Roams Logo
×
Hipotecas
roams logo
×
Imagen de cabecera

Hipotecas sin entrada: ¿ventaja o riesgo?

Llama gratis e Infórmate
Sofía Villasur

Sofía Villasur Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

Las hipotecas sin entrada son un producto financiero donde no tendrás que tener ahorros ya que el banco te dará el 100% del valor de la vivienda. Interesante ¿verdad?, pues descúbrelo todo sobre las hipotecas sin entrada

¿Se puede conseguir una hipoteca sin entrada?

Aunque conseguir una hipoteca sin entrada sea muy difícil no significa que sea imposible. Antes de que estallara la crisis en nuestro país, las hipotecas sin entrada se concedían muy fácilmente, pero ahora no es tan sencillo. Normalmente los bancos conceden hipotecas que no superen el 80% del valor de la vivienda porque más porcentaje es sinónimo de mucho riesgo para cubrir la deuda. Las hipotecas sin entradas también se conocen como hipotecas 100, estas cubren el 100% de la vivienda.

Para conseguir una hipoteca sin entrada este 2020 puedes optar por varias vías aunque ninguna de ellas te aseguran con plena totalidad que no tendrás que pagar entrada. Las opciones son:

  • Disponer de un nivel económico bastante alto para hacerte cargo de la hipoteca sin problema
  • Ser joven y no tener ahorros pero con una nómina alta
  • Que la vivienda sea propiedad del banco
  • Una tasación que supere el valor de la compraventa

Requisitos para conseguir una hipoteca sin entrada

Para conseguir una hipoteca sin entrada necesitarás cumplir una serie de requisitos. Cada banco necesita una serie de requisitos para poder concederte la hipoteca sin entrada, pero aquí te mostraremos los dos principales. Has de saber que aunque los cumplas, quizás no te la concedan. Esto pasa porque cada cliente es un caso, así que someterán tu caso a estudio y ellos decidirán si eres adecuado o no.

El primer requisito es que tengas una solvencia muy alta. Hay que entender que los bancos se arriesgan mucho al darte una hipoteca sin entrada. Es un desembolso muy grande de dinero para ellos y corren riesgo a sufrir impagos.

Por eso, el segundo requisito para una hipoteca sin entrada se necesitará una garantía en forma de aval o de avalista. El objetivo de un aval es que cubra la deuda que puedas dejar al realizar impagos. Por esta razón conseguir una hipoteca sin aval y sin entrada es prácticamente imposible.


Hipotecas sin entrada: ventajas y desventajas

Como cualquier producto las hipotecas sin entrada tienen unas ventajas y una desventajas. Si empezamos por el lado positivo, las ventajas de las hipotecas sin entrada son:

  • No hay que tener ahorros
  • No hace falta un desembolso de dinero inicial
  • Facilitan el acceso a la vivienda muy pronto
  • Si tienes dinero ahorrado, lo puedes destinar a otros gastos

Por otro lado nos encontramos con las desventajas de una hipoteca sin entrada, estas son:

  • Plazo de devolución más alto
  • Intereses altos
  • La casa perderá valor al largo de los años pero tendrás que pagar la cantidad pactada al principio
  • Riesgo de impago alto

Si después de sopesar las ventajas y las desventajas de la hipoteca sin entrada, has decidido contratar una deberás de calcular la hipoteca sin entrada que quieres contratar para ver si todo te saldrá bien y podrás con ella. Para esto la mejor opción es comprobarlo a través de un simulador de hipotecas sin entrada.

Una vez que todo te haya salido positivo para tu economía, has de averiguar que banco podrá concedértela. Algunos ejemplos son:

  • La hipoteca sin entrada La Caixa
  • La hipoteca sin entrada BBVA
  • La hipoteca sin entrada ING