Roams Logo
×
Academia Finanzas
academia logo
×
Roams Logo
Político de espaldas le habla al público en plena camapaña para la captación de fondos o fundraising o crowdfunding político

Fundraising: captación de fondos y crowdfunding político

5 personas han leído este post en los últimos 12 meses
Juan Ribón

Juan Ribón Entrada actualizada el martes, 14 de junio de 2022

Academia Finanzas logo

El fundraising, también conocido como captación de fondos, es una estrategia de financiación colectiva (o crowdfunding) que habitualmente se usa en campañas políticas o por organizaciones sin fines de lucro. Los fondos captados tienden a ser en dinero, pero también pueden ser en especie o en forma de trabajo voluntario. Te explicamos en detalle en qué consiste.

¿Qué es el fundraising?

El fundraising es, en esencia, un mecanismo de captación de fondos, o crowdfunding, cuya finalidad suele ser benéfica, empresarial, personal o política, siendo esta última la que se suele asociar con más frecuencia a este término.

El fundraising es la forma más habitual de financiar las campañas políticas, aunque no es patrimonio exclusivo suyo. Es un tipo de crowdfunding usado por organizaciones sin ánimo de lucro, u ONG, para financiar sus propios proyectos, aunque en este caso parece más adecuado hablar de crowdfunding de donación.

Hay una fina línea que separa el fundraising del crowdfunding de donación, y es el objetivo final del dinero a recaudar. Aunque ambos compartan la ausencia de ánimo de lucro, el fundraising no apela al altruismo o buena fe del donante, sino que busca su apoyo para sacar adelante una causa que no suele ser benéfica, como puede ser una campaña política.

Traducción de fundraising

Fundraising se puede traducir al castellano como captación de fondos, y puede referirse tanto al hecho de recaudar ese dinero como a la identificación y solicitud de las fuentes de capital en el caso de empresas con ánimo de lucro.

El término fundraising se encuentra asociado de manera tradicional al mundo de la política, y en concreto a la forma en la que las campañas políticas suelen financiarse. De ahí que también se pueda traducir como crowdfunding político.


Crowdfunding político

La captación de fondos con fines políticos es habitual en muchos países, como Estados Unidos, donde ya forma parte de su cultura popular. Sin embargo, este fenómeno es relativamente nuevo en España. No ha sido hasta los últimos años cuando los partidos políticos se han animado a hacer uso de esta herramienta, quizá por miedo a incurrir en algún tipo de ilegalidad fiscal de cara a un Tribunal de Cuentas sin jurisprudencia previa al respecto.

El fundraising destinado a la política puede ser usado para financiar campañas electorales. Los partidos lo usan para sufragar los gastos derivados de la campaña, como el alquiler de oficinas, los desplazamientos, las encuestas y hasta las campañas de marketing y publicidad.

Haciendo uso del crowdfunding político los partidos evitan recurrir a la financiación tradicional mediante créditos bancarios, los cuales acostumbran a llevar implícitos elevados intereses. También se evita tener que recurrir a donaciones empresariales, estrechamente fiscalizadas y que en ocasiones han acabado siendo casos de corrupción política.

Sin embargo, el fundraising no está libre de la sospecha de la mala praxis. Trata de ser más transparente de cara al ciudadano, pero aunque para donar haya que proporcionar datos personales, incluido un número de DNI, estos pueden ser ficticios, ya que no se controla su veracidad, y no pueden ser públicos, por la Ley de Protección de Datos.

En el crowdfunding político es habitual que, en un acto de transparencia con los simpatizantes, el total recaudado sea público. Esto es un arma de doble filo para el partido detrás de la campaña de captación de fondos, ya que si la cifra se estanca, la sensación de fiasco resulta inevitable.


¿Cómo hacer fundraising?

Hay muchas formas de llevar a cabo una campaña de captación de fondos. El método o métodos elegidos dependerá en gran medida del fin y del perfil del potencial donante. Estas son algunas de las formas más habituales de hacer fundraising:

  • Cara a cara: captación directa de donativos. Puede ser a pie de calle o puerta a puerta, y es llevada a cabo por voluntarios simpatizantes de la causa.
  • Por teléfono: en esencia, el mismo método del cara a cara, pero a través de una llamada telefónica. El sistema puede ser activo (es el organizador de la campaña quien llama al potencial donante, haya mostrado o no interés previo), o pasivo (en desuso, siendo su máximo exponente los telemaratones de antaño). En cualquier caso, suele ser necesario disponer de un call center para llevar a cabo esta estrategia de fundraising.
  • Campañas en medios: bien en los tradicionales, bien a través de internet. Este medio traslada la inciativa al potencial donante.
  • MGM: o Member Get a Member. Estrategia clásica de marketing en la que un socio ha de captar a nuevos socios de su entorno, para ampliar la base de ingresos.
  • Institucional: captación de fondos mediante instituciones públicas o empresas privadas.
  • Ventas: los ingresos se optienen mediante el comercio. La venta de merchandising de los partidos políticos entra en esta categoría, y fuera del campo de la política encontramos las tiendas de comercio justo, cuyos beneficios suelen destinarse a organizaciones sin ánimo de lucro.
  • Crowdfunding a través de las redes sociales: por último, una campaña directa de microfinanciación colectiva a través de una de las habituales plataformas puede ser también considerada como fundraising, siempre y cuando cumpla con la finalidad antes descrita.

Para financiar una campaña política mediante el fundraising se han de seguir los siguientes pasos:

  1. Comienzo de la campaña En esta fase ha de planificarse el proyecto, sus objetivos y finalidad.
  2. Publicación de la campaña Con el proyecto definido, llega la hora de hacerla pública mediante una campaña de marketing y publicidad. Su duración suele ir de los 30 a los 120 días.
  3. Finalización del plazo Una vez alcanzada la fecha límite es hora de echar cuentas. A diferencia de otros tipos de campaña de crowdfunding, se haya alcanzado o no el objetivo económico marcado el organizador se queda con el dinero (salvo que se estipulase lo contrario). En caso de no llegar a la marca, la reputación del organizador puede verse dañada.

No hay una fórmula de éxito clara y definida, pero por lo general conviene que una buena campaña de fundraising cumpla con las siguientes características:

  1. Establecer objetivos
  2. Definir y segmentar la audiencia
  3. Elegir los canales de comunicación
  4. Establecer tiempos cortos de recaudación
  5. Crear una campaña atrayente
  6. Establecer un proceso de donación sencillo
  7. Realizar controles
  8. Implicar a los donantes
  9. Informar de lso resultados de la campaña

Plataformas de fundraising

El fundraising se puede llevar a cabo de distintas maneras. Se puede hacer a pie de calle, pero también a través de internet, mediante alguna de las distintas plataformas de crowdfunding existentes:

  • Wapsi: permite la captación de fondos mediante compras online a través de sus ecommerce asociados. Un porcentaje de cada compra se destina a la ONG elegida.
  • Lilo: recaudación de fondos mediante búsquedas en internet. Cada vez que se realiza una búsqueda a través de esta plataforma se transforma en una donación gratuita que se destina a distintas causas solidarias.
  • Teaming: plataforma de recaudación de fondos a través de microdonaciones a partir de 1€ al mes.
  • Goteo: crowdfunding de recompensa para causas solidarias. Aunque incluye proyectos que apelan al puro altruismo, también da voz a otros que sí ofrecen algún tipo de recompensa a sus donantes, pero esos proyectos siempre tienen un objetivo social.
  • Giving Tuesday: nació como alternativa al Black Friday, y se 'celebra' el último martes de noviembre. Promueve la solidaridad y es usado por ONG para dar un impuslo a sus campañas.
  • MiGranoDeArena: fundación sin ánimo de lucro que fomenta la participación ciudadana a favor de causas solidarias. También realiza programas de responsabilidad social corporativa con empresas.

Asociación Española de Fundraising

En España existe una asociación centrada precisamente en la captación de fondos, la Asociación Española de Fundraising (AEFr). Se trata de unaorganización sin ánimo de lucro que busca desarrollar la filantropía en España.

Nació en 1997 y lleva representando los intereses de las instituciones que defienden causas de interés público desde entonces. Las ayuda con el desarrollo de estrategias de captación de fondos privados, y estos pueden proceder de la ciudadanía o de instituciones privadas.

Juan Ribón Juan Ribón Juan es licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Valladolid. Cuenta con más de seis años de experiencia escribiendo en medios online. Apasionado de los temas de actualidad, sus conocimientos y saber hacer dan respuesta a las preocupaciones sobre cuestiones financieras en Roams.