Roams Logo
×
Hipotecas
roams logo
×
Imagen de cabecera

Compara y elige entre los mejores bancos para hipoteca

Llama gratis e Infórmate
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

¿Quieres comprar una casa y estás buscando cuáles son los mejores bancos para hipotecas? Como en cualquier mercado siempre habrá mejores y peores ofertas pero en el caso de una hipoteca no es tan fácil determinar cuál es el mejor banco ya que influyen varios factores. Por ello, te vamos a dar una serie de recomendaciones para encontrar el mejor banco acorde a tu situación.

¿Cuál es el mejor banco para pedir una hipoteca?

¿Qué banco es mejor para pedir una hipoteca? Es una pregunta muy sencilla pero su resolución no lo es tanto ya que no hay una respuesta tajante. La decisión para elegir entre las mejores hipotecas estará influenciada por varias peculiaridades de las mismas y del cliente. Lo que podría ser una hipoteca ideal para un cliente puede que no lo sea tanto para otro tipo de cliente.


7 recomendaciones para elegir el mejor banco para la hipoteca

Las ofertas de las entidades bancarias van cambiando a lo largo del tiempo y por tanto el mejor banco para pedir una hipoteca puede cambiar de un día para otro. Por ello, vamos a darte algunas recomendaciones para comparar los mejores bancos para hipotecas y saber cuál es el mejor:

  1. En primer lugar, elige el tipo de interés de la hipoteca que mejor se adapte a tu perfil
    • Hipotecas a tipo fijo. Ideal para un perfil conservador y que quiere saber de antemano cuánto pagará por la hipoteca
    • Hipotecas variables. Este tipo de hipoteca conlleva una mayor incertidumbre, en la actualidad tienen unos intereses más bajos pero esto podría cambiar ya que el tipo de interés está sujeto a las fluctuaciones del euríbor
    • Hipotecas mixtas. Es una combinación de las dos anteriores, una parte fija y otra variable
  2. Una vez tengas claro el tipo de interés, compara las hipotecas de los distintos bancos a través de la TAE (Tasa Anual Equivalente), cuanto más bajo sea este valor mejor. La TAE ofrece una perspectiva completa de la hipoteca ya que en este valor se refleja el TIN, los plazos de la hipoteca y las comisiones
  3. Fíjate en los requisitos a cumplir para la concesión de la hipoteca. De nada nos servirá que un banco ofrezca la mejor hipoteca del mercado si no cumplimos con sus requisitos. Por ejemplo, algunos bancos marcan como requisito domiciliar una nómina de una determinada cantidad
  4. Cuanto menor nivel de vinculación haya mejor. Algunos bancos exigen la contratación de un producto adicional como podría ser un seguro del hogar. Los productos adicionales subirán el coste total de la hipoteca pero si por ejemplo ya tenías pensado contratar un seguro de igual manera, te saldrá más barato contratarlo junto a la hipoteca que por separado. Por lo tanto, aunque lo ideal es una hipoteca sin vinculaciones, para algunos clientes podría ser bueno dependiendo de lo que estén buscando
  5. Que la comisión de apertura sea lo más baja posible o incluso 0. De esta forma el desembolso inicial será más bajo. No obstante, si podemos afrontar la comisión de apertura y encontramos un banco que ofrezca una TAE más baja, quizás sea el mejor banco para tu hipoteca
  6. Plazos de devolución acorde a tu situación. Hay que tener clara una cosa, cuanto más se alargue una hipoteca más baja será la cuota a pagar ya que estará más repartida en el tiempo pero a cambio, subirá el coste de la hipoteca. Por lo tanto, elige una hipoteca que puedas pagar cómodamente pero sin excederte en los plazos
  7. Si gozas de buena salud financiera intenta negociar con la entidad mejores condiciones. La solvencia de un cliente y el riesgo de impago son factores que influyen en el tipo de interés que ofrecen los bancos. Una entidad financiera ofrecerá unos intereses más bajos a los clientes "seguros" y unos intereses más elevados a aquellos que cumplen los requisitos "por los pelos". Si eres muy solvente utiliza eso como poder de negociación

En definitiva, decidir que banco es mejor para una hipoteca es un ejercicio donde tendremos que encontrar el mejor equilibrio entre los siguientes factores:

  • TAE más baja
  • Requisitos asumibles
  • Menor nivel de vinculación posible y en tal caso que sea de un producto que nos interese contratar
  • Sin comisión de apertura
  • Cómodos plazos de devolución