Roams Logo
×
Planes de Pensiones
roams logo
×
Imagen de cabecera

¿Qué rentabilidad puedes obtener con un plan de pensiones?

Llama gratis e Infórmate
Beatriz Gallinas

Beatriz Gallinas Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

La rentabilidad de los planes de pensiones es uno de los factores primordiales en los que cualquier persona se fija a la hora de contratar uno. ¿Por qué es necesario pararse a pensar en ello? ¡Te lo contamos!

Planes de pensiones con mayor rentabilidad

Según datos de Inverco, los planes de pensiones con mayor rentabilidad del mercado hoy en día son diversos. En el siguiente cuadro, puedes observar una comparativa de los planes de pensiones con mayor rentabilidad.

Fonditel Monetario Caixabank Monetario Ibercaja Pensiones Horizonte 2028 Plancaixa Proyección 2029 BBVA Plan Telecomunicaciones BBVA Plan Telecomunicaciones MPP Rumbo 2026 Plancaixa Proyección Bolsa CNP Partners Audaz BBVA PL. Horizonte 2025 Bankia PRO.RTA Premium XI Proteccion 2035
Renta fija corto plazo Renta fija corto plazo Renta fija largo plazo Renta fija largo plazo Renta variable Renta variable Renta fija mixta Renta fija mixta Renta variable mixta Renta variable mixta Garantizados Garantizados
Rentabilidad 1 año Rentabilidad 5 años Rentabilidad 1 año Rentabilidad 5 años Rentabilidad 1 año Rentabilidad 5 años Rentabilidad 1 año Rentabilidad 5 años Rentabilidad 1 año Rentabilidad 5 años Rentabilidad 1 año Rentabilidad 5 años
-0,28% 1,41% 6,83% 6,02% 28,49% 15,09% 8,37% 3,92% 7,20% 4,85% 7,49% 9,60%

¿Cuál debería ser la rentabilidad de un plan de pensiones para considerarlo como bueno?

Por norma general, lo primero en lo que nos fijamos cuando vamos a contratar un plan de pensiones es en la rentabilidad que vamos a obtener con el mismo.

Lo cierto es que no hay una rentabilidad determinada para que un plan de pensiones se considere bueno. No hay planes de pensiones que sean peores o mejores, sino que éstos se adaptan a los objetivos y el perfil de inversión de cada cliente. Y, en concreto, existen tres tipos de perfiles:

  • Conservador
  • Moderado
  • Decidido

Así, por ejemplo, si eres una persona joven a la que aún le queda un cierto tiempo hasta la jubilación, lo aconsejable es que asumas mayor riesgo y decidas invertir en planes de pensiones de renta variable. ¿Por qué? Porque si acabas teniendo pérdidas, el plazo hasta que te jubiles es largo, pudiendo recuperar, en la medida de lo posible, lo que hayas perdido.

Sin embargo, si eres una persona que estás cerca a la edad de jubilación, lo suyo es que traspases el dinero acumulado a productos con un nivel más conservador como pueden ser los planes de renta fija o con rentabilidad garantizada. De esta forma, te garantizas evitar posibles pérdidas consecuencia de ciertos imprevistos y que, al final, no pudieras recuperar por falta de tiempo.


¿Qué factores influyen en la rentabilidad de un plan de pensiones?

La rentabilidad de un plan de pensiones depende de los siguientes factores:

  • Tipo de producto financiero que se contrate
  • Comisiones
  • Gastos
  • Riesgo a asumir

¿Cómo calcular la rentabilidad de un plan de pensiones?

Para calcular la rentabilidad de un plan de pensiones, podrás hacerlo a través de los simuladores de planes de pensiones que las entidades financieras ponen a disposición de los clientes.

Tendrás que completar los datos que te soliciten como tu edad, la aportación periódica que pretendes hacer o la periodicidad de la misma, entre otros, además de la rentabilidad estimada.


¿Puedo tener pérdidas con un plan de pensiones?

En principio, un plan de pensiones no debería tener pérdidas al tratarse de un producto de ahorro. Lo habitual es que la rentabilidad de un plan de pensiones vaya aumentando con las aportaciones que haga su partícipe que, en ningún caso, pueden exceder los 8.000€ anuales.

Por tanto, a medida que el dinero se va acumulando en el plan de pensiones, los gestores lo irán invirtiendo en diferentes activos financieros, que dependerán del perfil de inversor del cliente.

A partir de aquí y, en función del tipo de perfil de inversión, entrarán en juego otros elementos como el nivel de riesgo a asumir por parte del partícipe y, en consecuencia, la rentabilidad que se quiera obtener con el plan de pensiones.

Por tanto, si decidimos asumir un mayor riesgo en la inversión, mayores pueden ser las ganancias, pero también lo pueden ser las pérdidas a la que nos enfrentemos. Por el contrario, si asumimos un menor riesgo en la inversión, la rentabilidad será menor y, en consecuencia, las pérdidas también.