Roams Logo
×
roams logo
×
Roams Logo
Joven feliz con su coche simboliza préstamo rápido financiar coche asnef

Financiar coche con ASNEF: opciones para hacerlo

1.908 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el martes, 2 de agosto de 2022

Préstamos logo

Financiar el coche con ASNEF es posible, aunque se deben tener varias consideraciones en cuenta. Si estás en ASNEF significa que tienes deudas pendientes de algún tipo. En consecuencia, las entidades pueden percibirte como un deudor de riesgo, y denegarte la solicitud para comprar un coche. Aún así, es posible financiar un coche estando en ASNEF.

Mejores mini préstamos
EntidadImportePlazoTAEPromociónAceptan clientes en ASNEFContacto
Microcreditos24Desde 50 € hasta 2.000 € Hasta 3 mesesDesde 0%A consultar (Son intermediarios, no tienen promo propia)
PrestamosOnlineYaDesde 50 € hasta 1000 € Hasta 3 mesesDesde 0%A consultar (Son intermediarios, no tienen promo propia)
CrezuDesde 100 € hasta 10.000 € Hasta 90 díasDesde 0%Primer préstamo gratis (hasta 300 € )
DineoDesde 50 € hasta 500 € Hasta 30 díasDesde 0%Primer préstamo gratis (hasta 300 € )
MoneyManDesde 100 € hasta 1.600 € Hasta 4 mesesDesde 0%Primer préstamo gratis (hasta 300 € )
PrestamerDesde 50 € hasta 1.000 € Hasta 4 mesesDesde 0%Primer préstamo gratis (hasta 350 € )
ViacontoDesde 50 € hasta 600 € Hasta 30 díasDesde 0%Primer préstamo gratis (hasta 300 € )
Fuente: Roams, empleando su comparativa de precios a partir de la información oficial que le proporcionan y/o publicitan las marcas. Se muestran los mejores Mejores mini préstamos. Ordenadas por mejor producto. Actualizado a jueves, 11 de agosto de 2022.

Cómo financiar un coche nuevo y uno de segunda mano con ASNEF

Necesitas cambiar de coche (o comprarte uno), pero te encuentras en la desagradable situación de figurar en un registro de morosidad por una deuda pendiente. Has oído que estar en las listas de ASNEF o RAI te puede complicar el que te concedan un préstamo para coche, y te preguntas si te afectará a la hora de financiar tu nuevo vehículo.

La respuesta es que probablemente sí, independientemente de que se trate de un vehículo nuevo o uno de segunda mano. Los primeros son muy caros, y lo normal es necesitar algún tipo de financiación para adquirirlos. Los segundos son más económicos, y dependiendo de si se compran a un particular o a una empresa tendrás que pagarlo de una vez o podrás hacerlo a plazos.

Si vas a comprar un coche nuevo, lo más habitual es que la empresa o concesionario en la que vayas a adquirirlo haga una búsqueda por si estuvieras en alguna de las listas de morosos. ASNEF es la más habitual, y recopila todas las entidades financieras y de crédito. Por ello, si estás incluido en alguna, el vendedor lo sabrá. Para poder financiar tu coche nuevo con ASNEF tienes varias opciones:

  • Salir de ASNEF. Si te preguntas cómo saber si estás en ASNEF, has de saber que recibirás una notificación de ello, tras lo que tendrás 30 días para pagar la cuantía que corresponda y en diez días te eliminarán de ella. Si ya llevas un tiempo en uno de estos registros, la mejor forma de abandonarlo también es pagando la deuda.
  • Aval. Conseguir una persona que te avale para poder presentarlo como garantía para conseguir la financiación.
  • Juntar diferentes préstamos. Entre pequeños préstamos rápidos con ASNEF e, incluso, con préstamos familiares puedes intentar reunir el dinero necesario. Debes tener en cuenta que también pueden solicitarte un aval. No es una buena opción, porque supone endeudarte fuertemente, ya que los préstamos a personas en ASNEF suelen tener unos altos tipos de interés.
  • Disponer de una buena entrada. Cuanto más pagues al principio, menos tendrás que pagar después, en cuota o plazo. De ese modo puede que el concesionario acceda a financiarte el coche, ya que tendrá que prestarte menos dinero.

