Roams Logo
×
Finanzas
roams logo
×
Roams Logo
Abogada informando a su cliente sobre la fiscalidad de los planes de pensiones

Cómo es la fiscalidad en los planes de pensiones

88 personas han leído este post
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el lunes, 11 de octubre de 2021

Finanzas logo

La fiscalidad de los planes de pensiones es uno de sus puntos fuertes ya que te permite ahorrar en tus futuras declaraciones de la renta. ¿Quieres saber cuánto y cómo? ¡Te lo contamos!

Tributación de los planes de pensiones

Existen dos tipos diferentes de tributación en los planes de pensiones: la tributación de las aportaciones periódicas que realizas a tu plan de pensiones, la cual supone beneficios fiscales, y la tributación del rescate del plan de pensiones.

¿Qué dice el asesor de Roams?roams logo
El límite de aportaciones se ha reducido en 2021 de los 8.000€ hasta los 2.000€ actuales. A excepción de Navarra y País Vasco que poseen autonomía fiscal propia.
foto del autorIsbelt Martín

¿Cómo es la fiscalidad en las aportaciones a los planes de pensiones?

Las aportaciones que realizas a tu plan de pensiones tiene un beneficio fiscal. ¿En qué se traduce? Pues en la reducción de los ingresos que tienes que declarar en tu declaración de la renta, pero eso sí hay un límite. Y es que como máximo puedes hacer aportaciones de 2.000€/año o sin exceder el 30% de los rendimientos de trabajo.

Además, dentro de la fiscalidad en las aportaciones al plan de pensiones, se puede añadir 1.000€ más derivadas de las aportaciones al plan del cónyuge en caso de que este no trabaje o no obtenga rentas económicas mayores a 2.000€ al año.

Así, por ejemplo, si tus ingresos brutos anuales se sitúan en 30.000€ y realizas una aportación total al año de 4.000€, pues esta cantidad se reducirá a tus ingresos, quedando un total de 26.000€, cuantía por la que tributarás en tu declaración de la renta. Por tanto, pagarás menor cantidad de impuestos.


Fiscalidad en el rescate de un plan de pensiones

A la hora de rescatar tu plan de pensiones, puedes hacerlo de diversos modos:

  • En forma de capital: el cobro de los fondos se hace de una vez.
  • En forma de renta: se recupera una cantidad concreta de los fondos de forma periódica, ya sea mensual, trimestral, semestral o anual.
  • En forma mixta, es decir, comibina una parte en forma de capital y otra en forma de renta.
  • En forma de disposición: se reciben los fondos a petición del beneficiario sin existir una periodicidad fija en el cobro de los mismos.

En cualquier caso, la fiscalidad del rescate de un plan de pensiones es el proceso contrario al de las aportaciones. Y es que los fondos que obtienes al rescatarlo son considerados como rendimientos del trabajo, lo cual hacen que aumente la base imponible del IRPF y, en consecuencia, los impuestos que debes abonar ante Haciencda. Por tanto, si al llevarlo a efecto no lo haces adecuadamente, puedes tener que llegar a pagar casi la mitad de tus ahorros. Actualmente, los tramos del IRPF son:

  • De 0 a 12.450€, al 19%
  • De 12.451€ a 20.200€, al 24%
  • De 20.201€ a 35.200€, al 30%
  • De 35.201€ a 60.000€, al 37%
  • Más de 60.001€, al 45%

Fiscalidad en planes de pensiones discapacitados

En lo que respecta a la fiscalidad de los planes de pensiones de discapacitados, la reducción máxima para el partícipe discapacitado es de 24.250€ al año y para cada una de las personas emparentadas con el discapacitado será de 10.000€, esta última cantidad no interfiere en la que se aplica a las aportaciones que realicen a sus propios planes de pensiones. Y, en conjunto, la aportación no podrá exceder los 24.250€.

¿Quiénes tienen derecho a disminuir la base imponible de las aportaciones?

Las personas afectadas por una discapacidad psíquica igual o superior al 33%; personas afectadas por discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%; y las personas con incapacidad declarada judicialmente independientemente de su grado.

Cuando se vaya a rescatar el plan de pensiones, el importe estará considerado como rendimiento de trabajo. Si el rescate fuese en forma de renta, estará exento de tributación el importe equivalente a tres veces el IPREM.


Fiscalidad planes de pensiones tras fallecimiento

En cuanto a la fiscalidad del fiscalidad del plan de pensiones en caso de fallecimiento, debes saber que los derechos del partícipe del plan pasan a depender de la persona o personas que el propio partícipe hubiese designado con anterioridad en el boletín de designación expresa de beneficiarios, además de determinar el porcentaje exacto que pudiera corresponder a cada uno de los benecifiarios, dependiendo de los que haya.

Lo primero que debes saber es que sobre el IRPF del fallecido, se calculará la cuota que haya que ingresar o la cuantía que se vaya a devolver correspondiente al período que va desde principio de año, es decir, 1 de enero hasta el día en que haya fallecido el partícipe del plan.

Sobre la persona o personas que el partícipe haya designado como beneficiarios de su plan de pensiones, en caso de que cobren los derechos consolidados, deben tener en cuenta que las prestaciones derivadas de dicho plan no tributan en el impuesto de sucesiones. De hecho, la cuantía que se perciba al cobrar el plan es considerada como rendimiento de trabajo dentro del IRPF, teniendo que tributar por ello en su declaración de la renta correspondiente.

Si el beneficiario que hereda el plan de pensiones es una persona jurídica, la prestación del plan de pensiones es una renta más que se incluiría dentro del cómputo contable anual y no se aplicaría sobre el IRPF, sino sobre el impuesto de sociedades.


¿En qué casilla se pone las aportaciones a planes de pensiones?

Como bien sabes, los planes de pensiones cuentan con una gran ventaja fiscal como es la deducción fiscal en tu declaración de la renta, que puede hacer hasta un máximo de 2.000€ o hasta el 30% de los rendimientos de trabajo y de actividades económicas. Por ello, si has realizado aportaciones a tu plan de pensiones, debes corroborar que estos datos están correctamente en tu declaración de la renta.

En concreto, los datos de los planes de pensiones se ponen en las casillas de la 462 a 476.


Resumen de los beneficios fiscales de un plan de pensiones

Por tanto, tener un plan de pensiones tiene beneficios fiscales. Concretamente, supone un ahorro fiscal para la declaración de la renta que hagas al año siguiente. Y es que Hacienda te permite descontarte en tu declaración las aportaciones que hagas a tu plan de pensiones, lo que supone una reducción sobre la base imponible del IRPF, de tal forma que la cantidad de impuestos que tengas que pagar a Hacienda será menor o, en su caso, lo que te tenga que devolver será, por contra, mayor.

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 3 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles