Roams Logo
×
Imagen de cabecera

Tarjetas BBVA: ¿Por cuál decantarse?

Llama gratis e Infórmate
Roams

Roams Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

Los principales tipos de tarjetas BBVA que vamos a encontrar son: crédito, débito, prepago y virtuales. Además, la entidad cuenta con su novedosa tarjeta Aqua con un CVV dinámico y sin datos impresos en la tarjeta salvo el nombre del cliente, aportando así una seguridad altísima.

El amplio catálogo de tarjetas de crédito en BBVA se desvanece conforme avanzamos en las opciones de débito o prepago. Y vuelve a crecer y diferenciarse con calidad en la línea dirigida a autónomos y empresas. Especialmente a los primeros, con soluciones muy acertadas y variadas para la gestión de pagos y otras funcionalidades.

BBVA muestra un especial interés por facilitar la vida al público joven, con tarjetas de crédito, débito y prepago con condiciones específicas para ellos.

Nueva tarjeta Aqua BBVA: CVV dinámico para una mayor seguridad

El banco BBVA ha lanzado una novedosa tarjeta, denominada Aqua. Se trata de una tarjeta física pero que no contiene información impresa en la misma, tan solo aparece el nombre del cliente.

Para conocer su numeración, la fecha de caducidad o el CVV habrá que utilizar la App del BBVA. Recordemos que el CVV es el código de seguridad de la tarjeta requerido para realizar compras por internet, son tres números que normalmente vienen impresos en la parte posterior de la tarjeta.

La peculiaridad de la tarjeta Aqua es que tiene un CVV dinámico. Para conocer el CVV tenemos que consultarlo a través de la App y cambia cada 5 minutos, por lo tanto, una vez que el cliente consulta el CVV tiene 5 minutos para realizar la compra por internet.

En definitiva, se trata de una tarjeta con una seguridad muy alta ya que en caso de pérdida de la misma no te pueden robar los números de la tarjeta ni el CVV para su uso fraudulento. No obstante, se puede anular desde la App en cualquier momento al igual que cualquier otra tarjeta.

La tarjeta Aqua está disponible en todos los tipos de tarjetas: crédito, débito y prepago.


Tarjetas de crédito BBVA

La propuesta estándar de tarjetas de crédito de BBVA permite aplazar las compras al próximo mes. O bien financiarlas en diferentes plazos. En este sentido, la entidad habilita al usuario de esta tarjeta abonar una cantidad fija o un porcentaje, que determinará unos intereses.

También puedes aplazar los pagos entre tres y seis meses. Esta operación sí incluiría comisiones, en función del aplazamiento final. Puedes ampliar los plazos aún más tiempo, aunque en este caso sí se incluirán intereses en la operación.

Los límites a crédito de la modalidad estándar son ampliables en la versión oro. Con esta otra tarjeta de crédito podrás, además, incluir un seguro de asistencia en viaje y accidente.

Dentro de las tarjetas de crédito, BBVA ha diseñado un producto específico para jóvenes. En esta modalidad, también se permite el aplazamiento de los pagos, en función de diferentes alternativas. Tiene condiciones de devolución adaptadas a este perfil juvenil. También algunas operativas vía app a valorar, como la opción de apagar y encender la tarjeta desde el teléfono, en el caso de extravíos.

Tarjeta A tu Ritmo BBVA

En la página web oficial de BBVA no encontramos referencias a esta tarjeta. La entidad tiene varias reclamaciones y sentencias contrarias a este producto financiero. Pues se trata de una de las modalidades consideradas como tarjetas revolving.

Otras tarjetas de crédito BBVA

El resto de tarjetas de crédito de la entidad ofrecen ventajas o condiciones exclusivas para cierto tipo de servicios o necesidades asociadas. Por ejemplo, tenemos varias tarjetas de crédito con descuentos en combustible o servicios relacionados con vehículos de motor.

BBVA también ofrece alternativas para viajeros, con seguros específicos asociados a un perfil de cliente que realiza un mayor número de desplazamientos. Bien sea en avión, tren o carretera.


Tarjetas BBVA débito

En las tarjetas de débito la oferta es sensiblemente menor. El cliente puede aquí pagar sus compras al momento, aunque la personalización del producto es prácticamente nula. Especialmente si lo comparamos con la amplísima oferta mostrada en la versión de crédito.

La principal tarjeta BBVA de débito mantiene una operativa muy fácil. Al no poder aplazar las compras, las condiciones son muy simples. Incluye la posibilidad de apagar y encender la tarjeta desde la app o establecer ciertos límites, como:

  • Permitir el pago online.
  • Uso de la tarjeta fuera de España.

Incluye, además, seguro de protección ante un posible uso fraudulento de la tarjeta, o bien si sufres un atraco en el cajero.

