Roams Logo
×
Lupa sobre casita observando las diferencias entre una hipoteca y un préstamo personal

Préstamo personal o hipoteca: diferencias y cuál es mejor

239 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Juan Ribón

Juan Ribón Entrada actualizada el martes, 27 de septiembre de 2022

Finanzas logo

¿Préstamo personal o hipoteca? Si necesitas dinero para comprar una vivienda, quizá te preguntes si no es posible evitar pedir una hipoteca y financiar la compra con un préstamo. Hay ocasiones en las que puede resultar más beneficiosa esta opción. Depende de tu salud financiera y del importe que necesites.

Diferencias entre préstamo e hipoteca

Las diferencias entre un préstamo personal y una hipoteca se encuentran, principalmente, en la cantidad de dinero que el banco te va a prestar. Lo normal es que un crédito hipotecario sea de, como mínimo, 80.000 euros, mientras que rara vez el banco te concederá un préstamo de más de 75.000€.

Otra diferencia fundamental entre un préstamo personal y una hipoteca son las condiciones para devolverlo. El plazo de devolución es inferior en los préstamos que en las hipotecas (estas suelen ser a 20 o 30 años), y los intereses son más altos en los préstamos personales, lo que se traduce en una cuota mensual más baja en las hipotecas.

La gran ventaja de un préstamo personal es su sencillez. Requerirá mucho menos papeleo que una hipoteca y sus gastos de constitución son menores. Y además, al tener que devolverlos en un plazo de tiempo menor (según su cuantía, pero en grandes préstamos suele encontrarse en torno a diez años), con un préstamo estarás menos tiempo en deuda con tu banco.

En ambos casos el cliente responde con sus bienes y patrimonio en caso de impago, pero en el caso de la hipoteca lo que el banco reclamará será la casa que habrás comprado con ella. Si no devuelves un préstamo personal te enfrentas, entre otras consecuencias, al embargo de tu nómina para hacer frente a la deuda.


¿Qué es mejor, préstamo o hipoteca?

No hay una respuesta clara a la pregunta de si es mejor un préstamo o una hipoteca para comprar una casa. Todo depende de las circunstancias particulares del cliente, pero lo habitual en la compra de inmuebles es siempre pedir un crédito hipotecario.

Un préstamo puede ser una buena opción cuando no se necesita tanto dinero para comprar la vivienda. Es posible que un préstamo de 40.000€ sea más rentable que una hipoteca para el cliente, ya que, para empezar, pocos bancos ofrecen créditos hipotecarios tan bajos. Y al revés: si hace falta mucho dinero, la hipoteca es la mejor solución, ya que precisamente están pensadas para esto.

Si la cantidad a solicitar está en el límite de uno y otro (digamos que hacia 70.000€), habrá que valorar las ventajas e inconvenientes de cada crédito, sus características, y actuar en consecuencia. Recuerda que las condiciones de la hipoteca son más amables que las del préstamo, pero a cambio te tendrá atado varias décadas.

Lo que es relativamente habitual es pedir un préstamo para afrontar la provisión de fondos de una hipoteca, ya que exige tener disponible en torno al 30% del valor de la vivienda, y eso acostumbra a ser una cantidad bastante elevada para muchos bolsillos. Te puedes encontrar en un abrir y cerrar de ojos con una hipoteca de 80.000€ y un préstamo de otros 30.000€ que devolver, pero es posible que sea la única forma de poder acceder a comprar una vivienda.

Por tanto, podemos decir que la única forma de que un préstamo sea una mejor opción es que se trate de una cantidad tan baja que el banco no conceda una hipoteca por esa cantidad. Y eso si tu economía personal se lo pueda permitir. Una hipoteca, aunque vayas a estar devolviéndola más tiempo, es más rentable a largo plazo por su tipo de interés más bajo, por lo que si ambas opciones son posibles, el préstamo hipotecario parece siempre mejor opción.

Préstamo con garantía hipotecaria

Una opción intermedia es el préstamo con garantía hipotecaria, que no es más que un préstamo personal, por una cantidad muy alta, para el que se deja una vivienda como garantía frente a impagos.

Los préstamos con garantía hipotecaria no se suelen utilizar para comprar una casa, precisamente porque exigen tener una que poner como garantía para su concesión. Suelen ser utilizados para emprender reformas en el domicilio, o para comprar un coche. Sus intereses y plazos serán más similares a los de un préstamo que a los de una hipoteca.

Descubre cuál es la mejor hipoteca del mercado

Curso de formación en hipotecas

¿Quieres más sobre el mundo de las hipotecas? En este curso aprenderás sobre su funcionamiento, condiciones, ventajas e inconvenientes.

Protégete con un seguro de vida

Guárdate las espaldas con un seguro de vida que te cubra en caso de accidente, invalidez o fallecimiento, para que tu préstamo o hipoteca no sean un problema para ti o los tuyos.

Juan Ribón Juan Ribón Juan es licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Valladolid. Cuenta con más de seis años de experiencia escribiendo en medios online. Apasionado de los temas de actualidad, sus conocimientos y saber hacer dan respuesta a las preocupaciones sobre cuestiones financieras en Roams.