Roams Logo
×
Mujer joven soñando con la casa de sus sueños mientras comienza los pasos para solicitar una hipoteca

Cómo pedir una hipoteca: pasos a seguir, requisitos y características

3 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Juan Ribón

Juan Ribón Entrada actualizada el martes, 28 de junio de 2022

Finanzas logo

El proceso para pedir una hipoteca es relativamente sencillo. Más difícil es que el banco la conceda, pero su solicitud, aunque pueda parecer algo largo y denso, no resulta tan complicado como pudiera parecer. Eso sí, hay que tener presente una buena cantidad de detalles para no equivocarse a la hora de dar un paso tan importante como es firmar una hipoteca.

Mejores hipotecas
EntidadProductoTIN bonificadoTAE BonificadoCuota bonificadaFinanciación máximaPlazo máximoVinculaciones para bonificaciónBonificación máxima acumulableContacto
EVO BancoHipoteca Inteligente variable0,95% 1er año | Euribor + 0,75% Resto de años1,3%561,92 1er año | Euribor + 0,75% Resto de años80%30 añosNómina. Seguro hogar0,20%
MyInvestorHipoteca Variable1,29% 1er año | Euríbor + 0,89% Resto de años1,89%585,22 €/mes 1er año | Euríbor + 0,89% Resto de años80%30 añosSin productos vinculadosNo tiene bonificaciones
ImaginbankHipoteca fija Imaginbank1,70%2,17%614,10 €/mes90%25 añosNómina0,75%
EVO BancoHipoteca Inteligente tipo fijo1,85%2,33%624,88 €/mes80%30 añosNómina. Seguros hogar y vida0,35%
IbercajaHipoteca Fácil a tipo fijo2,25%2,52%654,20 €/mes80%25 añosNómina1%
Banco SantanderHipoteca Fija2,12% 6 meses | 2,02% Resto de años2,8%644,58 €/mes 6 meses | 637,51 €/mes Resto de años80%30 añosNómina. Tarjetas. Seguros vida/hogar/accidentes/incapacidad.Vivienda sostenible1,10%
OpenbankHipoteca Open Fija2,43%2,93%667,65 €/mes80%30 añosNómina. Seguros hogar y vida. Suministros eléctrico y gas con Repsol0,60%
Para la comparativa se ha calculado el precio de la cuota mensual a pagar para una hipoteca por importe de 150.000€ con un plazo de devolución de 25 años, con el máximo de bonificaciones aplicadas. Estos valores han sido redondeados por Roams como ejemplo representativo de una hipoteca media según los datos de importe medio y tipo de interés medio de las hipotecas en España del INE en 2021. La TAE ha sido obtenida bajo las condiciones indicadas por cada entidad bancaria en sus simuladores y fichas de producto. En las hipotecas variables y mixtas se muestra la cuota a pagar con el interés fijo propio del primer periodo, siendo aplicable a partir de ese momento el interés + valor del euríbor mostrado en sus condiciones. El importe real a pagar dependerá del cumplimiento de los requisitos establecidos por la entidad y del perfil del cliente. Fuente: Roams, empleando su comparativa de precios a partir de la información oficial que le proporcionan y/o publicitan las entidades financieras. Para la comparativa se ha realizado un ranking de hipotecas aplicando un criterio de ordenación por TAE de menor a mayor. Las ofertas mostradas reflejan la representatividad del tipo de hipoteca sobre vivienda más contratada en el mercado español según el último INE publicado, correspondiente a febrero de 2022: 72,8% tipo fijo y 27,2% tipo variable. Actualizado a viernes, 24 de Junio de 2022. Se muestran las mejores Mejores hipotecas. Ordenadas por mejor producto. Actualizado a jueves, 11 de agosto de 2022.

¿Cómo se pide una hipoteca?

Pedir una hipoteca no es tan sencillo como acudir a tu sucursal bancaria y solicitarla. Ojalá. No puedes plantarte ante tu banquero de confianza y pedirle una hipoteca, aunque es algo que tarde o temprano tendrás que hacer como parte del proceso.

Para solicitar una hipoteca hay que tener en cuenta muchas cosas, y has de tener mucha información en tu poder para tener las mayores certezas posibles de que aciertas con la firma de este crédito.

El proceso, a grandes rasgos, es algo así:

  1. Recopila información Has decidido comprar una casa, para lo que tendrás que pedir una hipoteca. Antes de hacerlo, lo primero es que te hagas una idea de qué hipoteca te puedes permitir. A grandes rasgos, dependerá de tus ahorros (determinan el importe máximo de la hipoteca y el precio máximo de la vivienda) y tus ingresos (marca la cuota máxima que podrás pagar cada mes, y en consecuencia la duración del préstamo).
  2. Compara hipotecas ¿Fija o variable? ¿Y con qué banco? Este es el punto de revisar las webs de los bancos en busca de la hipoteca con las condiciones que mejor se adapten a tus circunstancias.
  3. Pide información al banco Has encontrado una hipoteca que, sobre el papel, te encaja. Es momento de contactar con el banco. Lo habitual era ir a la sucursal y tratarlo en persona, pero hoy en día es posible contratar una hipoteca por internet. El banco te hará una oferta y tú decides si la aceptas o si vuelves al punto dos.
  4. Entrega la documentación y revisa las condiciones Si la oferta de tu banco te cuadra, entrégale la documentación necesaria para iniciar los trámites. La entidad te proporcionará toda la información pormenorizada del contrato, la cual conviene que revises a conciencia por si hubiera algo que se saliera de lo pactado.
  5. Entrega la provisión de fondos Como rara vez el banco te financiará el 100% del valor de la vivienda, tú debes adelantar el porcentaje restante (habitualmente el 20%), más los gastos asociados al proceso de compraventa de la casa que vas a adquirir (impuestos, notaría, gestoría y registro). Es lo que se conoce como provisión de fondos, y suele suponer el 30% del precio de compra de la vivienda.
  6. Visita al notario y firma tu hipoteca Antes de rubricar tu firma en el contrato hipotecario es necesario acudir al notario, para que certifique que eres plenamente consciente de lo que vas a contratar. Cumplido este trámite, solo quedará la firma, y la hipoteca será tuya.