Al margen de ello, sólo se mantienen las propuestas con descuentos y promociones sobre carburantes, vehículos a motor y para jóvenes. Esta última es prácticamente idéntica a la tarjeta de débito normal en BBVA. Incluye también los seguros anteriormente mencionados. Vinculada a una cuenta joven, no cobra comisiones de emisión o mantenimiento


Tarjetas prepago BBVA

En esta gama, la entidad trata de proteger al cliente, con unas tarjetas prepago que permiten controlar gastos en todo momento. Encontramos dos propuestas muy similares de tarjetas monedero. La única diferencia es los límites de recarga, que están bloqueados hasta una cantidad, en función de las preferencias del cliente.

En las tarjetas prepago de BBVA encontramos también una propuesta exclusivamente dirigida al público más joven. En ella, se pueden realizar tantas recargas como se desee. Lo más llamativo de este producto es la agilidad y multitud de vías que puedes utilizar para ejecutar la recarga:

  • Página web oficial de BBVA.
  • App.
  • Cajeros automáticos.
  • Oficinas.
  • Por teléfono, en el 91 224 95 29.

Cuidado si operas en cajeros que no son del grupo. Con las tarjetas monedero de BBVA, en este caso, sí hay comisiones. Teniendo en cuenta al público juvenil, hay otros servicios añadidos que pueden ser interesantes. Como por ejemplo, la posibilidad de pagar desde el propio teléfono móvil. La opción de encender y apagar tarjetas ante posibles pérdidas también está disponible.

Tarjetas virtuales BBVA

Las tarjetas virtuales de BBVA permiten hasta 600 euros. Las operativas de recarga pueden realizarse por teléfono, en cajeros y en oficinas. Cuenta con mecanismos extras de seguridad, como el envío de SMS para validar operaciones.


Tarjetas para autónomos

Este tipo de profesionales encontrarán una amplia gama donde elegir. Tarjetas de crédito y débito se asocian a diferentes ventajas adicionales, para completar un porfolio realmente completa para los autónomos.

Para autónomos con cierto volumen de trabajo y empleados, se ha diseñado una tarjeta de crédito que incluye servicios de control de gasto o seguro de accidentes, entre otras ventajas. Otras modalidades a crédito ofrecen también descuentos en carburante y ayudas para una mejor gestión fiscal. También hay una tarjeta de crédito específica para agricultores y ganaderos.

Aunque la solución más novedosa y destacable en esta línea la encontramos en la tarjeta de ingreso rápido. Imagina que eres autónomo y necesitas ingresar la recaudación diaria de tu negocio en un cajero. Con esta sencilla operativa, tú y tus empleados pueden proceder a realizar ingresos en más de 6.000 cajeros de BBVA. No tiene costes adicionales. Y para mantener una mayor seguridad en la operativa, sólo permite hacer ingresos. En ningún caso ninguno de los empleados o asignados que utilicen la tarjeta podrá realizar cualquier movimiento ni pagar.


Comisiones tarjetas BBVA

En la mayoría de los casos, puedes evitar las comisiones en las tarjetas de BBVA, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos, que pueden modificarse según la oferta comercial del momento. Cumpliéndolos, se eliminan cuotas por emisión y mantenimiento, tanto en las modalidades de crédito como de débito.

Se trata de domiciliar nómina, pensión u otros ingresos periódicos. También siendo titular de acciones de BBVA, u otra serie de requisitos que, insistimos, pueden modificarse. En definitiva, debe consultarse con la entidad, en el momento de contratar la tarjeta. Aunque, por norma general, no son requisitos complejos.

En cualquier caso, sí tendremos comisiones en tarjetas BBVA de crédito, cuando accedamos a condiciones especiales de aplazamiento en los pagos.


Tarjetas para negocios y empresas

Lo anteriormente descrito está también disponible para empresas que facturan menos de cinco millones de euros. Para las que se encuentran en un rango superior de facturación, BBVA ha lanzado unos productos específicos.

Por ejemplo, la tarjeta de crédito de mayor rango en esta línea permite la retirada de efectivo hasta 30.000 euros. Se trata de uno de los productos más innovadores del mercado para directivos y empresas de cierto tamaño.

Con esta tarjeta de crédito dispones, por ejemplo, de la posibilidad de consultar en tiempo real qué gastos están teniendo los empleados. Cuenta con diferentes seguros asociados, que cubren también a empleados.

Al margen de esta modalidad, también es posible utilizar la tarjeta de ingreso express o la tarjeta de pago de peajes en autopistas.


Anular tarjetas BBVA

Para anular tarjetas en BBVA debes acudir a sus oficinas, utilizar la app o llamar por teléfono. Si sólo quieres limitar su uso temporalmente, podrás utilizar las dos primeras vías. El teléfono permitirá, además, un bloqueo total.

Al anular de forma definitiva una tarjeta en BBVA, la entidad te enviará una nueva con las mismas condiciones que procedían del contrato anterior.

¿Quieres contactar con el BBVA?