Roams Logo
×
Depósitos
roams logo
×
Imagen de cabecera

Depósitos combinados: ventajas, riesgos y características

Llama gratis e Infórmate
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

La rentabilidad de los depósitos combinados está compuesta por una parte fija y por otra parte variable sujeta a un producto de inversión. Si la evolución de los activos financieros correspondientes a la parte variable evoluciona favorablemente se puede llegar a conseguir una rentabilidad muy elevada. No obstante, si ocurre lo contrario, se podría obtener rentabilidad 0 o incluso perder parte del capital inicial.

¿Qué es un depósito combinado?

Un depósito combinado es un tipo de inversión cuya rentabilidad depende de un tipo de interés fijo + un tipo de interés variable:

  • Interés fijo a través de un depósito a plazo fijo. Se realiza un depósito con unos intereses fijos acordados previamente con la entidad financiera
  • Interés variable a través de un fondo de inversión o bolsa de valores. Esta parte es la que conlleva cierto riesgo, una parte del depósito se invierte en productos financieros como por ejemplo acciones o fondos de inversión

Si la rentabilidad variable del depósito combinado marcha bien se puede llegar a obtener una rentabilidad mayor en comparación a un depósito fijo, algo lógico teniendo en cuenta que asumimos un mayor riesgo. En cambio, si la inversión de riesgo marcha mal se podría alcanzar una rentabilidad del 0% o incluso, en algunos casos, se podría perder parte de la inversión inicial.


Características de los depósitos combinados

A continuación detallamos las principales características de los depósitos combinados para comprender el funcionamiento de este producto:

  • Distribución del riesgo. ¿Qué parte de la inversión va destinada a plazo fijo y cuál a la parte de riesgo? Generalmente, es la entidad financiera la que se encarga de realizar esta distribución (por ejemplo, 50% a plazo fijo y 50% a plazo variable). Sin embargo, algunas entidades financieras permiten a sus clientes realizar esta elección (siempre respetando un mínimo y máximo establecido previamente)
  • Elección de los activos financieros. Podría decidirlo la propia entidad financiera y en algunos casos se le da la posibilidad al cliente de elegir los activos financieros dentro de un abanico de opciones (suelen ser activos de inversión que la propia entidad comercializa)
  • Plazos y cuantías. Dependerá de cada entidad financiera, algunas dan a elegir entre dos plazos (uno más corto y otro más largo) y se establece una cantidad mínima y máxima a invertir
  • Comisiones. El pago de las comisiones suelen restarse de los beneficios obtenidos y no se cobran en el momento de la contratación del depósito. Se podrían aplicar las siguientes comisiones:
    • Comisión de gestión. Se cobra por los servicios de gestión que presta la entidad financiera
    • Comisión de suscripción. Se cobra de manera individual a cada partícipe del fondo de inversión
    • Comisión de reembolso. Se cobra en el momento en el que se venden las acciones o se deshace el fondo de inversión
    • Comisión de cancelación. En el caso de que la entidad financiera permita la cancelación anticipada y el cliente ejecute este derecho
  • Liquidación de intereses. Tiene lugar al vencimiento del depósito y se le restará automáticamente la parte correspondiente de los impuestos y las comisiones generadas
  • Fiscalidad. La rentabilidad obtenida es considerada como rendimientos del capital mobiliario y tributan de la siguiente forma en el IRPF:
    • 19% sobre intereses generados hasta 6.000€
    • 21% sobre intereses generados hasta 50.000€
    • 23% sobre intereses generados a partir de 50.000€
  • Disponibilidad. El cliente se compromete a no disponer del capital durante los plazos acordados. No obstante, en algunos casos se permite la cancelación anticipada. Dependerá de cada entidad financiera y de la parte del depósito a cancelar:
    • Cancelación anticipada de la parte fija del depósito. Se podrá hacer en el que caso de que así esté especificado en el contrato, lleva aparejada una comisión de cancelación
    • Cancelación anticipada de la parte variable del depósito. No siempre es posible su cancelación y en el caso de que así fuera, esta comisión de cancelación suele ser mucho más elevada
  • Requisitos. Ser mayor de edad y disponer de una cuenta corriente en la entidad financiera en la cual se contrata el depósito combinado

Ventajas de los depósitos combinados

Las ventajas de los depósitos combinados son las siguientes:

  • La rentabilidad puede ser muy alta si los productos de inversión evolucionan favorablemente
  • Cierta flexibilidad. Algunas entidades financieras permiten escoger los plazos, el reparto del riesgo e incluso los activos financieros a invertir
  • La parte del depósito a plazo fijo cuenta con el respaldo del FGD (Fondo de Garantía de Depósitos)

Desventajas y riesgos de los depósitos combinados

También existen algunas desventajas y riesgos en los depósitos combinados que debemos de tener en cuenta:

  • Riesgo. Si los productos de inversión evolucionan desfavorablemente podríamos tener un rentabilidad de 0% o incluso perder parte de la inversión inicial
  • Incertidumbre. Se desconoce la rentabilidad que obtendremos
  • Disponibilidad limitada. No siempre es posible la cancelación anticipada

¿Están protegidos los depósitos combinados ante la quiebra de la entidad financiera?

La parte invertida en el depósito a plazo fijo está protegida por el Fondo de Garantía de Depósitos, esta protección es de hasta 100.000€ por cada titular y entidad bancaria. En cambio, la parte invertida en el fondo de inversión es considerada de riesgo y no está respaldada por este organismo.


¿Debo invertir en depósitos combinados? Opiniones

Los depósitos combinados son un producto de inversión más bien recomendados para aquellas personas a las que no les importe asumir cierto riesgo y que además posean conocimientos financieros. De esta forma, podrán identificar los mejores depósitos combinados para invertir y obtener una mayor rentabilidad.

Como hemos comentado con anterioridad, se desconoce la rentabilidad que puede alcanzar un depósito combinado. Generalmente, las entidades financieras anuncian una rentabilidad máxima que se podría alcanzar en condiciones favorables pero en ningún caso ese dato corresponde a una retribución garantizada.

En cambio, los depósitos combinados no son del todo recomendable para perfiles más conservadores (ya que se asume un riesgo mayor que en otros productos) o que no posean unos mínimos conocimientos financieros.

Como alternativas para obtener una rentabilidad con menor riesgo recomendamos los siguientes productos: