0,25%
INGPréstamo naranja Desde 6.000 € hasta 60.000 € Hasta 7 añosDesde 3,99%Desde 4,06%0%El importe mínimo es de 3.000 € para clientes
BankinterPréstamo Bankintercard Desde 4.000 € hasta 30.000 € Hasta 10 añosDesde 4,45%Desde 4,54%0%Préstamo de Bankinter Consumer Finance
SelfbankTen tu crédito Hasta 15.000 € Hasta a consultarDesde Euríbor +5%Desde 4,66%0%La garantía son las acciones que tengas depositadas en Selfbank
Fuente: Roams, empleando su comparativa de precios a partir de la información oficial que le proporcionan y/o publicitan las marcas. Se muestran los mejores Mejores préstamos personales. Ordenadas por mejor producto. Actualizado a jueves, 11 de agosto de 2022.

Qué necesito para pedir un préstamo

Para pedir un préstamo existen una serie de requisitos básicos que van a aplicar todas las entidades financieras, requisitos que por lo general tienden a estar fuertemente relacionados entre sí.

Estos requisitos son de dos tipos. Por un lado, requisitos personales, como cliente, como tu edad y lugar de residencia. Por el otro están los requisitos económicos, como tu salud financiera, en los cuales se basa la entidad prestamista para determinar si podrás o no devolver el crédito.

Mención aparte merecen los requisitos de garantía de pago, aquello que has de aportar para cubrirte las espaldas en caso de no poder afrontar las cuotas. La entidad te puede requerir un avalista, por ejemplo, si considera que es posible que, dada tu situación laboral, puedas tener dificultades para devolver el préstamo.

Requisitos de edad

Para pedir un préstamo hay que tener una edad mínima, pero también máxima. Esto es debido, fundamentalmente, a que un menor de edad no debería tener la capacidad económica para devolver un préstamo, y una persona mayor de 75 años tiene, a juicio de las entidades de crédito, la posibilidad de fallecer antes de terminar de pagarlo.

La edad mínima para pedir un préstamo es, por lo general, de 18 años, pero puede haber excepciones que eleven este mínimo hasta los 21 años o más. Estos pueden ser:

  • Tu perfil como cliente.
  • Los criterios de la entidad.
  • La cuantía del préstamo.

Por otro lado, la edad máxima para pedir un préstamo no es exactamente 75 años. Es tener 75 años o menos en el momento del vencimiento del préstamo, esto es, cuando se termina de pagar.

Se puede solicitar un préstamo con 70 años si se devuelve en cinco años o menos, por ejemplo. Y también es posible negociar con la entidad una excepción si se presenta algún tipo de garantía de pago, como puede ser un seguro de vida con el prestamista como beneficiario en caso de fallecimiento del titular.

Requisitos de residencia

Para pedir un préstamo en España no es obligatorio ser ciudadano español, pero sí tener la residencia habitual en el país.

Requisitos de ingresos

Pedir un préstamo es fácil, lo difícil es que te lo concedan y devolverlo. Las entidades lo saben, y por eso exigen que sus clientes tengan una fuente de ingresos. Lo ideal es que sea constante (un empleo fijo) y abundante, para que el pago de las cuotas mensuales no cause estragos en su economía.

La fuente de ingresos debe ser suficiente para que la devolución del préstamo no haga al cliente superar su límite de endeudamiento, es decir, que no dedique más del 35% de sus ingresos mensuales al pago de deudas, incluida la cuota del préstamo a pedir.

Es por eso que los autónomos (porque sus ingresos no acostumbran a ser regulares) y los pensionistas (porque, por lo general, sus ingresos son menores que los de un asalariado) tienen más difícil acceder a esta clase de financiación. Del mismo modo, es difícil, pero no imposible, pedir un préstamo sin nómina.

Requisitos financieros

Tener unos buenos ingresos no es suficiente. De hecho, puede no valer de nada si el cliente se encuentra fuertemente endeudado. Es decir, uno de los requisitos para conseguir un préstamo es ser solvente.

Es importante no estar endeudado, pero también gozar de un historial crediticio inmaculado, sin deudas ni reclamaciones que hagan dudar al prestamista de tu solvencia.

Las entidades consultarán la CIRBE (Central de Información de Riesgos de el Banco de España) para averiguar si tienes deudas pendientes.

Ten en cuenta que cuantos más préstamos tengas, más al límite estará tu capacidad de endeudamiento. Quizá sea una buena idea en ese caso solicitar una reunificación de deudas.

Estar en un fichero de morosidad, como ASNEF, si bien no descalifica inmediatamente al candidato al crédito, sí le dificultará notablemente la posibilidad de que le sea concedido, aunque dependerá de la cantidad de la deuda y de con quién haya sido contraída. Si fue con una entidad financiera, lo más probable es que reciba automáticamente una respuesta negativa.

