Roams Logo
×
Academia Finanzas
academia logo
×
Roams Logo
Detalle de estetoscopio sobre calculadora representa la existencia de crowdfundings con fines nobles como el pago de deudas médicas

Crowdfunding para pagar deudas y préstamos

7 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Juan Ribón

Juan Ribón Entrada actualizada el lunes, 27 de junio de 2022

Academia Finanzas logo

El crowdfunding tiene una cantidad de usos casi ilimitada. Una de las más sorprendentes es recurrir a la microfinanciación colectiva para el pago de deudas o préstamos. En este artículo te explicamos cómo hacerlo y qué ventajas e inconvenientes tiene.

Cómo usar crowdfunding para pagar deudas

Si te encuentras en la delicada situación de tener deudas pendientes de pago, has de saber que tienes a tu disposición diversas formas de saldarlas. Una de las más novedosas y poco habituales es recurrir al crowdfunding, o microfinanciación colectiva.

Hay muchos tipos de crowdfunding, y muchas plataformas diferentes de crowdfunding de cada uno de ellos. Es importante saber cuál elegir para poder sacar adelante este proyecto de financiación personal.

La categoría en que mejor se encuadra es en la de crowdfunding de donación, aquel que apela al atruismo de los mecenas, quienes colaboran económicamente en el proyecto sin esperar nada a cambio más que la satisfacción personal.

Para que una campaña de donación tenga éxito, tus motivos han de ser nobles. Pedir dinero por internet sin un buen motivo difícilmente logrará recaudar nada. Como en toda buena campaña de recaudación de fondos, conviene que seas sincero y honesto, para que no haya sospechas de que se trate de una estafa de crowdfunding.

Elegir un crowdfunding en lugar de un préstamo tiene como gran ventaja el afrontar tipos de interés más bajos (por ejemplo, GoFundMe se queda con un 2,9% de cada donativo, además de cobrar 25 céntimos por cada uno). La contrapartida es que nada garantiza que la campaña vaya a resultar exitosa, además del tiempo necesario para recibir el dinero (casi instantáneo para un crédito, y de en torno a un mes, lo que dure la campaña, para un crowdfunding).


Cómo usar crowdfunding para pagar préstamos

Hay muchas maneras de pagar un préstamo, y una de ellas es mediante un crowdfunding. Se trata de una práctica que está ganando popularidad en lo que a préstamos de estudios se refiere, muy habituales en países como Estados Unidos.

Estos préstamos de estudios se convierten en losas terriblemente pesadas para muchos jóvenes universitarios, que se acaban encontrando en la incómoda tesitura de haber finalizado su formación con una gran deuda cuyo pago va a suponer muchos años de duro trabajo.

Se trata, además, de préstamos que no se pueden eliminar, ni siquiera en caso de bancarrota. Su amortización, en los casos más extremos, puede llevar décadas.

Ahí entra el crowdfunding, y, en concreto, el crowdfunding de donación (pues apelas al altruismo de los donantes sin ofrecerles nada a cambio aparte de la satisfacción por haber ayudado a otra persona en dificultades).

Como en toda buena campaña de crowdfunding de donación, recuerda que lo más importante es ser honesto y transparente. Nadie donará su dinero a una campaña que sea sospechosa de ser un fraude.

Conviene no confundir el usar un crowdfunding para pagar un préstamo con un crowdlending, en el que los participantes actúan como prestamistas, ya que recibirán de vuelta lo invertido más un porcentaje en forma de interés pactado de antemano.

Juan Ribón Juan Ribón Juan es licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Valladolid. Cuenta con más de seis años de experiencia escribiendo en medios online. Apasionado de los temas de actualidad, sus conocimientos y saber hacer dan respuesta a las preocupaciones sobre cuestiones financieras en Roams.