Roams Logo
×
Hipotecas
roams logo
×
Roams Logo
Imagen de cabecera

Moratoria hipotecaria: que es, requisitos y como solicitar

roams logo
Llama gratis e Infórmate
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

La crisis del COVID-19 a afectado a muchas familias y muchas de ellas no podrán afrontar los gastos de su hipoteca debido a su pérdida de ingresos. Como medida para aliviar esta crisis, el gobierno ha aprobado un real decreto en el que se establece una moratoria hipotecaria para las familias que se encuentren en estado de vulnerabilidad económica. Las familias que no cumplan con los requisitos, pueden pedir a su banco una carencia hipotecaria aunque no sea tan beneficiosa como una moratoria.

¿Qué supone la moratoria de hipoteca?

La moratoria hipotecaria supone el aplazamiento de los pagos de la hipoteca y durante este período el acreedor no podrá exigir el pago de las cuotas ni de cualquier otro concepto aplicable (amortizaciones o intereses). Además, durante la moratoria no se generará ningún tipo de intereses (ni ordinarios ni de demora).


Moratoria de la hipoteca por el COVID-19

El Gobierno y el Consejo de Ministros han aprobado un real decreto en el que se establece una moratoria hipotecaria de un mes para las familias afectadas por el COVID-19 y que se encuentren en estado de vulnerabilidad económica.

La moratoria hipotecaria podrá aplicarse según dispone el artículo 19 del RD 11/2020 a:

  • a) La vivienda habitual
  • b) Inmuebles afectados por una actividad económica que desarrollen empresarios o profesionales
  • c) Viviendas en alquiler distintas a la residencia habitual pero que el arrendador se haya visto afectado al dejar de percibir las rentas debido a la crisis

En primera instancia, se establece un período de un mes de moratoria aunque es bastante probable que se alargue en función de la evolución del coronavirus y del estado de alarma en nuestro país.


¿Quién puede pedir la moratoria de su hipoteca?

Como hemos comentado anteriormente, no todo el mundo puede beneficiarse de la moratoria hipotecaria. Es necesario cumplir con los requisitos que se establecen para personas en situación de vulnerabilidad económica, causadas principalmente por el COVID-19. Además, de que nuestra vivienda pertenezca a uno de los tres puntos descritos en el apartado anterior.

Requisitos para pedir una moratoria de hipoteca

El real decreto recoge una serie de requisitos a cumplir para pedir una moratoria de hipoteca, lo que se considera como situación de vulnerabilidad económica:

  1. Persona que se haya visto afectada por un despido, un ERTE o haya reducido su jornada laboral o empresario que se haya visto afectado por una pérdida sustancial de ingresos en su negocio
  2. Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere el límite de tres veces el IPREM (Indicador Público Renta Efectos Múltiples mensual), el equivalente a 1.645€, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria:
    • Este límite aumenta en un 0,1 por cada hijo a cargo de la unidad familiar. Si se trata de un hijo de una familia monoparental, el incremento del límite será de 0,15 veces
    • El límite aumentarán en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar
    • Se aplicará un aumento de cuatro veces el IPREM (sin perjuicio de los incrementos acumulados por hijo) en caso de miembros de la unidad familiar con discapacidad declarada superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad acreditada que le incapacite para desarrollar una actividad laboral de manera permanente
    • Se aumenta cinco veces el IPREM si la persona obligada a pagar la renta esta afectada por alguno de estos supuestos:
      • Parálisis cerebral
      • Enfermedad mental o un grado de discapacidad intelectual igual o superior al 33%
      • Persona con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 65 por ciento
      • Casos de enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral
  3. Que la cuota hipotecaria más otros suministros y gastos básicos sea igual o superior al 35% de los ingresos netos del conjunto de la unidad familiar
  4. Que tras la crisis del COVID-19 se hay producido una alteración significativa de sus circunstancias económicas recogidos en estos dos supuestos:
    • Que la carga hipotecaria se ha visto multiplicada por al menos 1,3
    • Se haya producido una caída sustancial de ventas en el negocio (de al menos un 40%)

¿Y si no cumplo con los requisitos para pedir una moratoria de hipoteca?

En el supuesto de que no cumplamos con los requisitos para que nos concedan una moratoria podemos solicitar a nuestro banco una carencia hipotecaria. Consiste en el aplazamiento de los pagos de la hipoteca aunque en este caso sí se seguirán generando intereses, a diferencia de la moratoria.