Garantías de pago

Es posible que, en determinadas circunstancias, el banco o entidad crediticia donde has solicitado un préstamo te exija algún tipo de garantía de pago. Esto puede ser debido a:

  • Tu edad. Si te encuentras muy cerca del límite superior o inferior, el prestamista puede tener dudas de que puedas devolver el dinero.
  • Tu capacidad financiera. Es decir, tanto si tus ingresos son escasos como si son irregulares.
  • La cuantía del préstamo. Si solicitas una cantidad muy elevada y tu salud financiera no es ideal, posiblemente te pidan alguna garantía.

Las garantías pueden ser de varios tipos, pero en general encontramos:

  • Avales: un tercero que responda por ti en caso de impago y se haga cargo de la deuda. Lo hará con todos sus bienes, presentes y futuros, por lo que es una responsabilidad muy grande.
  • Bienes de tu propiedad: como un coche o un inmueble, de tal modo que el prestamista se quede con ello para saldar la deuda en caso de impago. Sería el caso de un préstamo con garantía hipotecaria.
  • Seguros de vida: esta clase de garantías se suelen encontrar en los préstamos para jubilados, y el banco sería el beneficiario del seguro en caso de que el titular falleciera antes de terminar de devolver el crédito.

Requisitos de justificación de gastos

La entidad puede solicitar que justifiques para qué vas a destinar el dinero del préstamo, sobre todo si este goza de algún tipo de bonificación en función del uso que se le vaya a dar.

Mentir al respecto de la finalidad del préstamo no es una buena idea, sobre todo en el caso de estos préstamos bonificados (como los que se destinan a la compra de un coche eléctrico), ya que la entidad podría penalizarte si descubriera que la has engañado.


Documentación para pedir un préstamo personal

Si cumples con los requisitos para conseguir un préstamo, para que este sea aprobado deberás presentar a la entidad la documentación que le confirme que, efectivamente, encajas en el perfil de cliente.

Aunque puede cambiar en función de la entidad y el tipo de préstamo, la documentación más habitual a presentar al pedir un préstamo es:

  1. Identificación: es decir, el DNI (o el NIE, para extranjeros residentes). De ese modo acreditarás tu identidad, tu edad y tu residencia.
  2. Justificante de ingresos: por lo general, las últimas nóminas (o su equivalente para pensionistas o autónomos).
  3. Copia de la declaración de la renta.

También es posibles que se te solicite presentar tu contrato de trabajo. Y si la entidad prestamista te exigiera algún tipo de garantía adicional, deberás incluir la documentación pertinente.


Dónde puedo solicitar un préstamo personal sin tantos requisitos

Para acceder a un préstamo personal sin tantos requisitos como en la banca tradicional, es posible acudir a los préstamos rápidos. Los préstamos rápidos son ofrecidos por entidades crediticias, generalmente a través de internet, y tienen algunas características particulares:

  1. Se gestionan íntegramente online.
  2. Sirven para financiar pequeñas y medianas cantidades de dinero en plazos cortos de amortización.
  3. No exigen requisitos tan duros como los préstamos de la banca tradicional.
  4. Es posible en algunos casos incluso obtener préstamos estando incluidos en listas de morosidad.

La banca tradicional ha mejorado notablemente en los últimos años a lo que los tiempos de concesión se refiere. De hecho, ya ofrece préstamos rápidos, en unas 72 horas. E incluso es posible reducir todavía más el tiempo si pudieras acogerte a uno de los conocidos como préstamos preconcedidos.

Existen muchas entidades de préstamos rápidos, siendo estas algunas de las más conocidas.

Préstamos Sin Tantos Requisitos
Préstamo Importe Plazo Devolución
Vivus Hasta 300€ Hasta 30 días
Solcredito Hasta 1000€ Hasta 120 días
Creditea Hasta 5000€ Dependiendo del crédito
Micréditos24 Hasta 750€ Hasta 90 días

No obstante, aunque a priori es más sencillo conseguir un préstamo rápido, los intereses suelen ser más elevados respecto a la banca tradicional. También las comisiones en caso de incumplimiento o impago son más restrictivas. Por lo general, cuando menos requisitos tenga y más rápido se conceda un préstamo, peores serán sus condiciones.

Lo ideal es no tener que pedir un préstamo, pero si no queda más remedio, lo mejor es hacerlo a través de la banca tradicional, ya que aunque sus requisitos pueden ser un poco más exigentes, cuentan con mejores condiciones y tipos de interés.

Consigue tu préstamo con las mejores condiciones

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 3 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.