Roams Logo
×
Depósitos
roams logo
×
Imagen de cabecera

¿Qué es un plan de ahorro y qué ventajas tiene?

Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

Disponer de unos ahorros es una de las claves para asegurarnos un futuro mejor o bien para solventar alguna urgencia económica en cualquier momento. Mediante un plan de ahorros podríamos "obligarnos" a destinar una parte de nuestros ingresos para ahorrar y generar unos rendimientos para disponer de un "buen colchón" para el futuro.

¿Qué es un plan de ahorros?

Un plan de ahorro, también denominado plan de ahorro 5, es un producto bancario que permite al cliente conseguir unos ahorros para el futuro (ya sea para cambiar de coche, la Universidad, jubilación etc). Es una forma de "obligarnos" a destinar cada mes o período, una cantidad de dinero al plan de ahorros.

Se trata de un plan individual de ahorro sistemático, en cada período destinaremos a la cuenta de ahorros siempre la misma cantidad fija de dinero que hayamos establecido. Este tipo de planes está incentivado por el gobierno y no tributan impuestos, siempre que se mantenga el plan durante al menos 5 años.

Es un producto financiero de un perfil conservador y por tanto la rentabilidad que se puede conseguir es baja. Sin embargo, es ideal para aquellos que quieren ahorrar algo mes a mes sin complicaciones y disponer de unos ahorros para el futuro.


Tipos de planes de ahorro: SIALP y CIALP

Existen dos tipos de planes de ahorro:

  • Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo (SIALP): se hace a través de un seguro de vida, los beneficiarios de los ahorros acumulados serán los familiares en caso de fallecimiento del titular. Este producto se comercializa a través de las compañías de seguros.
  • Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo (CIALP): este tipo de ahorro se realiza a través de un contrato de depósito y en este caso sí se trata de un producto comercializado por las entidades financieras.

¿Qué diferencia hay entre un plan de ahorros y un depósito a plazo?

Los planes de ahorro y los depósitos a plazo presentan las siguientes diferencias:

  • Fiscalidad: los planes de ahorro están exentos si se mantienen durante 5 años, se trata de una iniciativa del Gobierno para incentivar el ahorro de las personas. En cambio, los depósitos a plazo sí tributan.
  • Plazo: los planes de ahorro se contratan con una duración de al menos 5 años mientras que los depósitos son más flexibles con los plazos (a corto, medio o largo plazo).
  • Disponibilidad del dinero: en los planes de ahorro debemos esperar a su vencimiento, a menos que lo cancelemos anticipadamente perdiendo las ventajas fiscales. En cuanto a los depósitos, su disponibilidad varía en función de cada entidad financiera.

¿Qué es mejor un plan de ahorros o un plan de pensiones?

Se trata de dos productos financieros pensados para asegurarnos unos ahorros para el futuro. En primer lugar, un plan de ahorros es mejor por la disponibilidad del dinero en caso de emergencia, la ausencia de comisiones y la rentabilidad asegurada. Además, nuestra inversión está protegida al 85% por Ley.

En cambio, la principal ventaja de un plan de pensiones es su fiscalidad, ya que desgrava en la Base Imponible del IRPF con un límite de 8.000€ anuales. Otro punto a favor es su mayor rentabilidad, es más alta que en un plan de ahorros pero a cambio asumimos un mayor riesgo. El cliente puede decidir el nivel de riesgo que desea asumir antes de contratar.

En definitiva, un plan de ahorros es para ahorradores de un perfil más conservador que desean disponer de unos ahorros asumiendo el menor riesgo posible. El plan de pensiones podría ser una buena opción para aquellos que quieran obtener una mayor rentabilidad a cambio de un mayor riesgo.


Ventajas de los planes de ahorro

Podemos resumir las ventajas de los planes de ahorro en los siguientes puntos:

  • Se trata de un producto "seguro", ideal para perfiles más conservadores.
  • Es una forma de "obligarnos" a ahorrar y evitar el típico pensamiento "lo que me gaste ahora ya lo ahorraré el mes que viene".
  • Se trata de un producto al alcance de la mayoría. No es necesario tener un gran sueldo, puedes establecer contribuciones mínimas al ahorro.
  • Sin costes, comisiones, gastos de mantenimiento ni gastos asociados si cumplimos los 5 años establecidos.

Desventajas de los planes de ahorro

Como cualquier producto, también dispone de limitaciones o desventajas:

  • Existe un límite máximo de 5.000€ de ahorro por cada año o ejercicio.
  • La rentabilidad que ofrecen es baja y la inflación podría anular prácticamente la rentabilidad obtenida.
  • No es posible recuperar parte de los ahorros antes de tiempo, habría que rescatar todo el plan de ahorros y perder las ventajas fiscales.

¿Los planes de ahorro están garantizados?

Los planes de ahorro no están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos. Sin embargo, la Ley establece que tendremos garantizados al menos el 85% de nuestra inversión. Por lo tanto, no es un producto 100% seguro pero tenemos asegurada gran parte de nuestra inversión.


Requisitos para contratar un plan de ahorro

Los requisitos para contratar un plan de ahorros no son demasiado exigentes pero sí debemos de tener en cuenta algunas restricciones:

  • No se establece un mínimo de inversión requerida mensual ni anualmente. Prácticamente todos quienes tengan una mínima capacidad para ahorrar pueden contratarlo.
  • El máximo invertido en el plan de ahorro no puede superar los 5.000€ al año.
  • Solamente se puede puede contratar un plan de ahorros por persona, ya sea SIALP o CIALP.

¿Cómo tributa un plan de ahorro?

Los primeros 5.000€ de un plan de ahorros están exentos ante Hacienda siempre y cuando mantengamos el plan durante al menos 5 años. En caso de cancelación anticipada, se deberán declarar los intereses generados con una retención del 19%. No obstante, al tratarse de un producto de baja rentabilidad, los intereses generados y por tanto la comisión a pagar a Hacienda serán también bajos.


¿Es posible cancelar mi plan de ahorro si necesito disponer del dinero?

Sí, es posible rescatar el plan de ahorros en cualquier momento y disponer del dinero si lo necesitamos por algún tipo de emergencia. Sin embargo, si retiramos nuestro dinero antes de los 5 años perderemos las ventajas fiscales de este producto y habrá que declarar los intereses ante Hacienda como hemos comentado previamente.

Además, hay que tener en cuenta que tendríamos que cancelar la totalidad del plan de ahorros ya que no es posible retirar solo una parte.