Roams Logo
×
La Bolsa Social
la-bolsa-social logo
×
Roams Logo
La Bolsa Social: equity crowdfunding y crowdlending de carácter social

La Bolsa Social: equity crowdfunding y crowdlending de carácter social

Cómo funciona La Bolsa Social

La Bolsa Social se caracteriza por ayudar a empresas de impacto social a obtener la financiación que necesitan para sacar adelante sus proyectos. No abarca un campo en concreto, sino que lo que busca son startups que creen un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente. Su funcionamiento tiene características propias si se estudia desde el punto de vista del inversor o si se hace desde la óptica de una de estas empresas de base social.

Ficha La Bolsa Social
Nombre social LA BOLSA SOCIAL, S.L.
Tipo de plataforma Crowdlending y equity crowdfunding
Foco inversión Startups de impacto social
País España
Año Fundación 2014
Rentabilidad media Hasta 8% en préstamos
Mínimo de inversión 500-1.000€ (50€ para préstamos)
Número de inversores registrados +8.800
Financiación captada +9.000.000€
Promoción No
Web en español
Regulación Registrada por la CNMV con licencia PFP nº1

Cómo invertir en La Bolsa Social

Los inversores tienen dos opciones para sacar rentabilidad a sus ahorros a través de La Bolsa Social. Pueden financiar a empresas de impacto social mediante préstamos (crowdlending) o directamente convirtiéndose en socios de ellas (equity crowdfunding). El proceso es similar, pero varía de un tipo al otro.

Para invertir mediante préstamos sostenibles:

  1. Regístrate en su web El registro en La Bolsa Social es gratuito, y da acceso a todas las oportunidades de préstamo disponibles en ese momento.
  2. Escoge el préstamo más adecuado para ti Todos los proyectos han sido estudiados por analistas de riesgos, y valorados en consecuencia del 1 al 8, en función de su riesgo (siendo 8 el máximo). Puedes invertir en varios préstamos para diversificar tu cartera y reducir el riesgo de tu inversión.
  3. Empieza a obtener rentabilidad El préstamo se formalizará ante notario tan pronto llegue al objetivo marcado (si no se alcanza en el plazo establecido se devolverán los fondos al inversor). A partir de entonces comenzará a contar el plazo de devolución y los intereses, los cuales llegarán a tu wallet personal, de donde los podrás retirar o acumular hasta poderlos reinvertir en nuevas oportunidades en la plataforma.

Hay tres tipos de préstamos en La Bolsa Social:

  • Préstamos ordinarios o seniors: similares a los de los bancos, con plazo de amortización, tipos de interés y garantías, si las hubiera. Menor riesgo y menor rentabilidad.
  • Préstamos participativos: tipo de interés fijo y plazo de amortización, pero pueden tener un tipo variable en función de los resultados de la compañía. Se cobrarían después de los ordinarios en caso de liquidación de la empresa.
  • Notas convertibles: préstamos que se pueden convertir en participaciones de la empresa. Tienen condiciones de amortización especiales que se especifican en cada préstamo.

Por otro lado están las inversiones en capital:

  1. Regístrate en su web El registro en La Bolsa Social es gratis, y da acceso a todas las oportunidades de inversión disponibles en ese momento.
  2. Escoge la oportunidad de inversión más adecuada para ti Todos los proyectos han sido evaluados por los analistas de la plataforma. También se lleva acabo una due diligence legal simplificada por parte de un despacho de abogados. Ten en cuenta que algunas inversiones pueden reportarte beneficios fiscales.
  3. Sigue el proyecto y participa de él Si la financiación alcanza el objetivo marcado, el proyecto saldrá adelante y te convertirás en socio de la startup en la que invertiste. Firmarás un pacto de socios y tendrás representación en el consejo de la empresa. Sete mantendrá informado de la evolución de la misma, así de su impacto social y medioambiental.

Recuerda que invertir en capital no reporta beneficios en el corto plazo, ni siquiera los garantiza. Para poder recuperar la inversión es necesario que le vayan bien las cosas a la empresa. Si no fuera así, o si incluso llegase a quebrar, puedes perder parte o todo el dinero invertido.

La Bolsa Social para empresas

La Bolsa Social pide cuatro requisitos a las empresas que buscan financiación a través de su plataforma:

  1. Haber generado facturación durante el último año
  2. Tener potencial para crecer
  3. Que tenga un modelo de negocio que aspire a mejorar la vida de los demás o cuide del medioambiente
  4. Ser una S.L. o S.A. con sede en España

Culmplir esos requisitos es solo el primer paso. La empresa debe presentar su proyecto y documentación a La Bolsa Social. Esta información incluye el equipo, plan de negocio, situación y perspectivas financieras de la empresa. Un comité valorará la propuesta, realizará un análisis financiero y de negocio y decidirá si será o no publicado el proyecto en la plataforma. Este proceso puede durar en torno a un mes.


Comisiones La Bolsa Social

La Bolsa Social aplica distintas comisiones a inversores y empresas. Para los primeros, la inversión está libre de toda comisión, pero no las ganancias. La Bolsa Social cobrará una comisión del 7,5% sobre las ganancias fruto de la rentabilización de la inversión.

A las empresas que busquen financiación a través de esta plataforma se les cobrará una comisión de estudio de 1.000 euros para la publicación del proyecto. Además, si la campaña tiene éxito, La Bolsa Social se quedará con un 6% del capital reunido, con un mínimo de 6.000 euros. Por último, cobrará una comisión de seguimiento de 500 euros al año durante cinco años tras la formalización de la campaña.

Una empresa pagará, como mínimo, 9.500 euros en comisiones a La Bolsa Social. Teniendo esto en cuenta, es recomentable fijar el objetivo de recaudación por encima de los 100.000 euros, para que la más gravosa, la que se aplicará sobre el capital reunido, no sea superior a ese 6% fijado.


Opiniones La Bolsa Social

La Bolsa Social es una plataforma de crowdlending y equity crowdfunding con varios puntos fuertes, pero también con algunas características que juegan en su contra. A su favor, la rentabilidad que ofrece (asentada, en parte, en el retorno asegurado de los préstamos colaborativos) y la confianza que inspira. Pero en su contra tiene las comisiones que cobra a inversores y empresas y la poca oferta de campañas disponible.

Ventajas La Bolsa Social

Entre las ventajas que esta plataforma ofrece encontramos:

  1. Su filosofía Solo ofrece sus servicios a empresas con impacto social positivo, lo cual además es su factor diferencial con respecto a la competencia.
  2. Su trayectoria e historial Cuenta con una buena base de inversores y una larga trayectoria. Además, está avalada por la CNMV y fue la primera plataforma en entrar en el listado de PFP, en diciembre de 2015 (1) .
  3. Su elevado porcentaje de éxito La Bolsa Social realiza un filtrado muy estricto de empresas, el cual solo supera en torno al 3% de los proyectos presentados. A cambio, más del 80% de estas campañas alcanza los mínimos de financiación.
  4. Ofrece una cartera diversa Desde hace algún tiempo, esta plataforma financia no solo inversiones en capital y préstamos sostenibles, sino que además incluye proyectos inmobiliarios que cumplen con su filosofía. Además, algunos proyectos ofrecen al inversor la posibilidad de obtener desgravaciones fiscales.

Desventajas La Bolsa Social

Esta plataforma también tiene una serie de contrapartidas:

  1. Elevado mínimo de inversión Aunque los préstamos sostenibles son relativamente asequibles, para participar en las inversiones de capital se necesitan cantidades relativamente elevadas (entre 500 y 1.000 euros, dependiendo del proyecto).
  2. Altas comisiones Aunque los inversores no pagan comisión por participar, sí lo hacen a la hora de obtener beneficios. Las empresas también han de pagar comisiones, para la admisión del proyecto, un porcentaje de lo recaudado y de seguimiento del mismo durante cinco años.
  3. Volumen de operaciones bajo Una de las consecuencias de los estrictos requerimientos de publicación de campañas es que no suele haber muchas disponibles al mismo tiempo, con lo que diversificar las inversiones dentro de la misma plataforma se antoja complicado. También carece de un mercado secundario.
  4. Baja tasa de salidas exitosas Pese a haber sido la primera en operar en España y llevar haciéndolo desde 2014, únicamente dos empresas han efectuado salidas rentables para sus inversores (Nostoc Biotech y Utopicus).

Atención al cliente La Bolsa Social

Esta plataforma de inversión no ofrece a sus potenciales usuarios un email o teléfono de contacto, sino que les remite al formulario de contacto de su web o al apartado de preguntas frecuentes que allí se encuentra publicado.


Casos de éxito en La Bolsa Social

Aunque más de una treintena proyectos han obtenido la financiación esperada a través de esta plataforma, únicamente dos startups acabaron por tener una salida exitosa, dando pingües beneficios a sus inversores.

Casos de éxito La Bolsa Social
Empresa Objetivo Financiación obtenida
Nostoc Biotech 200.000€ 125%
utopic_US 200.000€ 124%

Preguntas frecuentes de La Bolsa Social

¿Quién puede invertir en La Bolsa Social?

Todo adulto, tenga o no la nacionalidad española. En caso de ser extranjero, el usuario necesita tener el NIE para formalizar sus inversiones, aunque se le permita registrarse aportando únicamente su número de pasaporte.

¿Cuál es el máximo que puedo invertir en La Bolsa Social?

De acuerdo a la legislación española de crowdfunding, se distingue entre dos tipos de inversores, los acreditados y los no acreditados. Los primeros no tienen límite de inversión, pero los segundos no pueden invertir más de 3.000 euros por proyecto y 10.000 euros al año.

¿Cuál es el máximo que puede pedir una empresa en La Bolsa Social?

La ley española que regula el crowdfunding estipula que las campañas tienen que tener un objetivo máximo de dos millones de euros si cualquiera puede invertir en ellas. El tope aumenta hasta los cinco millones si está limitada a inversores acreditados. La Bolsa Social impone además un mínimo de 50.000 euros a las ampliaciones de capital que publica.

¿Qué ocurre si quiebra una empresa en la que he invertido a través de La Bolsa Social?

Las inversiones en capital son de alto riesgo, y solo ofrecen beneficios si las empresas tienen éxito, lo cual no está garantizado y no siempre ocurre. Si las cosas le van mal a la empresa en la que has invertido, te arriesgas a perder parte del dinero invertido, o todo en el peor de los casos (la quiebra y liquidación de la startup). Nunca perderás más de lo aportado en ningún caso.

¿Invierte La Bolsa Social en sus campañas?

, o al menos siempre que le resulta posible. Por ley, La Bolsa Social no puede superar el 10% de la inversión total en el proyecto.

¿Invertir en La Bolsa Social tiene ventajas fiscales?

En algunos casos, sí. De acuerdo a la conocida como Ley de Startups, al invertir como persona física en empresas con tres años o menos de vida te puedes deducir hasta un 30% de tu inversión en el IRPF, hasta un máximo de 60.000 euros.

¿Quién asume los costos de la due diligence en La Bolsa Social?

La due diligence corre por cuenta de la empresa, y su coste asciende a 1.500 euros.

Fuentes del artículo

  1. CNMV. (s. f.). Plataformas de Financiación Participativa. Recuperado 8 de abril de 2022, de https://www.cnmv.es/portal/Consultas/Plataforma/Financiacion-Participativa-Listado.aspx