Si se trata de un coche de segunda mano es posible que lo tengas más fácil, porque las cifras en que se mueven suelen ser menores. Aún así, puede que te encuentres con problemas si, pese a todo, necesitas financiación (es decir, si lo compras a un concesionario a plazos, o si tienes que pedir un préstamo para pagárselo íntegro a un particular).

Por lo general, las entidades de crédito privadas tienen condiciones de acceso más asequibles que los bancos tradicionales para acceder a financiación estando en ASNEF, pero a cambio los tipos de interés y las comisiones que cobran son mucho más elevadas. Estar en una lista de morosos como ASNEF no hace sino incrementar todavía más el precio de estos préstamos.


Entidades de crédito para financiar coche con ASNEF

Acceder a cualquier tipo de financiación estando en ASNEF es difícil. Por eso, si vas a pedir un préstamo con ASNEF para comprar un coche, lo más normal es que acabe solicitándolo a una entidad privada de crédito.

Moneyman logo
Dineo logo
Viaconto logo
Solcredito logo
myKredit logo
Préstamer logo
Cashfloat logo
Fidinda logo
Crezu logo
Microcreditos24 logo
PrestamosOnlineYa logo
Ver más
Ver menos

Sus tipos de interés son mucho más elevados que los que puedes encontrar en la banca tradicional, porque entienden que asumen un riesgo muy alto al brindar financiación a un individuo en una lista de morosos.

Dentro de esta categoría de empresas encontramos aquellas que ofrecen préstamos con el coche como aval, una buena opción si vas a cambiar de vehículo. Ten presente, eso sí, que de este modo no podrás obtener más del 60% del valor de tu coche viejo, por lo que difícilmente te alcanzará para comprar uno, nuevo o usado. Quizá te salga más a cuenta vender directamente tu coche viejo y financiar parte de la compra con ese dinero.

Alternativas para comprar un coche con un préstamo estando en ASNEF

Debido a las duras condiciones de devolución de los préstamos que ofrecen las entidades privadas, recurrir a ellas no siempre es una buena idea. Puedes acabar más endeudado de lo que ya estabas. Te preguntarás entonces si hay alternativas, y la respuesta es que sí.

Dispones, básicamente, de dos vías para no tener que recurrir a este tipo de empresas:

  1. La banca tradicional: pedir préstamos a un banco estando en ASNEF puede parecer complicado, pero dependiendo de la cuantía de la deuda por la que fuiste inscrito, es posible que acceda a concedértelo, probablemente con unos tipos de interés algo más altos de lo normal, pero ni de lejos como los de las empresas financieras privadas. Solo te cerrarán las puertas si la deuda que te metió en ASNEF fue contraída con una entidad de crédito.
  2. La financiación del concesionario: a la hora de comprar un coche (habitualmente nuevo, pero también lo vemos cada vez más con vehículos de segunda mano) una opción muy habitual es financiarlo a través del concesionario. Lógicamente, comprobará si estás en ASNEF, pero podría darte el visto bueno si la deuda es pequeña (y, de nuevo, si no ha sido contraída con un banco o entidad financiera).

Por lo general, las mejores condiciones las ofrecen los bancos (en torno al 6%-9% TAE, dependiendo de tu perfil y la cuantía solicitada), seguidos por los concesionarios (su TAE puede rondar el 10% o más), y a mucha distancia de las entidades de crédito privado (con una TAE en torno al 20%) y de préstamos rápidos (hablamos de TAE del 300%, del 1.000% y hasta del 7.000%, ya que son préstamos que se devuelven en días). Ahora bien, recuerda que estar en ASNEF lo complica todo, así que lo mejor es que salgas de ahí cuanto antes.


Cómo financiar los gastos del coche

Cuando compras un coche, hay una serie de gastos asociados que no se pueden eliminar y se suelen olvidar. Hay algunos que son comunes, y otros dependen de si se trata de un coche nuevo o de segunda mano:

