Roams Logo
×
Academia Finanzas
academia logo
×
Roams Logo
Madre e hija recogiendo colada de su vivienda habitual

¿Cómo demostrar una vivienda habitual? Certificado y pruebas

87 personas han leído este post
Isbelt Martín

Isbelt Martín Entrada actualizada el viernes, 29 de octubre de 2021

Academia Finanzas logo

¿Cómo demostrar la vivienda habitual? La Agencia Tributaria exige demostrar cuál es la vivienda habitual de una persona. Esta consideración la debe acreditar el contribuyente para que el Estado conozca su domicilio y así proceder en materia de impuestos y regulaciones.

¿Cuál es la vivienda habitual?

¿Qué se considera vivienda habitual? Para la Agencia Tributaria, cualquier vivienda en la que una persona reside de forma permanente durante tres años como mínimo se considera vivienda habitual.

Si la vivienda acaba de ser adquirida en propiedad, deberá ser habitada de forma inmediata por el comprador en un plazo de doce meses desde el momento de la adquisición o la finalización de las obras de construcción del inmueble.


Certificado de vivienda habitual

Para acreditar nuestra residencia habitual y conseguir un certificado de vivienda habitual que lo confirme es importante mostrar primero el padrón del contribuyente, aunque esto no demuestra nada por sí solo.

Existen numerosas pruebas que pueden acreditar que la residencia de esa persona se corresponde con su vivienda habitual como por ejemplo:

  • Correspondencia bancaria del contribuyente.
  • Dirección que aparece en su DNI.
  • Declaración de la Renta donde aparece la dirección.
  • Escrituras notariales.
  • Certificado del presidente de la comunidad de vecinos confirmando que la residencia del susodicho se corresponde con su vivienda habitual.

Con la entrega de estos documentos, el contribuyente consigue una prueba de residencia habitual, constando así en la Agencia Tributaria.


Demostrar la vivienda habitual sin estar empadronado

El domicilio fiscal y el empadronamiento puede ser distinto. El padrón municipal actúa como registro de los domicilios habituales de los ciudadanos. Se puede dar el caso de residir en un lugar en el que no se está empadronado. En este caso se necesita que la administración reconozca que esa es tu vivienda habitual. Esto se suele pedir si dicha persona es beneficiaria de una reducción de impuestos, como el IRPF.

Hacienda comenzará una investigación para corroborar que aunque no estés empadronado en ese municipio, la vivienda se corresponde con tu vivienda habitual.

Para demostrar la vivienda habitual sin estar empadronado se deberán presentar algunas pruebas como:

  • Recibos de comunidad de propietarios.
  • Certificado de centro de trabajo.
  • Libro de familia que demuestre que los hijos del propietario nacieron en el lugar de la vivienda.
  • Recibos de la luz, gas o Internet.

Isbelt Martín Isbelt Martín Isbelt es graduado en Administración y Dirección de Empresas. Experto en marketing digital, tiene más de 3 años de experiencia acercando las condiciones de los distintos productos financieros a los consumidores. Isbelt se encarga de releer la letra pequeña de los préstamos, hipotecas, cuentas y tarjetas en Roams.