Roams Logo
×
roams logo
×
Imagen de cabecera

¿Cuáles son las mejores cuentas remuneradas sin nómina? Ventajas y desventajas

Llama gratis e Infórmate
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

Las cuentas remuneradas sin nómina son ideales para aquellas personas que quieran obtener rentabilidad por sus ahorros, disponer del dinero en todo momento y sin la necesidad de vincular una nómina. No se obtiene una gran rentabilidad pero tampoco se asume apenas riesgo. Descubre a continuación las ventajas, desventajas y las mejores cuentas remuneradas sin nómina del momento.

¿Qué es una cuenta remunerada sin nómina?

Una cuenta remunerada sin nómina es un producto bancario que ofrece cierta rentabilidad por tener un depósito de capital en una entidad financiera y además no hay restricciones para retirar el dinero de la cuenta sea cual sea el motivo o el momento. Se trata de una cuenta remunerada pero con la particularidad de que no es necesario vincular una nómina para su contratación.

La rentabilidad de una cuenta remunerada se calcula en función del saldo medio del que se dispone en la cuenta, por lo tanto, cuanto más dinero mantengamos en la cuenta mayores intereses generarán. A diferencia de los depósitos bancarios, la disponibilidad del capital es total y tendremos la posibilidad de retirar dinero sin comisiones y sin ningún tipo de restricciones.

Respecto a la liquidación de los intereses puede variar en función de cada entidad financiera. Puede ser mensual, trimestral, semestral o anual.

Existen dos tipos de cuentas remuneradas sin nómina: cuentas de ahorro y cuentas corriente. Las primeras funcionan básicamente como una hucha y no nos permiten realizar operaciones como utilizar tarjetas o domiciliar recibos, mientras que las segundas permiten una operativa total.


Consejos para elegir la mejor cuenta remunerada sin nómina

Hay muchas ofertas y opciones en el mercado pero una buena cuenta remunerada sin nómina debería reunir las siguientes condiciones:

  • Cuanto mayor rentabilidad mejor. Lee la letra pequeña, algunas entidades ofrecen un TIN muy elevado en los primeros meses y después baja considerablemente. Para comparar las ofertas entre distintas entidades fíjate en la TAE, ya que este valor nos indica la rentabilidad anual y podemos realizar la comparación entre entidades en igualdad de condiciones.
  • Sin comisiones.
  • Sin compromiso de permanencia. Así, podremos cancelar la cuenta cuando queramos.
  • Sin un límite mínimo establecido. Es posible que algunas entidades nos exijan tener una cantidad mínima depositada para comenzar a producir intereses.

Ten en cuenta que se trata de unos consejos a nivel general, luego habría que analizar cada entidad en particular. Por ejemplo, la cuenta remunerada sin nómina de Bankinter cuenta con una TAE de hasta el 5% y del 2% el segundo año. En este caso, aunque su rentabilidad disminuye sigue siendo una interesante opción ya que cuenta con una TAE muy por encima del resto de competidores.

Otra opción es la cuenta de ahorro Bienvenida de Openbank con nómina con la que podemos obtener una remuneración del 2,66% TAE.


Riesgos y rentabilidad de una cuenta remunerada sin nómina ¿Merece la pena?

No hay riesgo en las cuentas remuneradas sin nómina hasta 100.000€ ya que están protegidas por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Este depósito nos garantiza hasta 100.000€ por cada titular y entidad bancaria en caso de quiebra de la entidad financiera donde tenemos depositado nuestro dinero.

Por lo tanto, si tenemos depositados menos de 100.00€ en una cuenta remunerada, podremos disponer del dinero en cualquier momento y a la vez estamos consiguiendo cierta rentabilidad sin asumir riesgos ni la necesidad de vincular una nómina.

Bien es cierto que la rentabilidad no es muy alta pero es ideal para aquellas personas que disponen de ahorros y aunque no los necesiten a corto plazo les da cierta seguridad disponer de su dinero en todo momento por si surgiera algún gasto imprevisto o situación de urgencia.

Si lo que buscas es obtener una mayor rentabilidad, quizás te interese más contratar un depósito a plazo fijo pero ten en cuenta que deberás respetar unos plazos antes de poder retirar dinero de la cuenta.


Ventajas de las cuentas remuneradas sin nómina

Las ventajas de las cuentas remuneradas sin nómina más destacables son las siguientes:

  • No es necesario disponer de una nómina, pensión o ingresos recurrentes
  • Total disponibilidad del capital. Es posible retirar dinero de la cuenta cuando queramos sin pagar comisiones ni penalizaciones
  • Por lo general, son cuentas gratuitas. Por lo tanto, no hay que pagar comisiones de administración o mantenimiento. No obstante, algunas entidades financieras sí podrían aplicar algún tipo de comisión
  • Sin riesgo hasta 100.000€

Desventajas de las cuentas remuneradas sin nómina

También hay que considerar algunas desventajas de las cuentas remuneradas sin nómina:

  • Rentabilidad moderada o baja si las comparamos con otros productos. Ten en cuenta que no asumimos ningún riesgo
    • Es posible que la rentabilidad esté limitada en el tiempo. Algunas entidades financieras ofrecen una rentabilidad muy alta durante los primeros meses para posteriormente reducir considerablemente esa rentabilidad
  • Hay que tributar ante Hacienda por los beneficios obtenidos
  • Existe un límite remunerable, es decir, un tope por el cual se dejan de generar intereses
  • Operatividad limitada en las cuentas de ahorro remuneradas
  • Para conseguir una cuenta remunerada corriente con operatividad total (domiciliación, tarjetas asociadas) es muy probable que nos exijan cierta vinculación. Podría tratarse de realizar un número de compras determinadas con la tarjeta cada cierto tiempo, domiciliar algunos recibos etc. Esto varía en función de cada entidad financiera

Tributación de las cuentas remuneradas sin nómina

Las cuentas remuneradas sin nómina no están exentas de impuestos. Las ganancias o intereses obtenidos tributarán como rendimiento del capital mobiliario y se aplicarán las siguientes retenciones sobre el IRPF:

  • 19% sobre intereses generados hasta 6.000€
  • 21% sobre intereses generados hasta 50.000€
  • 23% sobre intereses generados a partir de 50.000€