Roams Logo
×
Hombre firmando papeles hipoteca sin aval

Hipoteca sin aval: qué es y requisitos

472 personas han leído este post
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el miércoles, 12 de enero de 2022

Finanzas logo

Una hipoteca sin aval en el que la entidad financiera no exige al beneficiario la presencia de un avalista como garantía en caso de impago. Las hipotecas sin avales se basan en la solvencia del beneficiario, su capacidad de endeudamiento y otros factores como la edad. Analizamos las principales características de este tipo de hipotecas, cómo solicitarla y qué factores se tendrán en cuenta para su concesión.

Qué es una hipoteca sin aval

Una hipoteca sin aval es un préstamo hipotecario en el que la entidad financiera que realiza el préstamo no exige al beneficiario garantías adicionales a su firma. Estas garantías adicionales pueden tomar forma del avalista, que es una tercera persona que en caso de incumplimiento de deuda por parte del financiado asume la deuda personalmente.

Para ello, la entidad debe considerar que el cliente cumple con los requisitos para la hipoteca, ingresos y el endeudamiento del solicitante, así como, en general su salud financiera.


Requisitos para una hipoteca sin aval

Para poder acceder a una hipoteca sin aval los dos factores claves iniciales son:

  1. Ingresos estables y suficientes: es necesario que los ingresos del solicitante sean considerados por la entidad estables, constantes y suficientes para el pago de las cuotas de la hipoteca.
  2. Endeudamiento saneado: aunque los ingresos sean estables y suficientes, es necesario también no tener un endeudamiento elevado, fundamentalmente a través de otros préstamos, tarjetas, o productos financieros.

Además de lo mencionado, hay que tener en cuenta que un préstamo hipotecario sin aval se va a fijar en detalles como la edad del solicitante, siendo más complejo obtenerlo a personas jóvenes o de edad elevada.

En general, las entidades financieras nos van a solicitar un aval siempre que vean que algún tipo de detalle que no encaje con su política de riesgos como puede ser que el pago de la cuota de la hipoteca suponga mas de un 35% de nuestros ingresos, o bien que nuestros ingresos no sean suficientemente estables (ejemplo: poca antigüedad en la empresa, escasa vida laboral) o que estemos tratando de obtener una financiación mayor al 80%.

La figura del avalista como se comenta antes es una tercera persona (en muchos casos los padres) que asumirá la deuda en caso de incumplimiento. Lo ideal es huir de las hipotecas que requieran aval. Posibles alternativas:

  • Buscar una vivienda algo mas económica o acordes a nuestros ingresos.
  • Buscar dentro del stock de viviendas de los bancos, ya que para acceder a ella nos ofrecen comisiones mas ventajosas.

Qué bancos ofrecen hipoteca sin avalista

Cualquier entidad financiera puede ofrecer una hipoteca sin avalista aunque en función del perfil del cliente será más fácil o complicada su concesión.

Para ello, la entidad debe considerar que el cliente cumple con los requisitos para la hipoteca, ingresos y el endeudamiento del solicitante, así como, en general su salud financiera.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que una hipoteca sin aval con el 100% de financiación no es viable salvo casos excepcionales. Por lo que, un porcentaje de la financiación deberá ser asumido con ahorros propios u otro modelo de financiación.


¿Me concederán una hipoteca sin aval?

La concesión de una hipoteca sin aval está supeditada a los puntos reposados anteriormente:

  1. Ingresos suficientes y estables.
  2. No estar endeudado.
  3. Un rango de edad entre 30 y 50 años.
  4. Capacidad de asumir los gastos de hipoteca y la parte no financiada.

Descubre cuál es la mejor hipoteca del mercado

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 3 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.