Hay dos tipos de carencias:

  • Carencia total: durante el período de carencia no se realizará ningún pago; ni de las cuotas ni de los intereses
  • Carencia parcial: en esta opción se van pagando los intereses pero se deja de devolver el capital principal

¿Cómo se solicita una moratoria para la hipoteca?

Para solicitar la moratoria de la hipoteca debemos de presentar una serie de documentos a nuestra entidad financiera:

  • En caso de desempleo, presentar el certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que conste la cuantía mensual percibida o subsidios por desempleo
  • Los trabajadores por cuenta propia o autónomos deberán presentar el certificado sobre el cese de actividad declarada, expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma
  • Acreditar el número de personas que habitan la vivienda mediante
    • Libro de familia o documento acreditativa de pareja de hecho
    • Certificados de empadronamiento de las personas de la vivienda
    • Si fuera el caso, presentar la declaración de discapacidad, dependencia o incapacidad permanente para realizar una actividad laboral
  • Indicar la titularidad de los bienes:
    • Nota simple de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la familia
    • Escrituras de la compraventa de la vivienda y el de concesión del préstamo con garantía hipotecaría
      • En caso de tratarse de una vivienda en alquiler diferente a la residencia habitual y que se haya visto afectada por el impago de las rentas, presentar también el contrato de arrendamiento
  • Una declaración responsable del deudor o deudores afirmando que se cumplen con todos los requisitos exigidos

Es comprensible que reunir todos estos documentos no es sencillo en la situación actual. Por ello, en el supuesto de que no podamos conseguir el certificado de desempleo o el contrato de arrendamiento, podemos sustituirlo por una declaración responsable que indique la justificación expresa de los motivos relacionados a la crisis del COVID-19. Y una vez concluya el estado de alarma, se dispondrá de un mes para entregar los documentos que no hubiésemos facilitado.

Una vez hayamos presentado los documentos a nuestro banco, el banco tendrá un plazo de 15 días para conceder la moratoria hipotecaria en caso de que cumplamos con todos los requisitos.

Tras la aprobación de la moratoria de la hipoteca, nuestra entidad financiera será la encargada de comunicar al Banco de España la existencia y duración de la moratoria hipotecaria.


¿Acumulo intereses durante la moratoria de hipoteca?

No, durante la moratoria no se generarán intereses de ningún tipo por el aplazamiento de los pagos, dure lo que dure la moratoria.

No ocurre lo mismo en el caso de una carencia hipotecaria, un concepto similar a la moratoria. Durante una carencia se aplazarán los pagos pero sí se seguirán generando intereses. Por lo tanto, una moratoria es mucho más beneficiosa que una carencia de pagos.


¿Cuándo pagaré lo que debo si solicito una moratoria de hipoteca?


La moratoria consiste en una «pausa de las condiciones», por lo tanto, una vez finalice el plazo de la moratoria hipotecaria se reanudarán los plazos que hubiesen quedado suspendidos.

En cualquier caso, podemos ponernos en contacto con nuestra entidad financiera de manera telemática para aclarar este tipo de dudas.


¿Qué pasa con el aval si pido una moratoria de la hipoteca?

En el supuesto de que nos concedan la moratoria hipotecaria supone una pausa de las condiciones, por lo tanto, los avalistas o fiadores no tendrán ningún tipo de deuda que asumir.

En cambio, si no se concede la moratoria al deudor y éste incurre en impagos, los avalistas podrán exigir que el acreedor agote el patrimonio del deudor principal antes de reclamar al avalista, aún cuando se haya renunciado expresamente al beneficio de excusión.


¿Hay posibilidad de ampliar una moratoria de hipoteca una vez finalizada?

Es muy probable que la moratoria de la hipoteca se siga ampliando mientras siga vigente el estado de alarma. Una vez finalizado el estado de alarma, dependerá de cada entidad financiera la posibilidad de ampliar la moratoria hipotecaria.

Por lo tanto, tendremos que ponernos en contacto con nuestro banco y explicarles nuestra situación para ver si nos conceden una ampliación. Si rechazan la ampliación de la moratoria es posible que a cambio nos propongan una carencia de hipoteca, aunque de nuevo dependerá de cada banco y de las circunstancias de cada cliente.


Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles