Roams Logo
×
Cuentas
roams logo
×
Imagen de cabecera

Cuenta sin nómina y sin preocupaciones

Fernando Carrillo

Fernando Carrillo Entrada actualizada el viernes, 23 de octubre de 2020

Con las cuentas sin nómina es más fácil poder abrir nuestra cuenta bancarua en el caso de que no contemos con un trabajo estable o no podamos domiciliar nuestra nómina por cualquier motivo.

¿Qué es una cuenta sin nómina?

Una cuenta sin nómina es una cuenta bancaria que vamos a poder contratar sin necesidad de tener que domiciliar nuestra nómina. De esta manera, aunqu no tengamos nómina, podemos tener una cuenta donde ingresar nuestros ahorros.

Es bastante complicado encontrar una cuenta sin nómina, por ello lo mejor es optar por una cuenta joven si podemos, ya que normalmente no tendremos que tener nómina para contratarlas.

Aún así, si que podemos encontrar alguna que otra opción que te puede resultar interesante.


Tipos de cuenta sin nómina

En la oferta de cuentas sin nómina se pueden observar dos tendencias muy claras; ofrecer cuentas sin nómina tradicionales o cuentas sin nómina online.

  • Cuentas sin nómina tradicionales: con ellas podremos hacer nuestras gestiones tanto online como en una oficina. A cambio, seguramente tengamos que pagar a nuestro banco una serie de condiciones para mantener este servicio.
  • Cuentas sin nómina online: a diferencia de las anteriores tendremos que hacer casi todas nuestras operaciones online. Este es el precio que tenemos que pagar a cambio de no tener que pagar comisiones por nuestra cuenta.

¿Hay cuentas sin comisiones ni nómina?

Aunque no son muchas, sí que podemos encontrar cuentas sin nómina ni comisiones. Aunque casi todas ellas están dedicadas a jóvenes, por lo que tienen restricciones de edad, o son online.

Podríamos encontrar un ejemplo con la cuenta inteligente sin comisiones de EVO Banco, puedes tenerla gratis domiciliando 2 recibos mensuales, algo no demasiado difícil de cumplir.

Si preferimos una cuenta tradicional, lo más seguro es que nos impongan algún tipo de condición, como tener unos ingresos mínimos mensuales o mantener un nivel de saldo en nuestra cuenta.

En este caso, pondríamos el ejemplo de la cuenta sin nómina Bankinter que para que no tenga comisiones deberíamos realizar al menos 10 movimientos con la tarjeta al trimestre.

¿Qué comisiones me podrían llegar a cobrar en una cuenta sin nómina?

Al no tener nuestra nómina domiciliada el banco necesitará alguna forma de rentabilizar los servicios que te ofrece. Por eso, las cuentas sin nómina suelen tener más comsisiones. Podrías llegar a pagar por:

  • Mantenimiento: es la comisión más común. El banco nos cobra por mantener abierta nuestra cuenta.
  • Transferencias: puede que con nuestra cuenta sin nómina tengamos que pagar por hacer transferencias entre diferentes bancos.
  • Retirada de efectivo: puede que tengamos que pagar un porcentaje por el dinero que retiremos del cajero, incluso en los cajeros de nuestra entidad.
  • Comisión por descubierto: esta comisión la suelen tener todas las cuentas, incluso si domiciliamos nuestra nómina. El banco nos puede cobrar esta comisión si dejamos nuestra cuenta en saldo negativo.
  • Uso de tarjetas de crédito o débito: esta comisión es también muy normal en cuentas con nómina. Puede que paguemos por la emisión o el mantenimiento de la tarjeta o por ambas.

¿Qué características debería tener una buena cuenta sin nómina?

A la hora de elegir nuestra próxima cuenta sin nómina, hay una serie de aspectos en los que nos debemos de fijar para escoger la mejor opción.

  • Comisiones: como es lógico escogeremos la cuenta que menos comisiones tenga o, al menos, la que menores comisiones tenga.
  • Condiciones de las tarjetas: elegiremos aquella cuenta que tenga tarjetas gratis o por las que menos tengamos que pagar. Presta especial atención a la cuota de mantenimiento, ya que suele ser siempre gratuita, aunque solamente el primer año.
  • Número de servicios que incluye: tenemos que comprobar qué servicios podemos hacer de manera gratuita con nuestra cuenta sin nómina. Sobre todo, aquellos servicios que vamos a utilizar en nuestro día a día..
  • Operativa: algunas de estas cuentas sin nómina solo nos van a dejar hacer operaciones a través de internet. Si prefieres hacer tus operaciones de manera tradicional deberás fijarte también en esta característica.

Ventajas de las cuentas sin nómina

Esta modalidad de cuenta nos ofrece una gran cantidad de ventajas en relación con las cuentas bancarias tradicionales. Algunas de estas ventajas son:

  • Las condiciones para abrirnos una cuenta sin nómina son menores, por lo que son más sencillas de contratar.
  • La apuesta por las operaciones online la hacen más cómoda y rápida.
  • Al no tener ataduras con nuestro banco, podremos cambiar de cuenta con más facilidad que en las cuentas con nómina.

Desventajas de las cuentas sin nómina

Como hemos visto a lo largo de esta artículo, al no tener nuestra nómina domiciliada el banco nos puede exigir unas condiciones que, a la larga, pueden generarnos inconvenientes. Algunos de ellos son:

  • Mayor número de comisiones.
  • Limitaciones en cuanto a los servicios que podemos utilizar.
  • Lo más común es que no nos ofrezcan rentabilidad por nuestros ahorros.

¿Qué requisitos debo cumplir para contratar una cuenta sin nómina?

Estas cuentas son tan sencillas que los requisitos para contratarlas son mínimos. Si bien, cada banco puede escoger los requisitos que considere necesarios.

Lo más común es que nos pidan tener más de 18 años y poco más. Sin embargo, en algunas cuentas puede que nos exijan tener un volumen de ingresos mensuales o un nivel de gasto determinado.