Roams Logo
×
Hipotecas
roams logo
×
Imagen de cabecera

Descubre las hipotecas para funcionarios

Llama gratis e Infórmate
Fernando Carrillo

Fernando Carrillo Entrada actualizada el viernes, 2 de octubre de 2020

Ser funcionario significa tener un trabajo estable, algo muy atractivo para las entidades a la hora de ofrecer sus hipotecas. Por eso, con las hipotecas para funcionarios obtendrás unas condiciones inigualables.

Características de las hipotecas para funcionarios

Los funcionarios son trabajadores con mucha estabilidad laboral. Es por ello que, al tener unos ingresos regulares asegurados, son uno de los clientes favoritos de los bancos para ofrecer hipotecas.

Al ser un tipo de cliente con muy poco riesgo, las entidades pueden ofrecer condiciones más ventajosas, como menores intereses o un mayor plazo de amortización.

Algunos bancos incluso ofrecen hipotecas específicamente diseñadas para este tipo de clientes y que ofrecen características y beneficios especiales para estos clientes.

¿Qué diferencia hay entre una hipoteca para funcionarios y una convencional?

Las diferencias entre las hipotecas que los bancos ofrecen a los funcionarios y las que ofrecen a otros clientes suelen estar siempre relacionadas con unas condiciones más ventajosas.

Al ser clientes con poco riesgo de impago al tener un trabajo asegurado, los bancos se pueden permitir relajar sus condiciones y ofrecer intereses más bajos o menores comisiones. Algunas de estas diferencias son:

  • Menores intereses: este tipo de cliente suele recibir un interés por debajo del habitual.
  • Mayor plazo de devolución: al tener ingresos asegurados el banco se puede permitir un plazo de amortización más largo.
  • Más financiación: de nuevo, al tener unos ingresos estables, el banco puede ofrecer un porcentaje de financiación mayor.
  • Menores comisiones: al ser un cliente muy codiciado suelen ofrecerles menores comisiones para contratar su hipoteca con la entidad.

Ventajas de las hipotecas para funcionarios

Las ventajas de este tipo de hipotecas están íntimamente relacionadas con las diferencias que hemos mencionado anteriormente. Las mejores condiciones de este producto nos van a permitir:

  • Un mayor ahorro: al tener menores intereses y comisiones tendremos que pagar menos al banco por este servicio.
  • Más flexibilidad: al tener la opción de elegir un plazo de devolución más largo, podremos ajustar mejor las cuotas a nuestras necesidades.
  • Más financiación: puede que el banco acepte a financiar un mayor porcentaje de nuestra vivienda, lo que significa que recibiremos más dinero y dependeremos menos de nuestros ahorros.

Desventajas de las hipotecas para funcionarios

Aunque las ventajas de este tipo de hipotecas son muy grandes, también presentan algunos aspectos que nos pueden afectar de manera negativa. Algunos de estos son:

  • Mayores gastos: aunque los intereses y las comisiones son menores, si optamos por elegir un plazo de devolución más largo, acabaremos pagando más intereses al banco sobre el dinero que nos ha prestado.
  • No todos los funcionarios pueden conseguirlas: si eres un interino lo más probable es que no consigas todas las ventajas de estas hipotecas.

Hipotecas 100% para funcionarios

Al tener unos ingresos estables, será más fácil conseguir que el banco nos financie un mayor porcentaje de nuestra vivienda. Aunque siempre suele ser del 80%, si somos funcionarios podremos conseguir una mayor financiación.

Es por ello que las hipotecas al 100% de financiación son más fáciles de conseguir para este tipo de cliente. Aunque esto no significa que, por ser funcionario, nos den una hipoteca al 100% de manera automática.


Requisitos para solicitar una hipoteca para funcionarios

Aunque son pocos los bancos que comercializan una hipoteca especialmente creada para autónomos, sí que es cierto que nos van a ofrecer mejores condiciones si tenemos este perfil de cliente.

Por ello, no existe ninguna condición específica diferente a las que necesitaríamos para pedir una hipoteca convencional. Salvo la de, lógicamente, ser funcionario.