  1. Vehículo nuevo:
    • IVA: los coches nuevos pagan un 21% de IVA (salvo que el comprador acredite movilidad reducida, en cuyo caso se beneficiará de un tipo bonificado del 4%).
    • Impuesto de circulación: o, en su denominación formal, Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica. Es anual y lo pagan todos los coches entre el 1 de enero y el 30 de junio de cada año, pero si es uno nuevo has de pagarlo por primera vez en el momento de la compra, sea cuando sea. Su importe depende de la potencia del motor y de la localidad, pues es un impuesto transferido a los ayuntamientos y pueden aplicarle un incremento máximo. El mismo vehículo puede pagar 62€ en Burgos y 47€ en Tenerife.
    • Impuesto de matriculación: solo se paga una vez, y su coste depende del nivel de emisiones de CO2 del vehículo. Están exentos de su pago los vehículos eléctricos y los de combustión que no superen los 120 gramos de CO2 por kilómetro.
  2. Vehículo usado:
    • ITP: el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales es el equivalente del IVA en las transacciones de segunda mano. Lo paga el comprador, y su cuantía varía en función de la Comunidad Autónoma donde se realice la venta, aunque suele oscilar entre el 4% y el 8% del precio pagado.
    • Cambio de titularidad: se hace en la Jefatura de Tráfico y tiene un coste de 55,70€. También deberás realizar la notificación de transmisión o venta del vehículo pasados 10 días desde el cambio de titularidad. Tiene un coste de 8,5€. Si el vehículo se compra a un concesionario o empresa especializada, lo normal es que ellos se encarguen de este trámite.
    • Otros gastos: seguramente te interese solicitar el informe de antecedentes e impedimentos del vehículo (gratis si se solicita el informe reducido, 8,67€ cuesta el completo), y lo normal es que te corresponda a ti pagar la rescisión de la reserva de dominio (si es un coche financiado, el concesionario suele incluir este tipo de cláusulas a modo de penalización por cancelación anticipada). Estos gastos se suelen compartir, y es posible que el precio del coche usado incluya la parte proporcional del Impuesto de Circulación por lo que resta de año.

Pero los gastos de un coche no terminan ahí. Sea nuevo o usado, a lo largo de su vida útil seguirá siendo una fuente de gastos casi constante para su propietario. Los más comunes son:

  • Seguro de coche: obligatorio para poder circular en España. Su cuantía depende de muchos factores, principalmente el tipo de vehículo (en especial, su potencia) y el perfil del conductor, así como de las coberturas que incluya. Se paga de forma mensual, semestral o anual.
  • Mantenimiento: aquí incluimos no solo las reparaciones de las posibles averías que sufra, sino los cambios de aceite y ruedas, así como el combustible.
  • Aparcamiento: aunque sigue siendo perfectamente posible aparcar gratis en la calle, son muchos los que recurren o bien a un garaje privado para dejar su coche (con precios que oscilan en función de la zona, pero que suelen partir de los 50€ al mes), o bien a los permisos de aparcamiento para residentes (para poder estacionar en la denominada "zona azul", de pago; su precio varía en función de la ciudad, entre 25 y 50€ anuales).
  • ITV: la Inspección Técnica de Vehículos es obligatoria, a partir de cierta antigüedad. Los coches y motos deben pasar la primera a los cuatro años de su matriculación, y luego cada dos años hasta cumplir los diez. A partir de entonces será anual. Su precio depende del tipo de motor (gasolina, diésel o eléctrico), y de la Comunidad Autónoma donde se realice la inspección. Suele oscilar entre los 30€ y los 50€.

Si vas a comprar un vehículo con un préstamo, puede que te interese financiar los gastos del coche (es decir, incluir en su importe el coste de impuestos y seguro, principalmente).


Preguntas frecuentes sobre los préstamos de coche estando en ASNEF

¿Puedo financiar un coche con ASNEF y sin entrada?

Hay marcas y concesionarios que entre sus opciones de financiación incluyen la posibilidad de no pagar una cuota de entrada (la cual suele ser de un porcentaje importante del valor del vehículo). El problema es que eso supondrá el pago de una cuota mensual más alta de lo normal, y eso, estando en ASNEF, puede hacer que se te rechace,

¿Hay coches financiados sin nómina?

Sí, puedes financiar tu coche sin nómina incluso estando en ASNEF. El problema es que tendrás que recurrir a entidades de crédito privadas que te impondrán unos tipos de interés altísimos, y sin duda deberás recurrir a un avalista.

¿Qué documentos necesito para financiar un coche con ASNEF?

La documentación que tendrás que presentar para que te den un préstamo para comprar un coche estando en ASNEF no difiere de la habitual: DNI y copias de las últimas nóminas y declaración de la renta, como mínimo. La diferencia será que si estás en una lista de morosos te aplicarán tipos de interés más altos y no te ofrecerán cantidades muy elevadas.

Tu préstamo para coche con respuesta inmediata

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 3 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.