Roams Logo
×

Fusión BBVA y Sabadell: negociaciones en curso y posibles consecuencias para los clientes

Llama gratis e Infórmate
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el martes, 12 de enero de 2021

La siguiente fusión que espera el mercado es la que protagonizarían el BBVA y el Sabadell. Aún no hay nada confirmado por ninguna de las dos entidades pero las últimas noticias señalan que la contratación de los servicios de JP Morgan por parte del BBVA hace indicar que la fusión está más cercana que nunca. Analizamos cómo podría afectar esta hipotética fusión BBVA-Sabadell a los clientes.

¿Será la fusión entre BBVA y Sabadell la siguiente?

Tras la fusión entre CaixaBank y Bankia todo parece indicar que la próxima será la fusión entre el BBVA y el banco Sabadell a falta de oficialidad.

Las últimas noticias apuntan a que el BBVA ha contratado a JP Morgan para realizar la Due Diligence (investigación previa para conocer la viabilidad de la operación) y abosorver al banco Sabadell. Paralelamente, el BBVA ha vendido su filial de EE.UU a PNC consiguiendo así unos 9.700 millones de euros en efectivo para acometer la compra del Sabadell sin necesidad de realizar una ampliación de capital.

Por la otra parte, y según confirmó Bloomberg, el banco Sabadell ya habría contratado a Goldman Sachs para analizar las opciones de fusionarse con otra entidad bancaria o incluso otras alternativas como la venta de activos en caso de que optaran por continuar en solitario.

No obstante, el futuro próximo del sistema bancario parece que pasará por las fusiones para sanear sus cuentas, ahorrar en costes y aumentar la rentabilidad.

Además, de los grandes bancos que operan en España parece que el banco Sabadell es el que más necesita una fusión para aumentar su solvencia y eficiencia. Por la otra parte, el BBVA sería relegado a la tercera posición en España tras la fusión entre CaixaBank y Bankia y estaría buscando opciones de fusión para recuperar territorio.

Recordemos que las conversaciones entre el BBVA y el Sabadell comenzaron tiempo atrás pero según las últimas informaciones parece que se han acelerado y podría llegarse a algún tipo de acuerdo próximamente. En cualquier caso, ambas entidades están condenadas a entenderse para adaptarse a los nuevos tiempos.


¿Cómo podría afectar a los clientes una posible fusión entre BBVA y Sabadell?

Si se diera una fusión entre el BBVA y el banco Sabadell veríamos un cambio en las condiciones de los productos para que se igualen todas las tarifas y productos en la nueva entidad. No obstante, este cambio sería paulatino y a largo plazo ya que una fusión bancaria puede durar 1 o 2 años.

Las condiciones de las hipotecas, préstamos y depósitos se respetarán hasta su finalización

Todos los productos que tengan un contrato con una fecha de finalización concreta mantendrán sus condiciones hasta su conclusión. Por lo tanto, las hipotecas, préstamos y depósitos se mantendrían en las mismas condiciones pactadas con cada entidad (BBVA o Sabadell).

No obstante, cuando el contrato expire y se desee renovar el producto, se deberá hacer con las nuevas condiciones que haya establecido la nueva entidad.

En el caso de las hipotecas, cabe destacar que si la hipoteca tiene productos vinculados, las condiciones de estos podrían cambiar si no vinieran especificadas en el contrato hipotecario. Por otra parte, es posible que se permita hacer un cambio de hipoteca hacia la nueva entidad si el cliente lo desea.

Respecto a los depósitos, algunos clientes sí podrían verse afectados en un caso especial. Si un cliente tienen contratado depósitos en BBVA y en el banco Sabadell al mismo tiempo, vería reducida su protección del Fondo de Garantía de Depósitos desde los 200.000€ hasta los 100.000€ una vez completada la fusión, ya que este organismo protege los ahorros hasta 100.000€ por cada entidad y titular.

Las tarjetas y las cuentas bancarias podrían cambiar sus condiciones

Las cuentas bancarias, tarjetas de BBVA y el banco Sabadell podrían modificar sus condiciones de forma unilateral ya que son contratos con una duración indeterminada. No obstante, los clientes deberán ser notificados con un plazo de 2 meses de antelación según marca la ley 16/2009. En tal caso el cliente podría decidir no aceptar las nuevas condiciones y cancelar el contrato.

Además, posiblemente cambiaría el IBAN y el número de cuenta para unificar los criterios en la nueva entidad. Seguramente sea la nueva entidad la que se encargue de redireccionar las cuentas para que no se vean afectados los recibos y las domiciliaciones y el cliente no tenga que hacer ninguna gestión.


¿Sería positiva una fusión BBVA-Sabadell?

Como hemos mencionado anteriormente, los productos verían modificadas sus condiciones aunque no de manera inmediata. Esta razón no tiene por qué ser algo negativo para el cliente ya que puede optar por rechazar las nuevas condiciones y cambiar de entidad.

Además, posiblemente la fusión conduciría a la integración de los mejores productos de ambas entidades, pero aún es pronto para aventurarse.

La parte negativa de la fusión del BBVA con el banco Sabadell sería el previsible cierre de oficinas con la consecuente destrucción de empleo, algo inevitable en una fusión bancaria.