Requisitos para solicitar una hipoteca

Antes de firmar una hipoteca has de cumplir con una serie de requisitos que el banco tendrá en cuenta a la hora de decidir si te la concede o no. Conviene que los conozcas para ahorrarte tiempo en solicitudes que serán rechazadas (o que tendrán como respuesta unas condiciones difícilmente asumibles).

Estos requisitos para pedir una hipoteca son de índole económica, y pivotan en torno a dos conceptos: tus ingresos y tus ahorros. Los primeros determinarán la cuota máxima que podrás pagar, y en consecuencia el plazo para devolver el crédito; los segundos marcan el importe máximo de la vivienda a adquirir y cuánto podrás pedir al banco como mucho con la hipoteca.

También hay otra serie de requisitos, menos objetivos, como son la estabilidad laboral, la salud financiera o el historial crediticio. El banco los analizará y determinará si puede asumir el riesgo de prestarte tanto dinero para la compra de una vivienda.

Con esto en mente, ya puedes hacerte una idea de tus posibilidades de éxito al pedir una hipoteca.


Cómo elegir las mejores características para mi hipoteca

No hay dos hipotecas iguales, aunque todas en el fondo respondan a un mismo patrón: el banco te presta una determinada cantidad de dinero que deberás devolver en un plazo concreto y por lo que tendrás que abonar unos intereses.

En ese sentido, has de tener claro cómo funcionan las hipotecas para saber cuál te conviene más:

  • Hipoteca a tipo fijo: pagarás lo mismo cada mes.
  • Hipoteca variable: el tipo de interés cambiará en función de cuánto suba o baje el euríbor.
  • Hipoteca mixta: comenzará siendo una hipoteca a tipo fijo y pasado un tiempo se convertirá en una variable.

El euríbor es el índice de referencia más utilizado en el mercado hipotecario español. Indica el tipo de interés promedio al que los bancos europeos se prestan dinero entre sí. Fluctúa constantemente, y puede tener valor negativo.

También debes manejar ciertos conceptos económicos, para poder comparar entre hipotecas:

  • TIN: acrónimo de tipo de interés nominal. Es el precio que cobra tu banco por prestarte dinero. Su cálculo no incluye comisiones, por lo que solo sirve para comparar productos de la misma entidad.
  • TAE: acrónimo de tasa anual equivalente. Se calcula mediante una compleja fórmula matemática pero, en definitiva, como incluye las comisiones que se pagan sirve para comparar ofertas de distintos bancos para un mismo tipo de producto.

Por último, has de saber que las hipotecas tienen comisiones asociadas. Las más comunes son:

  • Comisión por apertura: cubre los gastos derivados de la puesta en marcha de la hipoteca. Incluye los gastos de formalización. Se trata de una cláusula en desuso.
  • Comisión por amortización anticipada: es posible quitarte de golpe una buena parte de la hipoteca, pero deberás compensar al banco por los intereses que dejará de cobrar. Su cuantía dependerá de si tu hipoteca es fija o variable, y del momento en el que ejecutes la amortización.
  • Comisión por cancelación anticipada: de igual manera que te puedes quitar parte de la hipoteca de un plumazo, puedes pagar todo lo que te falte por devolver de golpe y saldar cuentas con tu banco, pero también tendrás que compensarle por ello. Al igual que la comisión por amortización, depende del tipo de hipoteca y del momento en el que hagas la cancelación.

Hay muchas más cláusulas, pero estas son, por así decirlo, fundamentales en todas las hipotecas. Y ha habido muchas que la Justicia ha declarado nulas por considerarlas abusivas. Por eso hay que tener presente qué cláusulas se pagan, por si en un futuro alguna de ellas también fuera declarada como contraria a la buena fe y, por tanto, fuera posible reclamarle este gasto al banco.

Descubre cuál es la mejor hipoteca del mercado

Curso de formación en hipotecas

¿Quieres saber más sobre los requisitos para pedir una hipoteca? En este curso aprenderás el funcionamiento de las hipotecas, sus comisiones y gastos asociados.

Juan Ribón Juan Ribón Juan es licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Valladolid. Cuenta con más de seis años de experiencia escribiendo en medios online. Apasionado de los temas de actualidad, sus conocimientos y saber hacer dan respuesta a las preocupaciones sobre cuestiones financieras en Roams.